X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

HASTA EL 2 DE ABRIL

Jorge Sanz enfrenta al público a su propia muerte en 90 minutos de agridulce comedia

28/03/2017 - 

VALÈNCIA. El actor Jorge Sanz se ha mostrado satisfecho con su momento personal y profesional después de tantos años dedicados a la interpretación. "Estoy plenamente satisfecho de mi trabajo en teatro, salgo a disfrutar", ha aseverado.

Así lo ha señalado el popular artista en la presentación este martes del espectáculo 'Tiempo', que protagoniza en el Teatro Talia de València del 29 de marzo al próximo 2 de abril y que, según propias palabras, es "su puesta de largo".

En esta obra -con texto de Quim Masferrer y dirección de Ramón Fontserè- Sanz se mete en la piel de un hombre al que le quedan 90 minutos de vida. Al inicio de la función, el actor sale a escena con una silla de ruedas y un pijama, se enfrenta al público y rompe una pared. "Señores, gracias por haber venido, han venido ustedes a ver un espectáculo que no voy a hacer, porque no tengo ánimo".

De este modo arranca la comedia "agridulce" que el actor no define como un monólogo a pesar de su soledad sobre el escenario. En su opinión, durante la obra también interactúa con el público, ya que les pregunta directamente ¿qué harían si les quedaran 90 minutos de vida?.

Jorge Sanz ha comentado que entre las reacciones de los espectadores están los que se encuentran "acongojados", sin saber que se pueden reír y tardan algunos minutos en entender "que se trata de una comedia". "La gente no se va de vacío, ya lo veréis", ha garantizado a los presentes.

La puesta en escena cuenta con un elemento visual desde el que Sanz "hará virguerías", se trata de una silla de ruedas que el actor utiliza para torear, saltar o bailar en el escenario. Incluso hay un número musical, un vals ejecutado sobre este vehículo. El proyecto surge gracias al trabajo de Masferrer y Fontserè, que pese a "ser diametralmente opuestos" en sus ideas han conseguido "hablar el mismo idioma".

Durante el proceso, Sanz ha tenido la oportunidad de trabajar con Fontserè a quien conoció por casualidad en una comida que se organizó durante el rodaje de una película. A raíz de pasar cuatro horas con él en un coche, surgió una amistad que les acompaña pero que no es el motivo por el que trabajan juntos. "En este oficio no te juegas tu prestigio y tu trabajo por amistad, trabajas con alguien si crees que va a estar a la altura", ha aseverado el artista.

 "Ramón Fontserè --ha continuado-- ha conseguido que me pasen cosas, que yo haga cosas y que al público le pasen cosas. Es como cuando cocinas mal pero hay un plato que haces bien e invitas a tus amigos a comer, esa sensación de invitar a tus amigos a un manjar es la sensación que tengo yo cuando salgo a escena".

El actor también ha hablado sobre la naturaleza del género, para defender que "desde el humor se pueden y se deben tocar todos los palos". Preguntado por si a alguien a quien le falten 90 minutos de vida puede reírse, Sanz ha alegado que para contestar con propiedad "debería pasarle de verdad", pero en líneas generales, se ha mostrado convencido de que, "si la vida te la tomas con comedia, la muerte también".

Finalmente, el intérprete ha recordado quiénes son sus maestros y ha mencionado a Fernando, David y Jonás Trueba, además de clásicos como Groucho Marx o Billy Wilder. "La comedia nace del drama", ha dicho Jorge Sanz, que ha afirmado estar "en el mejor momento" de su vida.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email