X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el tintero / OPINIÓN

La traca final

Foto: EVA MÁÑEZ.

Estos días donde la intensidad propia de la semana fallera va in crescendo, los valencianos disfrutamos con la traca final de cada acto: mascletà, castillo, ofrenda o cremà. Pero en la arena política estamos ante muchas tracas finales de inciertas consecuencias.

15/03/2017 - 

En el ecuador del mes de marzo, con las Fallas en la calle y toda la ciudad revolucionada, se me antoja difícil que los valencianos se tomen un respiro para analizar la situación política (y social) en su Comunidad, su nación y su continente. Pero la realidad es que estamos ante un panorama si no desolador, altamente preocupante. Es cierto que llevamos unos años donde cada acontecimiento electoral y político se presenta como esa traca final que nos dejará aturdidos y ensordecidos, y después todo sigue igual –al menos por ahora–.

En los últimos días se confirmó lo que muchos daban por hecho: Susana Díaz disputará la secretaría general del PSOE a Patxi López y Pedro Sánchez. Quien fuera candidato a la presidencia del gobierno y que parecía un cadáver mal enterrado, está consolidando su carrera con un tono bronco que está motivando a las bases, aburridas del liderazgo serio y discreto de Javier Fernández al frente de la gestora. La política actual se vive de una forma intensa y porqué no decirlo, muchas veces pueril, con impulsos y actitudes que tensan el debate político y lo alejan de la reflexión y moderación necesarias.

Foto: EVA MÁÑEZ.

Todo este barullo interno para decidir qué PSOE quieren los socialistas repercutirá en el gobierno de nuestra Comunidad, pues el presidente Puig apoya –por ahora con cautelas y de perfil– a la presidenta de Andalucía y se prevé una lucha entre bases y aparato del PSPV. En consecuencia el resultado en nuestro territorio puede debilitar el liderazgo de Puig, hecho que sin duda sabría aprovechar magistralmente la vicepresidenta Oltra –fíjense en la imagen superior, esa princesa Turandot que impone su ley al príncipe Calaf, magníficamente caricaturizados por nuestros artistas falleros–. Las grietas socialistas y las pugnas de poder que comienzan a aflorar en Podemos favorecerían tanto a PP como partido unido y alternativa de gobierno, como a Compromís como el único representante solvente entre los actuales partidos gobernantes.  

 Y no debemos olvidar que un triunfo de Sánchez podría desencadenar en unas nuevas elecciones generales, probablemente letales para los socialistas. Por ello, no deja de ser curioso la terquedad de muchos de sus miembros que siguen fascinados por imitar a Podemos, odiar a Rajoy y corear el “no es no”. Del socialismo renovador que nos llevó a la Unión Europea y a la OTAN a comportarse como alumnos del populismo venezolano, realmente absurdo.

Foto: EVA MÁÑEZ.

Pero si a nivel local y nacional tenemos importantes retos que pueden generar inestabilidad en nuestros gobiernos, la Unión Europea vive en una traca final constante. Tras el Brexit, desde Escocia quieren plantear ‘el brexit del Brexit’ porque ellos no votaron mayoritariamente salir de la UE. Holanda está celebrando hoy mismo, día de San Patricio, sus elecciones y la derecha alternativa puede obtener un poder que seguiría minando el proyecto europeo. Y en unos meses Francia y Alemania tienen su cita con las urnas, en el primer caso con una posibilidad real de que accediera al gobierno de la república un partido que promulga la salida de los galos de la UE. Todo ello nos coloca en un momento trascendental y que puede afectar a nuestra forma de vida más de lo que imaginamos.

Soy consciente de que en estos días a los valencianos nos preocupa más que no llueva, cumplir con la agenda de actos festivos y disfrutar cada uno a su manera de nuestra maravillosa fiesta, así que habrá que pedirle a la Mare de Deu dels Desamparats que ampare a esta maltrecha España y a la vieja Europa, pues atravesamos tiempos difíciles a escasos días de celebrar el 60 cumpleaños de un período sin parangón de paz y estabilidad en nuestro continente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email