X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

La Universitat, motor de talento e innovación para el progreso social

22/02/2018 - 

Uno de los aspectos fundamentales y prioritarios en una candidatura al Rectorado es definir el modelo de Universidad que se quiere construir y cuál debe ser su relación con la sociedad.

La Universitat de València es, por su origen histórico ligado a la ciudad, por sus Estatutos, por el marco legislativo, por los recursos públicos que la sustentan, y por convicción democrática, una universidad pública. De aquí se deriva una implicación muy importante que no siempre se hace explícita, pero hay que tener muy clara: que la responsabilidad social de nuestra Universidad es la que da sentido a su existencia. Somos una universidad pública y todos nuestros servicios y programas: la docencia, la investigación, la transferencia del conocimiento, la innovación, o la creación cultural, tienen que estar al servicio de la sociedad y dirigidos a convertirse en palancas de transformación social y económica.

No se puede pensar en una política universitaria que no sea una política social en el más profundo sentido de la palabra ‘social’. Tenemos la obligación de producir y transmitir conocimiento riguroso y fiable, la obligación de contribuir a la mejora de la sociedad en que vivimos y a la calidad de vida de las personas. Y lo tenemos que hacer en colaboración con todos los agentes políticos y sociales que tienen estas mismas misiones y objetivos.

Nuestro carácter de universidad pública nos ha hecho participar de forma activa, y lo continuaremos haciendo, en la defensa de un financiamiento justo para nuestra Comunidad y en contra de los recortes en educación, en sanidad, y en servicios sociales. No solo porque pensemos que las universidades públicas tienen que estar mejor financiadas para cumplir sus responsabilidades, sino porque consideramos que el sector público es fundamental para el mantenimiento del Estado de Bienestar, elemento básico del modelo social europeo.

Hace unas semanas, a final de enero, tuvieron lugar dos acontecimientos que nos permiten profundizar sobre este compromiso social de nuestra Universidad. El primero fue la presentación del ‘Anteproyecto de Ley de Servicios Sociales Inclusivos’ por parte de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana. El segundo la presentación del ‘Plan de Acción para la Transformación del Modelo Económico Valenciano’ en el marco del seminario de invierno del gobierno valenciano que, por cierto, hay que recordar que se conoce como ‘Govern del Botànic’.

En ambos documentos se han producido contribuciones relevantes de profesorado e investigadores de diferentes departamentos e institutos de investigación de nuestra Universidad. Esto es una clara muestra de que no estamos en una torre de marfil sino a la vanguardia del conocimiento y dando respuestas a las necesidades de la sociedad, como también lo demuestran los numerosos convenios y cátedras que tenemos con empresas e instituciones.

Podemos afirmar, pues, que el sistema universitario público, y en especial la Universitat de València, es muy potente. Pero no debemos ser autocomplacientes y debemos exigirnos contribuir cada vez más, y con más intensidad, a la transformación del modelo productivo, a la mejora del bienestar social, a la sostenibilidad del desarrollo económico y a la construcción de una sociedad civil y política de mayor calidad democrática.

La sociedad valenciana no puede permitirse el lujo de dejar escapar el talento que se produce en nuestra Universidad, porque el talento es un concepto sobre el que se cimienta la base del presente y se construye la base del futuro.

Las universidades constituyen una pieza fundamental en esta creación de talento y en la generación de emprendimiento e innovación, aspectos clave para generar valor para la sociedad, pues la creación de empresas innovadoras tiene un efecto estratégico en la creación de empleo de calidad, en el crecimiento económico y en su impacto social. Cuanto más avanza una sociedad más se disminuye la brecha entre géneros, en un tiempo en el que cada vez más las mujeres sobresalen académica y profesionalmente.

Nuestra propuesta para la Universitat de València pretende interconectar infraestructuras, personal y conocimiento a través de un nuevo modelo de innovación que, de manera integral, promueva el talento de nuestra comunidad universitaria y la transferencia de conocimiento a la sociedad. Nuestra apuesta es fomentar la consolidación de laboratorios, de equipamientos científicos, de viveros de empresas, de spin-off, de producción de patentes y propiedad intelectual. En definitiva, lograr una nueva y estrecha alianza entre la sociedad y la Universidad tendiendo puentes para alcanzar un mayor crecimiento de la mano del emprendimiento innovador.

En este sentido, es importante destacar que la Universitat de València ha sido pionera en el programa Aula Emprende, impulsado por el vicerrectorado de Ordenación Académica, Profesorado y Sostenibilidad, que promueve los valores del emprendimiento en las aulas para contribuir a la creación de nuevas empresas en el entorno universitario, así como la generación de nuevas oportunidades de empleo cualificado para los egresados de la universidad.

Este programa, liderado por la Universitat de València, ha formado parte, como pilar clave, de la distinción de “Región Emprendedora Europea” (REE) para la Comunitat Valenciana. Hace unas semanas el Comité Europeo de las Regiones seleccionó, por unanimidad, esta iniciativa como ejemplo de buenas prácticas dentro del proyecto Interreg europeo para todas las regiones con el sello de REE, entre las que se encuentran las más avanzadas de Europa.

La Universitat de València debe definir su campo de actuación en entornos cada vez más orientados a la generación y a la transferencia de conocimiento, a través de iniciativas emprendedoras e innovadoras, para que el talento de nuestros jóvenes transforme la sociedad valenciana desde un punto de vista social, económico y de valores éticos. Rompamos los techos para conseguirlo. Estamos en el camino adecuado.

Maria Vicenta Mestre Escrivá es candidata a rectora de la Universitat de València. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email