X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

bankia, banco sabadell y caixabank, representantes autonómicos

La Comunitat Valenciana nunca había tenido tres cotizadas a la vez en el Ibex 35

9/10/2017 - 

VALÈNCIA. Nunca antes la Comunitat Valenciana había tenido tanto peso en el Ibex 35 como a partir de ahora. Los cambios del domicilio social de CaixaBank a València y de Banco Sabadell a Alicante, que se suman al de Bankia -que nació en la capital levantina-, lo que supone tener a tres pesos pesados de la renta variable doméstica en el selectivo.

Un índice, que agrupa a las 35 cotizadas con más peso de la bolsa española, que vio la luz allá por enero de 1992 y que en su primera composición contó con la participación de Uralita. El fabricante de materiales de construcción controlado por la familia Serratosa, que no atraviesa precisamente por su mejor momento y que sigue canjeando negocios estratégicos por deuda, abandonó el Ibex 35 el 3 de enero de 2000.

Ocho años antes, en julio de 1992, Aumar debutaba en el principal índice bursátil español. Se trataba del titular de las concesiones de autopistas en el área levantina, que posteriormente se fusionó con Acesa en lo que hoy es Abertis. La única cotizada del 'Ibex 5' catalán que aguanta las embestidas del mercado tras el 1-O por aquello de tener una OPA sobre la mesa de los italianos de Atlantia, que garantizan a los inversores cobrar 16,50 euros. Un precio que se ha quedado corto, dado que la catalana lo ha más que superado llegando a marcar máximos históricos.


Hubo que esperar a diciembre de 2007 para ver otra cotizada del Ibex 35 domiciliada en la Comunitat Valenciana. Fue Iberdrola Renovables, la 'filial verde' de la eléctrica vasca, cuya matriz acabó sacándola del mercado tres años y tres meses después absorbiéndola a un precio un 44% más bajo al que la sacó al parqué.

Mientras tanto, las dos nuevas cotizadas valencianas del Ibex 35 (Banco Sabadell y CaixaBank) vivieron la semana pasada cinco sesiones de fuertes movimientos para presentar finalmente un balance negativo. De hecho, tal y como se recoge en la tabla adjunta, ambas se situaron entre las cinco que más terreno perdieron dentro del índice selectivo. 

Así, la entidad presidida por Josep Oliu se dejó en el camino un 6,17% -solo superado por el 7,75% que perdió Inmobiliaria Colonial-; mientras que CaixaBank retrocedió un 3,73% por detrás del 5,80% de Merlin Properties y ligeramente mejor del 3,22% que cedió a lo largo de la semana pasada Técnicas Reunidas. Bankia, por su parte, presentó una bajada del 1,96%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email