X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

intermedian para ofrecer vivienda a trabajadores desplazados

Homyspace, la 'startup' que quiere ahorrar dinero en alojamiento a las empresas

23/07/2018 - 

VALÈNCIA. Cada vez es más habitual que las empresas desplacen trabajadores a otras ciudades fuera de su origen, ya sea para realizar formaciones, reforzar sus conocimientos en otras delegaciones, cerrar acuerdos o abrir nuevos destinos. Sin embargo, conseguir alojamiento para estancias de pocos meses no es fácil si la intención no es optar por un hotel, mucho más caro e impersonal que una vivienda.

Aquí es donde ha encontrado su nicho la startup valenciana HomySpace. Su misión es encontrar alojamientos para trabajadores de empresas, ya sean muchos o pocos; en España o en otros países europeos, incluso en Estados Unidos. Las empresas acuden a HomySpace con una petición de alojamiento y ellos buscan una solución para la compañía, asumiendo la gestión y reduciendo los costes finales para la empresa.

Empezaron a trabajar la estancia media en general, sin ningún nicho concreto, para al final enfocarse en el sector corporateEntre sus clientes ya tienen compañías de referencia como Louis Vuitton, Renault o Ferrovial. Los  socios fundadores se conocieron en un Allstartup, evento realizado por la incubadora Demium Startups para unir a emprendedores e iniciar proyectos. 

A pesar de que no estaban en el mismo equipo, decidieron unirse. “Quisimos trabajar juntos”, asegura Ángel Mayoral, CEO de HomySpace. De hecho, uno de los modelos de negocio propuestos en el evento fue un copycat de una startup americana dedicada a alquilar edificios enteros para empresas con servicios comunes, como cantina o lavandería. 

“Pensamos que implantar esto en España era complicado porque solo tenía sentido en ciudades como Los Ángeles o San Francisco”, reconoce. Entonces llegó el nuevo modelo, que parte de una experiencia personal. “Yo venía del mundo del retail. He trabajado en Game Stop, una multinacional americana, y en Mediamarkt, empresa en la que pasé de València a Barcelona. Sin embargo, no tenía claro que me quisiera quedar a vivir allí”, explica Mayoral. “Busqué un alquiler temporal, para tres o cuatro meses, y me costó mucho encontrar una vivienda que me permitiera estar solo ese plazo y luego renovar o no seguir”. En ese momento detectó una oportunidad al darse cuenta de que esta situación se replicaba para muchos profesionales que no querían quedarse en un hotel o no querían firmar un contrato de larga duración.

Los inicios fueron duros. “No sabíamos si era mejor tener pisos y ofrecerlos o si ofrecerlos y luego buscar los pisos. Empezamos por la parte de captar producto y ponerlo a disposición de las empresas. Nos costaba muchísimo porque los propietarios querían que llegaras con ventas prácticamente cerradas. Curiosamente, haciendo una campaña para captar inmuebles nos entró la solicitud de una empresa valenciana que se quería desplazar a Palma de Mallorca y alojar a doce trabajadores durante tres meses”, explica.

Buscaron una solución y encontraron una villa. “La empresa quedó muy contenta, se ahorró casi 9.000 euros respecto al coste de alojarlos en un hotel o pensión y los trabajadores estaban muy contentos con su piscina y su barbacoa”, asegura. Mientras, el propietario pudo rentabilizar su vivienda, enfocada al turismo, en una época baja. “Esta empresa, durante nuestra trayectoria, nos ha realizado ocho reservas por toda España y a ese propietario en concreto le hemos dado más de 35.000 euros en beneficios durante visitas o estancias de otras empresas”, contabiliza y asegura que el 25% de sus clientes llegan por recomendación.

Sus alojamientos van desde estudios para un perfil ejecutivo a grandes grupos. “Hemos llegado a alojar a trabajadores en grupo de empresas como Prosegur en los que se han desplazado 70 personas o más”. Su modelo  de negocio es cobrar una tarifa de gestión “muy simbólica”. “No vivimos de grandes comisiones. Para nosotros lo importante es la recurrencia de las empresas. Preferimos tener una tarifa económica y convertirnos en su proveedor de referencia”.

Iniciarán la internacionalización este año

A día de hoy ya han cerrado operaciones con centenares de empresas. “Podemos decir que en el poco tiempo que llevábamos nuestros proveedores de inmuebles han tenido beneficios de mas de cuatro millones de euros alojando a trabajadores de compañías con HomySpace”. Actualmente están presentes en toda España y en las principales ciudades europeas, como París, Berlín, Roma, Oporto, Lisboa e incluso Teherán, además de Nueva York y Miami. Aunque todavía no se encuentran en un proceso de internacionalización y estos servicios responden a peticiones de empresas nacionales, abordarán la salida al exterior en el último trimestre del año. “Estas salidas nos sirven para ir validando el mercado en distintas ciudades fuera de España, donde percibimos que tienen la misma necesidad, que al final es global”.

La compañía se ampara en la ley de Arrendamientos Urbanos para ejercer su actividad, ya que se tratan de medias estancias que se pueden prorrogar si las dos partes está de acuerdo. No necesitamos licencia turística. “El beneficio para el propietario es que la empresa siempre paga. El inquilino de empresa es perfecto porque no genera desperfectos ni molestias, hace gasto en los comercios de la zona, se convierte en un vecino mas durante unos meses y es totalmente legal, porque en todo momento está identificado. No hemos tenido casos de impagos ni de desperfectos y además, supone una gran rentabilidad para los propietarios, tanto para completar los calendarios de los inmuebles dedicados al turismo como para el resto, los propietarios que prueban a alquilar con nosotros quedan encantados", asegura Mayoral.

Entre los beneficios para la empresa, el CEO de HomySpace destaca el tener la gestión de los desplazamientos bajo control, ahorrar mucho dinero en la política de viajes, tiempo en la búsqueda de inmuebles y tener total flexibilidad, sabiendo que el dinero siempre está a buen recaudo. “No pagamos al propietario hasta 24 horas después del checking, una vez que la empresa nos confirma que todo está correcto".

Actualmente son 16 personas en la empresa y tienen su sede en la Universitat Politècnica de València. “Estamos en plena contratación de talento para cubrir varios puestos”, destaca e insiste en que priman la promoción interna para escalar en puestos de responsabilidad en la compañía. Acaban de cerrar una ronda de financiación “con los fondos más importantes del país”, y ya tienen inversores de rondas pasadas como Encomenda Smart Capital, liderado por Carlos Blanco y Oriol Juncosa.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email