X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

GRAND PLACE / OPINIÓN

Göbbels y la posverdad

30/01/2018 - 

“Los desahucios forman parte de la leyenda urbana”. Nos hemos hecho eco todos, ¿verdad? Por si a alguien le había pasado desapercibido, en una semana convulsa de los últimos coletazos del Procès y de los primeros de la causa Gürtel, o caso Correa, como reivindica su protagonista. En una semana en la que el Gobierno español y el Tribunal Constitucional rizan el rizo para evitar que Carles Puigdemont vuelva a presidir el Govern catalán…, en una semana en la que Ricardo Costa ha confesado ante el juez y ante toda España que el Partido Popular se financió con dinero negro…, en esa precisa semana un señor ha dicho en un foro académico que no hubo desahucios de ciudadanos por no pagar su hipoteca durante la crisis financiera en España. 

Joseph Goebbels también lo dijo: “Una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en verdad”. Como la teoría de la posverdad, la palabra del año, de hace un año: los hechos objetivos influyen menos a la opinión pública que los llamamientos a las emociones y a la creencia personal. Pues mire, no, hubo deshaucios.

Al menos hubo uno bastante conocido, el del ciudadano catalán que fue a defender su caso hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y cuya sentencia obligó al Gobierno español a modificar la Ley Hipotecaria por ser contraria al derecho comunitario. Fue el magistrado del juzgado de lo mercantil de Barcelona, José María Fernández Seijo, quien planteó la cuestión en Luxemburgo y quien critica con ironía las palabras de este señor en una entrevista en la radio donde le piden su opinión…

¿Y quién es ese señor? Se llama Juan Antonio Alcaraz y es director general de CaixaBank. ¿Y qué ha dicho exactamente? Los desahucios forman parte de la leyenda urbana, nosotros no hemos desahuciado a nadie. Los bancos no queremos desahuciar a nadie”. ¿Y dónde lo dijo? En unas jornadas inmobiliarias en Madrid de la escuela de negocios IESE. Tengo un amigo que está haciendo su tesis doctoral sobre la aplicación de la filosofía a la economía. Faltaría su aplicación a la ética.

Y también dijo en cuanto a las cláusulas suelo, que se activaron para proteger a los titulares de las hipotecas y que tenían un máximo y un mínimo. "No conozco a nadie que cuando los tipos habían subido dijera: mire usted, vengo a pagar la diferencia”. Que no, que eso sería la cláusula techo y, como bien indica su nombre son cláusulas suelo, que si el euribor baja, usted no me baja el interés. Y que en los juzgados y en las notarias nos hemos cansado de ver las cláusulas suelo, su-e-lo. Y que por eso hay otra sentencia de nuevo de su amigo el tribunal europeo con sede en Luxemburgo, que le dice que, además, tiene que devolver lo cobrado de más con retroactividad. 

¿Y quién dijo que lo dijo? Ah, sí, Juan Antonio Alcaraz, director general de CaixaBank. Lo repito para que no se nos olvide, como tampoco deben olvidársenos los 60.000 millones de euros que estamos pagando todos los españoles para el rescate de una banca que ya tiene beneficios. Y en ambos paquetes entra CaixaBank, señor Alcaraz.

¿Y quién es el señor Alcaraz? ¿Un empresario de éxito? ¿Un emprendedor? ¿Un filósofo? ¿Un artista? Sí, aquí parece que sí acertamos, porque hay que ser muy artista para atreverse a decir lo que ha dicho viniendo de donde viene y estando donde está. Para acabar diciendo una gran posverdad: que esto lo han pagado los accionistas de los bancos y nosotros como contribuyentes”. Sí, claro, los pequeños accionistas de las preferentes, que ya ni nos acordábamos, ¿verdad?

¿Y de dónde viene? Vamos a consultar su experiencia profesional en fuentes solventes. En un articulo de Valencia Plaza se dice que Alcaraz procedía de la extinta Astroc donde fue consejero delegado y desde donde se incorporó al Banco Sabadell hasta 2007 como director general adjunto ejecutivo, director general adjunto y responsable de la división de empresas.

Por partes. Astroc fue la primera empresa que cayó con la burbuja inmobiliaria en 2007, meses después de salir a Bolsa, dicen que con la contabilidad manipulada. Un año antes había comprado la inmobiliaria del Banc Sabadell, justo cuando Alcaraz estaba allí. Y de ahí pasa a La Caixa como director general adjunto. El Santander, el Central Hispano y hoy CaixaBank son otros bancos que figuran en su curriculum. Éste último, rescatado con el dinero de todos y con él al frente durante toda la crisis: con preferentes, deshaucios, cláusulas suelo y la locura inmobiliaria, como la de Astroc, que comenzó especulando con suelo, éste de verdad, comprando terrenos.

¿Seguimos? Tiene usted razón. Esta fiesta que usted no ha visto la pagamos todos. Lo acaba de confesar sin rubor el Gobierno español y el Banco de España. Este último calculaba hace seis meses que sólo se recuperarán 14.275 de los 54.353 millones del rescate público. Es decir, del dinero que Bruselas le dio al Gobierno español en 2012 del Mecanismo Europeo de Estabilización para que recapitalizara el sistema financiero, sus bancos. No los nuestros. De verdad… 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email