X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de febrero y se habla de CONSUM Puerto mediterráneo operación taula encuesta electoral
GRUPO PLAZA

EL TINTERO / OPINIÓN

Jávea, lo bello y lo sublime

Los más afortunados contaban las últimas horas del verano, de las vacaciones, pues el inicio de septiembre a media semana hizo que hasta el domingo 4 muchos siguieran en 'modo off'. La ola de calor nos sorprendía a todos en cualquier punto de España y ante un domingo que tenía como banda sonora el clásico del Dúo Dinámico, ‘El final del verano’, Jávea, ese paraíso de la Costa Blanca se convertía en un auténtico infierno

11/09/2016 - 

En estos días de terrible calor, cometí el atrevimiento de sumergirme en un pequeño libro, un tratado sobre ‘Lo bello y lo sublime’ firmado por el filósofo Emanuel Kant, y la providencia quiso que en sus páginas encontrara la sensación que muchos tuvimos al conocer como ardían algunos parajes de nuestra querida Comunitat. Considera el autor que dentro de lo sublime, existe lo sublime terrorífico, algo que provoca terror, que conmueve. Así nos sentimos muchos al ver como las llamas encontraban en las elevadísimas temperaturas y el viento cálido su aliado perfecto para quemar nuestra tierra. 

En estos días muchos nos encontramos perdidos en los eternos, y muchas veces inútiles, análisis sobre qué sucederá con la situación de parálisis institucional y bloqueo político. Pero el fatídico domingo 4 de septiembre de 2016 será recordado como un día negro, un día donde quizá el infortunio, quizá la maldad humana [mientras este Tintero se escribe las hipótesis barajadas sobre la causa de los incendios no están claras] convirtieron una de las zonas más bellas de nuestra geografía en un paisaje negro, calcinado por la voracidad del fuego. Los terribles y numerosos incendios de la última semana en algunas localidades del norte de Alicante: Jávea, Benitachell, Bolulla, Tárbena han sido los tristes protagonistas de las informaciones. Con especial incidencia en Jávea, ese rincón privilegiado en el extremo este de nuestra península por el que se conoce como ‘el amanecer de España’.

En primer lugar creo que es obligado reconocer y elogiar la eficaz y valiente labor que realizan en estas difíciles situaciones los militares (UME), la Guardia Civil, la Policía, los Bomberos, Protección Civil y por supuesto la sociedad con su ayuda voluntaria y su solidaridad. En Jávea las comisiones de fiestas cambiaron al instante las celebraciones y la alegría por el trabajo y la coordinación con las instituciones, algo encomiable. Las visitas de los políticos a la zona afectada dan muestra de la gravedad de lo ocurrido, y espero y deseo que sirvan para fortalecer la protección y reforestación de nuestro territorio. El Presidente de la Generalitat, Ximo Puig fue valiente y saltándose la habitual corrección política calificó estos actos de “terrorismo medioambiental” y dijo que si ha sido causado por el hombre, estaríamos ante un “malnacido y un desgraciado”. Bravo por la contundencia.

También es importante destacar que en estas situaciones de emergencia, las redes sociales se convierten en el primer, y a veces único, medio en informar sobre el terreno. Cuántos vivieron la noche del domingo conectados a Facebook y Twitter donde tanto diarios locales como particulares ofrecían informaciones, fotos y vídeos que hicieron sucumbir a mucha gente en una auténtica pesadilla. Tras ella, han surgido algunas voces –sobre todo en redes sociales– diciendo que la actual Ley de Montes permite construir en terreno quemado y otras consideraciones que pese a su buena intención, crean bulos o falsedades que debemos aclarar. 

En este aspecto, el artículo 50 de la Ley 43/2003 de Montes deja claro “queda prohibido el cambio de uso forestal al menos durante 30 años” y en cuanto a la frase que ha suscitado el debate: “las comunidades autónomas podrán acordar el cambio de uso forestal cuando concurran razones imperiosas de interés público de primer orden que deberán ser apreciadas mediante ley”, este tipo de razones no son construir casas o mansiones, sino tramos de AVE, carreteras y otro tipo de infraestructuras estratégicas para la nación, lo cual no se da en de la zonas afectadas por estos terribles incendios. Además muchas de ellas están declaradas como parque natural o parque forestal y tienen una especial protección. Por otro lado, ya han surgido imágenes en algunas con carteles de inmobiliarias, y es bueno que se sepa que al margen de montajes fotográficos, tan populares hoy en día; hay carteles, postes y demás que no sucumbieron a las llamas. Al margen de todo ello, no todas las zonas estaban catalogadas con el mismo valor, en concreto la zona del Saladar es terreno urbanizable desde hace más de 20 años. Mantengamos la calma.

Sirvan estas líneas como un homenaje a todos los valientes que han luchado y luchan contra las llamas desde tierra y desde el aire, y por supuesto como homenaje a Jávea. Ese lugar donde muchos encontramos el auténtico significado de lo bello y lo sublime. Finalizo haciendo mías las siguientes palabras:

“Porque todo ser humano, en un instante de esa lucha en la que está inmerso, se detiene y siente que necesita buscar algo que le satisfaga y que le suponga llenar un vacío para poder decir que está realmente vivo. Es éste el verdadero significado que para mí tiene Jávea”

Matías Prats en el prólogo del libro-guía Jávea.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email