X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crecen un 11% hasta abril

La guerra comercial amenaza la recuperación de las exportaciones valencianas a EE UU

13/07/2018 - 

VALÈNCIA. "Hasta la fecha no hay ningún impacto de la guerra comercial que libran americanos y chinos sobre la Comunitat Valenciana, pero habrá que estar muy atentos a si finalmente Trump pone aranceles a las exportaciones de coches europeos a Estados Unidos porque la primera empresa perjudicada sería Ford". Así respondía a este diario ayer por la mañana Vicente Mompó, director del Área Internacional de la Cámara de Comercio de Valencia.

"A corto plazo es una partida de póker al 'estilo Trump', que ha amenazado a sus socios comerciales pero es la primera vez que ha aplicado aranceles a China, los chinos toman represalias y se entra en una guerra comercial donde EE UU tienes mucho más que perder que China a corto, medio y largo plazo", añade Mompó; mientras recuerda que "el Partido Republicano es un adalid del libre comercio mundial y por eso cada vez son más los 'antiTrump' dentro de sus filas".

Y no le falta razón porque el mundo asiste en estos momentos a una escalada de las tensiones comerciales provocadas por Trump, que amenazan con extenderse por Europa aunque Mompó tiene claro que "si EE UU nos pone aranceles las represalias van a ser tremendas porque somos la primera potencia comercial del mundo". Y caso de concretarse los aranceles a productos europeos impactarían sobre los valencianos en plena recuperación de las exportaciones de la Comunitat hacia tierras estadounidenses.

Así, y según los últimos datos correspondientes a los cuatro primeros meses del año, las exportaciones valencianas a EE UU se incrementaron un 10,9% en comparación con el mismo periodo de 2017, hasta alcanzar los 663,3 millones de euros. A 30 de abril los cinco sectores que más exportaban eran material y aparatos eléctricos (54%), calzado (33%), cosmética (20%), productos cerámicos (18%) y vehículos (7%). Entre los principales productos exportados que retrocedieron se situaron motores y conservas de frutas y verduras.

Expectativas nada halagüeñas

Pero como recoge un reciente informe de la Cámara de Comercio de Valencia las expectativas de que Estados Unidos frene su espiral proteccionista no son halagüeñas, mientras "la Unión Europea (UE) parece decidida a plantar cara a esta política en favor de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y un orden comercial multilateral abierto. Ello podría generar una escalada en la tensión comercial internacional y que países de forma unilateral pongan en marcha  acciones unilaterales como respuesta a la política de Trump (tal y como pasó con Rusia como consecuencia del conflicto con Ucrania)".

Según un estudio elaborado por la OCDE (noviembre 2017), que cita la Cámara, "una escalada proteccionista que condujera a que los tres grandes bloques económicos –UE, EE UU y China- elevaran los aranceles en diez puntos porcentuales, les acarrearía una pérdida de dos puntos porcentuales de su PIB a medio plazo, pues los efectos negativos sobre el comercio internacional superarían los beneficios de la protección de su producción nacional".


Claro que también se puede ver la situación desde otro prisma: el encarecimiento de los productos que exporta EE UU de tierras valencianas -caso de aplicar aranceles a la UE- podría derivar en una mayor relación comercial entre China y la Comunitat Valenciana. Y más teniendo en cuenta que actualmente las exportaciones a tierras chinas registran una caída del 14,8% -al cierre del primer cuatrimestre-, con un volumen de 147,8 millones de euros.

Mientras tanto conviene recordar el buen comportamiento de la economía norteamericana, que se encuentra en pleno empleo y políticas fiscales expansivas, lo que provoca una mayor demanda de consumo y, a su vez, un aumento de las importaciones. Pero, claro está, que las medidas proteccionistas norteamericanas buscan presionar a los países con los que mantiene un mayor nivel de déficit comercial a negociar para recortarlo.

El Brexit preocupa más

Todo lo contrario de lo que está sucediendo sobre un Reino Unido apremiado por la UE a que acelere su 'desconexión'. Precisamente Mompó reconoce que "es mucho más preocupante el Brexit para las empresas valencianas que la guerra comercial actual entre EE UU y China". Tal y como viene informando este diario, la salida del Reino Unido de la UE sigue reflejándose en las exportaciones entre la Comunitat Valenciana y las 'islas'. 

Sin ir más lejos entre enero y abril de este año, las ventas de productos valencianos han caído un 15,9%, hasta los 861,4 millones, frente al mismo periodo de 2017. El motivo principal fue el retroceso de las ventas de vehículos automóviles y motores, mientras que otros que productos que han bajado han sido calzado, cosmética, aparatos eléctricos y semimanufacturas para la industria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email