X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de febrero y se habla de encuesta electoral documental arte adelanto electoral ximo puig
GRUPO PLAZA

emprendedores

La labor social, un valor añadido a la rentabilidad

Aiudo, ZeroAcoso y Witooth son tres startups de la Comunitat cuyo carácter social destaca y se añade a su viabilidad financiera e innovación. Su participación en el programa BBVA Momentum les ha ayudado a consolidar sus proyectos y buscar futuros inversores

13/02/2018 - 

VALÈNCIA.- Daniel Ibiza (Aiudo), Pablo Cervera (ZeroAcoso) y Salvador Albalat (Witooth) tienen algo en común: crearon sus proyectos con la intención de hacer un bien a la sociedad, de aportar su granito de arena para que el mundo funcione mejor. Y con esa idea se convirtieron, antes incluso de que se dieran cuenta, en empresarios que quieren que sus negocios sean rentables y sostenibles. Eso sí, sin olvidar ese beneficio social que desean generar a través de sus empresas: Aiudo ofrece servicios de asistencia a domicilio dirigidos a personas con familiares a su cargo; ZeroAcoso pretende prevenir y combatir el acoso escolar; y Witooth busca facilitar la vida de los diabéticos con un microchip implantado en el diente. 

Tres empresas que llevan pocos años operando —se idearon en 2015— y que ahora desean escalar en su negocio y conseguir financiación, una tarea que se torna más complicada por ese carácter social. Lo han constatado como participantes del programa BBVA Momentum —fueron elegidos de entre más de 700 candidaturas de cinco países diferentes—, que incluye formación, acompañamiento estratégico, networking, visibilidad… «Es una excelente formación para emprendedores porque, entre otros aspectos, te hace parar y analizar dónde estás y a dónde quieres llegar», coincidieron en señalar los tres empresarios.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Uno de los momentos clave en la trayectoria de cualquier emprendedor es cuando la idea se transforma en una S.L. Bien lo sabe Daniel Ibiza, quien puso en marcha Aiudo en 2016 como respuesta a un problema personal y hoy, con una plantilla de diez trabajadores y una red de mil cuidadores, aspira a convertirse en referente como plataforma tecnológica de ayuda a domicilio. «Un problema para las familias, y para mí en su día, es la soledad e inseguridad que provoca tener una persona mayor o con dependencia sola en el domicilio», explica el CEO de Aiudo sobre cómo surgió la idea de crear un proyecto que «proporcionara cuidadores en cualquier sitio y que el usuario pudiera configurar el tipo de servicio que necesitara». 

(Lea el artículo completo en el número de febrero de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email