X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

subvencionó a la entidad por el acto y luego pagó la comida a los funcionarios

La Generalitat llegó a pagar dos veces por el ágape de Cotino organizado por la Fundación Vives

13/03/2017 - 

VALÈNCIA. La Unidad de Recuperación (UdR) que lidera el director general de Relaciones con Les Corts, Antonio Torres, y para la que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció recientemente nuevos recursos, está centrando sus esfuerzos en recobrar fondos de los valencianos en base a resoluciones sobre casos de corrupción, así como en la detección de impagos o abonos que nunca deberían haberse producido.

Tal y como informó este diario, los objetivos de la Generalitat no son únicamente los asuntos de mayor montante económico, sino también otros que evidencian cierta dejadez o incluso dispersión a la hora de manejar cifras menos cuantiosas. Una labor de rastreo al detalle que los altos cargos del Consell resumen públicamente con la frase: "Hasta el último céntimo", en referencia al deseo de recuperar todo el dinero que se pueda para las arcas públicas por pequeña que sea la cantidad.

Uno de estos casos es el de un almuerzo-conferencia celebrado en mayo de 2010 en el Hotel Astoria sobre el urbanismo valenciano. Un evento al que, tal y como informó Valencia Plaza días atrás, acudieron diversos técnicos y altos cargos de la antigua Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda. Una asistencia con el coste de 100 euros por cabeza que la Generalitat abonó a los ocho asistentes del departamento para que el gasto no corriera de su bolsillo.

No obstante, según la documentación a la que ha tenido acceso este diario, el citado almuerzo-conferencia también estuvo subvencionado por la Generalitat en su momento, por lo que las arcas públicas habrían costeado el evento organizado por la Fundación Vives por un lado y, por otro, habría pagado la asistencia desde la caja fija de los cinco técnicos y tres altos cargos de la citada conselleria. Eso, como mínimo, según apuntan fuentes de la Unidad de Recuperación, dado que se desconoce -aunque se investiga- si esta fórmula se utilizó también con otros asistentes a la charla.

Así, en la factura del hotel viene reflejado un importe total de 3.749 euros distribuidos en 90 comensales a 29,81 euros cada uno, además de los correspondientes aperitivos a través de los que se facturan 427,50 euros adicionales, junto con otros gastos como el del técnico de sonido o de un "splinter de prensa".

El director general de Relaciones con Les Corts y coordinador de la UdR, Antonio Torres. Foto: KIKE TABERNER

Una pago que se encuentra en la relación de facturas presentadas por la Fundación Vives correspondiente a las actividades dentro de esta organización como parte de la Escuela de Formación Socio Política y del Foro Económico Financiero. Actividades estas, entre las que se encuentran otras conferencias como las de los eurodiputados Carlos Iturgaiz o Jaime Mayor Oreja, además de la del propio Cotino, que aparecen en el convenio de colaboración firmado en 2010 entre la Generalitat, concretamente por el conseller de Comercio, Vicente Rambla, con el presidente de la fundación Gaspar Ariño.

Así, entre la documentación recabada también figura la certificación del pago de 16.250 euros a la fundación en virtud del convenio firmado y en justificación de los distintos eventos arriba mencionados y entre los que se encuentra la citada conferencia de Cotino. 

En este sentido, cabe recordar que la asistencia del almuerzo se situaba en los 100 euros -si bien el coste de la comida era de 29,81 euros- y ese fue el pago que se realizó desde la Generalitat para costear la asistencia de los funcionarios, por lo que al menos parte de los 70 euros restantes debían ser para la fundación. 

La Unidad de Recuperación liderada por Torres ya ha anunciado que reclamará a los que acudieron al evento que reintegren un pago que fue realizado por la Generalitat al considerar que ese acto no era "subvencionable" y, más aún, al no limitarse simplemente al pago de la comida si no abonar además la cuota completa del evento cuyos fondos restantes se entiende que iban a parar a la Fundación Vives. Todo ello contando con que el gasto completo del almuerzo-conferencia fue posteriormente subvencionado por el Gobierno valenciano con 3.749 euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email