X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

salud on me

La sanidad del futuro: ¿cómo lo afronta la parte pública?

14/11/2016 - 

VALENCIA. La salud está evolucionando, eso es un hecho, y es que las nuevas tecnologías están empujando a pacientes y médicos a pasar a otro plano. Algunas de estas perspectivas se recogieron en el encuentro Salud on me, celebrado en Valencia. 

Ane Fullaondo, coordinadora de I+D en Kronikgune, del Centro Vasco de Servicios de Salud, Investigación y cronicidad. Fullaondo explica que la población está envejeciendo lo que aumenta las enfermedades crónicas que se incrementan con un mayor consumo de fármacos. 

"Vivimos más y mejor pero acumulando patologías", explica. Las personas también se han vuelto más exigentes, más conscientes de su salud y piden que los profesionales no sean tan paternalistas y quieren compartir sus inquietudes, a lo que se suma el tener un mayor acceso a la información.

El gasto en cronicidad se dispara y es necesario cambiar. De hecho, regiones como Andalucía, País Vasco o Cataluña se están transformando. La clave pasa por un empoderamiento del paciente y del cuidador que permita controlar sus enfermedades para no ir al médico cuando ya están mal

Para esto, los pacientes tienen que ser más participativos mientras que los médicos tienen que cambiar y ser más comprensivos, hablar con los pacientes y escucharles. A esto suma la necesidad de retribuir a los profesionales no por cantidad de pacientes atendidos sino por indicadores de salud. 

"Se ha hecho mucho por implementar estrategias para empoderar a los pacientes con programas de formación para que se autogestionen sus enfermedades", explica. "Esto se fomenta con medidas como la historia clínica única, la prescripción electrónica o las plataformas online en la que se informa a los pacientes de cómo tratar las patologías. En el País Vasco existe una carpeta de salud online donde los pacientes pueden subir informes y tener mensajería con su médico".

También existe un consejo sanitario de enfermería que va desde hacer promoción de la salud, campañas a base de telefonazos, recordatorios de vacunaciones e intervenciones de monitorización. De hecho, existe un servicio en el que los pacientes crónicos transmiten a distancia las constantes al médico a través de una PDA o una base fija.

"Tú te pones el tensiometro, te pesas, y esos datos por bluetooth se pasan a la historia clínica. Se está demostrando que las visitas bajan y que al estar monitorizándole te anticipas a descompensaciones y se evitan reingresos y desde el punto de vista de la sostenibilidad económica también es más sostenible", explica Fullaondo. 

Esta experta reconoce que entre los médicos cada vez hay más consciencia de que hay que hacer las cosas de otra manera. "Hay grupos de profesionales muy motivados que son tractores, otros que se dejan llevar y otros que se resisten aunque para transformar hay que centrarse en los motivados y arrancar con ellos".

Las 'apps' como aliadas

Tania Hevia, managing director de Wake App Health, asegura que con la eclosión del mundo de las apps se necesitan proyectos de cocreación donde la tecnología móvil puede ser la aliada. "Las apps tendrán un papel fundamental en la gestión de pacientes crónicos que se pueden resolver con una monitorización desde casa", explica Hevia. Como está el día a día, la actividad física, hábitos, al final el profesional sanitario tendrá un montón de datos y conocimiento y se podrá tener una personalización.

Hevia explica una iniciativa del Hospital Clínico de Valencia, un proyecto piloto que trata de hacer un acompañamiento a las mujeres con cáncer de mama y liderado por Ana LLuch. La app móvil se utiliza para saber lo que le ocurre a la paciente, cómo se encuentra a los cuatro días de darse la quimioterapia tanto a nivel de salud como emocional, familiar y social. 

"Con todos esos datos se establecen gráficas para anticiparse al riesgo y que el oncólogo pueda ver y compartir información con otros oncólogos", apunta. La app lanza preguntas amigables con una serie de información que motivan a la paciente a contestar además de dar feedback del médico. 

Otros hitos están dentro del ámbito de la cardiología, como un dispositivo que es un electrocardiograma para poder hacer un electro cuando lo necesites. "Para gente que ha sido operada de arritmia, que necesitan controles continuados, este dispositivo médico permite enviarle al médico las constantes. "Le da al paciente una herramienta y se empodera".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email