X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de mayo y se habla de Goerlich CVMC caso valmor OLIVA
GRUPO PLAZA

PP y Ciudadanos se suman a la propuesta del tripartito

Joan Ribó y Sandra Gómez seducen a todo el pleno con su rebaja del IBI para el pequeño comercio

30/09/2016 - 

VALENCIA. La conclusión al conflicto del IBI ha sido de lo más inesperada. La disyuntiva entre rebajar o no este tributo a 300 pequeños comerciantes enfrentaba al tripartito hace sólo una semana, pero finalmente -lo que son las cosas- ha terminado por unir a todo el pleno municipal, y tanto Ciudadanos como PP votaron a favor de la propuesta.

PSPV y Compromís, como informó este diario, habían pactado la moción en el último minuto para evitar la ruptura de la unidad de voto del Govern de la Nau. El pacto contempla bonificar el impuesto a los autónomos y pymes cuyos locales comerciales tengan un valor catastral de entre 250.000 y 350.000 euros.

Este asunto había provocado un duro enfrentamiento entre el alcalde, Joan Ribó, y la portavoz socialista, Sandra Gómez. Tras largos meses de negociación con la patronal del pequeño comercio Cecoval -con el objetivo de compensarles la subida del IBI que se aplica desde el presente 2016 a los comercios de más de 250.000 euros de valor catastral- el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, propuso a sus socios de gobierno liberar de este incremento a los comercios con locales de hasta 350.000 euros (unas 300 empresas). La cifra era muy inferior a la del millón de euros que pedían los comerciantes.

No obstante, el PSPV se topó con la negativa tanto de Compromís como de València en Comú, que argumentaban que entre esas 300 firmas "se colaban" grandes enseñas, entre ellas alguna entidad bancaria con sucursales de menos de 350.000 euros. La decisión generó un profundo malestar entre los socialistas, que interpretaron que la negativa de Ribó era realmente una revancha tras haber logrado Gómez el reparto que ella proponía para las competencias de Joan Calabuig.

Pero el acuerdo rubricado este miércoles logró combinar ambas reivindicaciones: liberar de la subida del IBI a los mencionados 300 pequeños comercios y, al dirigirse exclusivamente a autónomos y pymes, mantener el tributo a las grandes firmas presentes en esa bolsa. Tal fue el éxito de la moción que no dudaron en aprobarla los dos partidos de la oposición.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email