X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la aportación del estado para financiar el sistema no llega a 20 euros por persona 

La Comunitat se mantiene a la cola en la valoración de expedientes de dependencia

11/10/2017 - 

VALÈNCIA. La Comunitat Valenciana se mantiene a la cola del conjunto de comunidades en la valoración de expedientes de dependencia, un requisito necesario para acceder a las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Con un 84% de dictámenes de valoración emitidos sobre el total de solicitudes, la región se encuentra "claramente por debajo del estándar" del conjunto de comunidades, que al término del primer semestre era del 93%.

Esta es una de las principales conclusiones del segundo estudio 'Observatorio de dependencia' que la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) publicó este jueves. En líneas generales, el trabajo apunta que el sistema que creado por la Ley de Dependencia de 2007 es una "estupenda idea", pero está "pésimamente implantada" porque los servicios y las prestaciones no cuentan con financiación suficiente. Tras los recortes aplicados al sistema en 2012 y 2013 como consecuencia de la crisis, los autores del estudio consideran que podría calificarse como un sistema "low cost".

Entre otras variables, el estudio repasa el mecanismo para poder acceder a las prestaciones del sistema y analiza cuál es el porcentaje de solicitudes que realmente se valoran en cada comunidad autónoma. En la mayoría de regiones, las solicitudes que llegan en un determinado año son valoradas en un 95%. Esto es, la inmensa mayoría se valoran positivamente al cumplir los requisitos que se contemplan en el baremo de dependencia.

En el caso de la Comunitat, no obstante, el porcentaje se sitúa actualmente en el 84%, solo por delante de Canarias (77%). Es un punto menos que a finales de 2016, pero tres puntos más que el ratio del 81% con el que concluyó 2015.

La posición relativa de la Comunitat en el porcentaje de expedientes tramitados sobre el conjunto de solicitudes es la misma que en el volumen de recursos que recibe del Estado para financiar el sistema: penúltima.

La aportación per cápita que realiza el Estado muestra una enorme disparidad entre comunidades. Por ejemplo, mientras que Castilla y León recibe 43 euros per cápita, Canarias ingresa del Estado cuatro veces menos: 14 euros.

La gran mayoría de regiones tiene aportaciones per cápita que oscilan entre los 25 y 20 euros, mientras que otras comunidades como Navarra, Baleares y la Comunitat Valenciana reciben del Estado menos de 20 euros por persona para financiar el sistema.

Limbo de la dependencia

La emisión del dictamen no necesariamente implica que se reconozca el derecho a prestación, ya que para eso es necesario una resolución de reconocimiento del grado de dependencia y, posteriormente, una resolución para el reconocimiento de la prestación que, según la ley, debe emitirse en un plazo máximo de seis meses desde la solicitud.

Por ello, el estudio también analiza la evolución de las listas de espera para recibir las prestaciones a las que tienen derecho, lo que se conoce como limbo de la dependencia, un tema de especial preocupación a nivel nacional y regional. Aunque la comparativa se ve alterada por el incremento generalizado que se dio entre junio de 2015 y diciembre de ese año por la incorporación al sistema de los dependientes moderados, en los últimos meses los autores reseñan "cambios alentadores".

En el caso de la Comunitat, el porcentaje de personas en esperan de recibir prestaciones se situaba en torno al 20% en junio de este año, prácticamente el mismo porcentaje que en junio de 2015, y por debajo de la media de las comunidades.

Evolución del número de personas con derecho a prestación y número beneficiarias (datos nacionales)

En el conjunto de España, el total de personas que espera recibir la prestación se eleva a 319.112 individuos, un 20% menos que en diciembre de 2015. En el caso de la Comunitat, según datos ofrecidos por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas el pasado agosto, la lista de espera de personas dependientes se sitúa en 27.905. La lista, según el departamento que dirige Mónica Oltra, se ha reducido en 16.800 personas en dos años.

La media de espera para resolver expedientes en la Comunitat se sitúa en algo más de un año, puesto que actualmente se están tramitando los de febrero-marzo de 2016.

Recuperación del presupuesto

Otro apartado del estudio en el que destaca la Comunitat, en este caso para bien, es en la evolución del presupuesto para dependencia. El informe de Fedea destaca que el gasto público del sistema de dependencia en las comunidades ha repuntado en los dos últimos años tras haber disminuido en 2014 respecto de 2012, sobre todo para Andalucía, Comunitat Valenciana, Aragón y La Rioja. En el caso de la Comunitat, los recursos se redujeron un 18% en apenas dos años.

Entre 2014 y 2016, por el contrario, la mayoría de regiones han aumentado los recursos destinados al sistema con mejoras que van desde el 2% en La Rioja al 23% en la Comunitat Valenciana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email