X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de abril y se habla de CVMC HORTA VALENCIANA diseño Encuesta Compromís
GRUPO PLAZA

violencia de género

Grupo Gama: El poder de la denuncia

Atajar una situación de malos tratos está en manos de la sociedad pero al final son las mujeres las que ponen freno a su situación. Pueden pasar años o no decidirse nunca. El grupo GAMA de la policía local de València ayuda a dar el primer paso

12/04/2017 - 

VALÈNCIA.- Con miedo. Con angustia. Con su mente y corazón divididos. Recordando el titular de un medio de comunicación hablaba sobre una nueva víctima de la violencia de género. Sin saber qué les deparará el futuro. Solas. Así llegan, la mayoría de las veces, las mujeres que sufren malos tratos al retén de policía. Y lo hacen para poner freno a ese delito que desde hace tiempo sufren en la secreta intimidad del hogar o con el cómplice silencio de vecinos y familiares que prefieren mirar hacia otro lado. En ese retén, un agente del Grupo de Atención a los Malos Tratos (GAMA) de la Policía Local de València la atiende. Es consciente de su fragilidad y de que en sus manos está su futuro, por ello hará lo imposible para sacar de nuevo esa fortaleza interior que tiene para que rehaga su vida.

Sus primeros pasos son escuchar su situación, ofrecerle medidas de protección, asesoramiento y el acompañamiento personal para formalizar la denuncia. Con esa denuncia, agente y víctima estarán en constante comunicación e incluso el agente podrá realizar visitas sorpresa en el caso de sospechar que el agresor está quebrantando la orden de alejamiento. Un trabajo especializado que comenzó en València pero que ya se está implantando en otras localidades de la Comunitat Valenciana para actuar con mayor celeridad en este tipo de casos y dar una mejor atención a las víctimas. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Denunciar no es un proceso sencillo, puede durar años y «parece que la responsabilidad última solo recaiga en la mujer», lamenta la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato. Una presión que en su opinión no deberían tener, pues se trata de mujeres «deterioradas psicológicamente que, la gran mayoría, llevan tiempo sufriendo agresiones y vejaciones y tienen la autoestima baja. Sin olvidar que algunas también reciben amenazas de sus agresores». Por ello insiste en que la violencia machista «atañe a toda la sociedad y son cada vez más los espacios en los que puede ser detectada (colegios, centros de salud, familiares, vecinos...)». 

(Lea el artículo completo en el número de abril de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

POLÍTIC.ES

Invisibles 

No hauríem de deixar que l’estadística ens impedisca veure el fons de qüestions com la dependència o la violència de gènere

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email