X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

catedrático de Derecho Civil y Vicedecano de la Uv

Javier Plaza: "La inteligencia artificial es una oportunidad para España y para Europa"

18/11/2017 - 

VALÈNCIA. "La inteligencia artificial es una oportunidad para España y para Europa". Así de claro lo ve Javier Plaza Penadés, catedrático de Derecho Civil y Vicedecano de la Universitat de València y miembro del Comité de Sabios constituido desde el Gobierno para hacer un libro blanco sobre Inteligencia Artificial y Big Data. 

La intención es abordar las implicaciones sociales, jurídicas y éticas de la utilización de estas tecnologías en las empresas, en las administraciones y la sociedad española en general. Aunque parece que todo lo que intenta tocar el Gobierno suele ser para poner barreras, Plaza insiste en que se trata de todo lo contrario. La idea es cogerse al carro antes de que sea demasiado tarde. 

El director y fundador de la Revista Aranzadi de Derecho y Nuevas tecnologías tiene claro que la administración quiere posicionar a las empresas españolas en este área en el plazo más breve posible, por lo que les ha dado seis meses para realizar la tarea encomendada. "En nuestro caso se trata de identificar carencias no solo en la protección de datos, sino en la propiedad intelectual o en los contratos, por ejemplo", explica. No obstante, Plaza tiene claro que el derecho no puede ser un obstáculo en todo esto sino que debe de promocionarlo.

La inteligencia artificial se basa en algoritmos que aprenden a base de aportarles datos y enseñarles patrones, lo que les permite tomar decisiones que podrían parecer humanas, a lo que se suma el big data como clave. De hecho, desde el Gobierno el enfoque es que esta tecnología será transversal a todas las empresas y sectores económicos. En Sanidad es fácil reconocer los usos, como la minería de datos para dar los tratamientos más personalizados posibles. Pero es evidente que puede llegar a sectores muy distintos como el agroalimentario. 

Sin embargo, la inteligencia artificial suscita algunas dudas. "Fruto de las películas de ciencia ficción hay sensación de que la inteligencia artificial es enemiga y un arma de destrucción de empleo", lamenta. "Nosotros lo vemos como una herramienta que va a transformarlo y va a estar al servicio del ser humano y del conocimiento, no por encima".

"En Justicia sería impensable que los abogados o los jueces desaparecieran y se cambiaran por máquinas. Los abogados tendrán una herramientas de inteligencia artificial que les permitirá la búsqueda de la última de información", asegura. El catedrático reconoce que el tratamiento de información es lo que dará la inteligencia artificial pero nunca suplirán al ser humano. "Aunque somos imperfectos, todos preferimos tener un juez humano que tenga la capacidad de empatizar".

Según su visión, el empleo se va a trasformar necesariamente pero será de mayor calidad y eficacia. "Incluso habrá una fuerte demanda de personas especializadas en estas tecnologías".

Valora también que la administración ponga cada vez más datos en abierto que permite un tratamiento masivo de datos y extraer saber y conocimiento. "Nosotros vamos a favorecer el uso racional del big data para conseguir que sea un arma de desarrollo para las empresas". 

Esperando a las ayudas de Europa

Europa todavía no ha empezado a legislar en este área, aunque 2017 ha sido declarado el año de la inteligencia artificial y los robots. Plaza tiene clara que las próximas ayudas europeas bordearán esta temática a partir de 2020. "Este libro pretende crear las bases para captar parte de esa financiación por parte de empresas y universidades".

"Los mayores impactos se van a ver en la normativa de protección de datos y que nos darán derecho a conocer qué tratamiento se están haciendo de los datos personales". La clave es compatibilizar el uso de los datos de terceras personas con que las empresas puedan rentabilizar sus inversiones. También cree que aparecerán nuevos derechos, como el derecho al olvido o conocer los perfiles que se elaboren con todos estos datos masivos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email