X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

operación taula

Grau: “Yo no era ‘exactamente’ el organizador de la campaña de Rita Barberá”

El que fuera mano derecha de la alcaldesa aprovecha su comparecencia en Les Corts para quitarse responsabilidad en el presunto dopaje electoral

4/05/2017 - 

València. El ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha mostrado su yo más vehemente ante los miembros de la comisión de Feria Valencia en Les Corts. Fiel a su estilo ‘contestón’ que ya le hizo famoso en las ruedas de prensa del Ayuntamiento cuando aún gozaba del respaldo de su partido, el PP, y de la máxima confianza de la entonces alcaldesa, Rita Barberá, no ha dudado ni por un momento en encararse a los diputados de las formaciones de izquierdas que le preguntaban sobre los sobrecostes de la feria.

Aunque no solo de la feria se le ha preguntado. Obviamente, la investigación del presunto dopaje electoral de la campaña de Barberá en 2007, de la que informó en exclusiva Valencia Plaza, ha sido un tema recurrente. Grau, ha aprovechado para lavar su imagen de cara a una posible citación judicial cuando, preguntado sobre su papel de supuesto ‘cerebro’ de dicha campaña, ha contestado “yo no era exactamente el organizador de la campaña”, y ha apostillado que “Yo solo he firmado un contrato por 150.000 euros con Laterne (empresa encargada de la campaña). Yo era el coordinador y el encargado de redactar el programa”.

Su declaración, que claramente iba encaminada a restarse responsabilidad sobre la presunta financiación irregular del PP de la ciudad de Valencia, no dejó indiferente a nadie. De hecho, los diputados le preguntaron sobre si él como representante del consistorio en el recinto ferial medió de alguna manera para que Laterne tuviera contratos por valor de 560.000 euros en materia de comunicación cuando ya existía un gabinete en feria. Ante esta pregunta, Grau afirmó “no me pregunte a mí. No recuerdo haber hablado de eso en las juntas. Nunca he favorecido a Laterne para que trabajara con Feria Valencia”.

Otro de los puntos calientes de su intervención fue la referida al congreso nacional del PP, cuya factura superior a medio millón de euros todavía está por abonarse, y que se encuentra a la espera de juicio.

El que fuera mano derecha de Barberá repitió en diversas ocasiones que: “He dicho que cuando se trató se habló de emprender acciones legales”. Es más, ante la repetición de la pregunta terminó saltando y diciendo: “¿Qué otra cosa tenía que hacer, no sé, encadenarme a la puerta?”. “Yo no abrí la puerta al PP. En absoluto tuve nada que ver con el congreso ni intermedié con nadie. En absoluto me reuní con nadie. A nivel de la feria se alquilaban metros cuadrados y daba igual a quién se lo alquilaban. Lo único es que tenían que pagar. Y siempre ha dicho de emprender acciones legales contra quienes no pagaban las facturas”, repitió Grau a los presentes.

 
A preguntas sobre unas declaraciones suyas sobre el citado congreso, el ex vicealcalde dijo que: “En ningún caso dije que la feria estuviera encantada en regalar nada a nadie. Si se elige a un presidente nacional, en un congreso nacional, evidentemente una oportunidad de mostrar las instalaciones. Nunca se ha regalado. Lo que no se paga es una deuda y no un regalo. Estaba muy de acuerdo en que se denunciara”.

Feria


En cuanto a los sobrecostes de la feria, Grau utilizó la fórmula del tiempo pasado para no contestar a las preguntas sobre las actas firmadas. Simplemente se limitó a decir que ha pasado mucho tiempo y que lo que ponga en las actas así será”. Lo que sí hizo es aprovechar la comparecencia para desvirtuar el informe de la Intervención de la Generalitat que alertaba de los sobrecostes diciendo que “Ni encuentro ni dejo de encontrar normal los sobrecostes. Si hasta por parte de la Fiscalía se archivó, no sé de qué estamos hablando aquí”. Y cerró este apartado con “El informe de la intervención está absolutamente desvirtuado. No es una valoración, salvo que entendamos por valoración los criterios de la Fiscalía”.

Uno de los argumentos que más defendió fue que él iba para salvaguardar el patrimonio municipal, ya que si feria quebraba, los terrenos al ser municipales volvería a la titularidad del consistorio. Con respecto a esto afirmó que: “Iba a la feria tres o cuatro veces al año. Mi misión era la defensa de los intereses municipales. Sí que asistí a reuniones en el Instituto Valenciano de Finanzas, siendo Moragues conseller pretendían la modificación de los estatutos y que el ayuntamiento cediera parte derechos patrimoniales. Evidentemente defendí la postura de no ceder ni un céntimo. Lo dije allí y lo digo ahora. Fueron unas sesiones un poco tormentosas. Entiendo que la Generalitat hizo inversión en feria como lo podía hacer en una autovía. La feria es un motor muy importante, pero porqué lo hicieron no sé, el ayuntamiento no lo pidió”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email