X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

no provisionó el posible coste de los despidos

La Fundación InnDEA ocultó pérdidas de 215.000 euros en las cuentas de 2015

Foto: MARGA FERRER
30/09/2016 - 

VALENCIA. El coste de los seis despidos realizados por la Fundación InnDEA al principio de la legislatura de Joan Ribó en el Ayuntamiento de Valencia puede superar los 300.000 euros, según se desprende de las cuentas anuales de 2015 de la entidad. Un perjuicio económico que la fundación que dirige Rafael Monterde no provisionó en su cuenta de resultados del año pasado, en contra del elemental principio de prudencia que debe seguirse al elaborar las cuentas.

Así lo señala el auditor de la entidad, Iberaudit Kreston, que afirma en su informe con salvedades que, según el propio asesor jurídico de la Fundación InnDEA, "las indemnizaciones por despido improcedente y disciplinario con riesgo posible", sin contar las ya pagadas, ascienden a 215.000 de euros en 2016 y 2017.

Pese a esta previsión de gasto, según el auditor, las cuentas anuales "no incluyen provisión alguna por las posibles indemnizaciones por despido improcedente y disciplianario". Y, añade, "de haberse incluido la pertinente provisión", los gastos de personal de la Fundación aumentarían en esa cantidad, 215.000 euros.

De declarar beneficios, a pérdidas

Aunque el auditor no indica la repercusión en el resultado final, de haberse contabilizado este gasto, la Fundación InnDEA habría acabado el año 2015 con unas pérdidas de 154.847 euros, en lugar de los beneficios que declaró por importe de 60.153 euros.

Como adelantó Valencia Plaza el pasado mes de agosto, a esas alturas de año el coste de los despidos ascendía ya desde que se produjeron los despidos a 140.000 euros, tras los actos de conciliación firmados entre la Fundación y los extrabajadores. 

En las cuentas anuales de la entidad viene detallado el coste que la Fundación asumió en 2015 "por despido objetivo y falta de preaviso", que fue de 103.268 euros. En función de cuando están señaladas las vistas orales de las demandas que quedan por dirimirse, la previsión de la entidad que dirige Rafael Monterde es gastar 104.000 euros este año y 111.000 en 2017. 

En total, 318.000 euros por seis despidos fulminantes en una fundación que maneja un presupuesto de en torno a 1,2 millones anuales.

Y faltan los de la fundación Valencia Crea

A este gasto hay que añadir el de otra fundación que al mismo tiempo despidió a cinco personas y que pertenece a la misma concejalía del Ayuntamiento de Valencia, la de Innovación, dirigida por Jordi Peris. Se trata de Valencia Crea, cuyas cuentas no se han hecho públicas.

Como avanzó este diario, dos días después de las elecciones generales del 20D un total de once personas que trabajaban para las fundaciones Valencia Crea –concretamente cinco empleados de Las Naves–, e InnDEA fueron destituidas. Una decisión que se justificó del proceso de fusión de ambas fundaciones con el Observatorio Valenciano del Cambio Climático.

Según un comunicado firmado por el propio concejal de Innovación, Jordi Peris, el motivo de los once despidos residía en que ante el proceso de fusión querían buscar una "mayor eficacia conjunta", a lo que el nuevo responsable de la Fundación InnDEA, Rafael Monterde, añadía que estas destituciones formaban parte "del trabajo de optimización de los servicios que ofrecen estas entidades", y admitía la dificultad para comunicar los motivos de los despidos.

El caso fue llevado a los tribunales por las 11 personas que resultaron despedidas –entre ellas la mujer del concejal del PP Alfonso Novo, que ocupaba un cargo en Las Naves desde 2011– y al menos tres de ellas ya han obtenido respuesta sin tan siquiera llegar a celebrarse juicio. Esto es así porque en el acto de conciliación, tanto InnDEA como Valencia Crea reconocieron que dichos empleados habían sido despedidos de manera improcedente.

En concreto, uno de los destituidos de la Fundación InnDEA "será indemnizado con 90.000 euros por el Consistorio", aunque no se abonó el importe de manera íntegra, ya que se optó por "fraccionar los pagos al tratarse de una cantidad elevada de dinero". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email