X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Confían en recaudar 2 millones de EUROS cuando salgan al mercado 

Insulclock: una solución para millones de personas tratadas con insulina

23/11/2015 - 

MADRID. Insulcloud es una startup tecnológica española centrada en el sector de ehealth e IoT, que diseña y fabrica dispositivos para  mejorar la calidad de vida de personas con enfermedades crónicas. Enfocado a la diabetes, han desarrollado Insulclock, un dispositivo electrónico para evitar errores en el suministro diario de la insulina.

Si uno de los parámetros que se tiene cuenta para calibrar la grandeza de un ingenio es el impacto social, hay que decir que este es importante porque la solución atañe a más de 382 millones de personas en todo el mundo, 4 de ellos españoles, que padecen diabetes. La solución de insulclock no se dirige a todos los afectados, sólo a aquellos que deben inyectarse la insulina periódicamente para restablecer los niveles de glucosa, los denominados insulinodependientes, como es el caso de uno de los dos impulsores de esta idea, José Luis López, que se inyecta 5 veces al día. Como él, 1.2 millones de personas en España.

La diabetes en la familia de José Luis debutó primero en su hermana de 9 años y luego se le declaró a él. Pero insulclock, más que por su condición de diabético, surge por la afición suya y de Jesús Arenas, su socio, a los inventos desde muy pequeños y por el carácter emprendedor observado en el padre de José Luis.

Antes que insulcloud, nombre de la startup, fundó en 2002 Novo Alquiler, una empresa que se anticipaba al modelo de negocio que hoy explota Airbnb, y otra compañía de marketing empresarial y ayuda a la digitalización de las pymes. Ambas siguen funcionando con éxito.

25.000 fallecimientos al año

Fue en Granada donde anunció a un grupo de familiares que él lo que de verdad quería era hacer algo que mejorase la calidad de vida de los insulinodependientes. “El problema no es aprender a vivir con la diabetes sino suministrarla de forma adecuada conforme a lo pautado. Cometes errores, tienes olvidos, confundes o repites las dosis, cambias el tipo de insulina que te han prescrito... Todo ello se agrava cuando el paciente es un niño, una persona dependiente o un anciano que llegan al especialista con las métricas confundidas. Ese es el principal riesgo porque el terapeuta marca el tratamiento según los resultados que le presentes”. Recuerda también José Luis López que la diabetes, además de ser una enfermedad crónica, sólo en España causa el fallecimiento de 25.000 personas al año. Acostumbrados como estaban a sus ocurrencias, no debieron de prestarle mucha atención cuando hizo el anuncio en Granada.

Salvo Jesús Arenasel mismo que como perito y profesor de electrónica y a quien José Luis se refiere a veces como “mi primo” sin quedar claro si los lazos son afectivos o familiares. Entre ambos llegaron a la conclusión de que la mejor manera de combatir los despistes en el suministro de la insulina era automatizar la gestión de las tomas. En función de esto, diseñaron el prototipo.

Insuclock es un sistema basado en un dispositivo en el émbolo que recoge información tan importante como cuándo te pones la insulina, la cantidad y el tipo. La solución se asocia a una aplicación móvil que recoge esta información y que genera todo tipo de alarmas para alertar a padres, tutores o terapeutas de posibles incidencias cometidas fuera de su vigilancia. “Además yo me encabezoné en que el manejo fuera muy sencillo, pensado para niños o personas con Alzheimer”, dice José Luis. 

Proyecto muy empático

El invento es susceptible de diversas aplicaciones pudiendo implementarse para otra clase de enfermedades crónicas como la esclerosis múltiple o problemas hormonales y de fertilidad. Pero el prototipo actual se restringe a la diabetes. 

Empezaron dos y pronto se sumaron César María Vicente (CTO) y José María Barranco (CMO), ahora también socios. Félix López Capel, fundador de Conectando Empresas y entonces directivo en AJE Madrid, ha mentorizado el proyecto desde el principio. A todos ellos hay que añadir un prestigioso equipo médico que respalda la iniciativa entre los que pueden citarse a Guillermo Umpierrez, entre los 5 mejores especialistas en diabetes a escala global, o dos referentes médicos nacionales como son Clotilde Vázquez y Adela Rovira de la Fundación  Jiménez Díaz así como dos asesoras diabetológicas de la misma fundación. “Montar un gran equipo ha sido fácil-dice José Luis- porque es un proyecto muy empático por el beneficio social que aporta. Así que de los dos socios iniciales ahora somos 14 personas”.

Tampoco hallar emplazamiento empresarial fue problema gracias al premio obtenido en la 4ª edición de Pasion ie, organizado por Accenture e Instituto de Empresa, y que les permitió el alojamiento en las instalaciones de AREA 31donde tienen acceso a espacio de coworking, salas de reuniones, formación y mentores. Comparten la sede con una delegación en Galicia, cedida por Telefónica Open Future de esa Comunidad.

En busca de financiación 

El prototipo está patentando internacionalmente y es ya algo tangible, con más de 400 familias esperando para testarlo. Pero falta fabricar, al menos, otras tantas unidades porque todo el capital reunido entre recursos propios de los socios, hasta un total de 50.000 euros,  y otras sumas de premios recopilados por el proyecto, otros 50.000 euros, han sido totalmente invertidos en desarrollos y trámites. Para abordar la producción de dispositivos tienen abierta una campana de crowdfunding de preventa del producto y captación de fondos en indiegoo: (https://www.indiegogo.com/projects/insulclock-time-is-up-for-diabetes#/)

Una vez en el mercado, estiman una facturación superior a los 2 millones de euros por la venta de 15.000 unidades a un precio que, aún por determinar, oscilará entre los 100-150€ para el consumidor final. Junto a la venta directa del producto y la app abrirán otras líneas de negocio buscando partners médicos, farmacéuticos y hospitalarios. Estudian también la expansión en el extranjero mediante la fórmula de franquicia o comercialización en exclusiva. El servicio en la nube combinado con Big Data les permitirá, asimismo, ofrecer estudios útiles sobre la diabetes y su evolución.

Por un puñado de sueños

El desarrollo, por el momento, parece interesar no sólo al mercado sino también a buena parte del ecosistema emprendedor. Así, además del premio Pasion IE ya referido, han sido galardonados en 2015 con los Premios Emprendedor XXI, estuvieron entre las 100 startups finalistas en el último South Summit, han sido una de las 15 startups seleccionadas por Google en su Concurso de Startups Innovadoras en Mobile y también llegaron a la final como Pyme Innovadora por AMETIC en sus premios Innova eVIA2015. En cuanto a subvenciones, han superado la primera fase del Instrumento Pyme de la Comisión Europea Horizon2020 entre miles de proyectos presentados, por lo que recibieron una interesante ayuda económica. 

El proyecto lo presentaba el pasado viernes, 13 de febrero, José Luis en un espacio TEDX. “Por un puñado de sueños”, era el título de su charla pero el suyo, el de mejorar la calidad de vida de millones de personas tratadas con insulina, ya se ha cumplido. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email