X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

según un estudio de la UV

La violencia femenina en "minidramas" publicitarios de TV refuerza estereotipos sexistas

8/04/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). La violencia femenina en algunos anuncios reproduce una imagen de "varones infantilizados y dependientes de sus parejas en el ámbito doméstico", lo que provoca la consolidación del rol femenino de mujer como "cuidadora y responsable de su marido". en un contexto de preocupación creciente por la violencia de género.

Así lo pone de manifiesto el estudio 'Violent women in Spanish TV ads: Stereotype revearsal or the same old same old' realizado por el profesor de la Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació de la Universitat de València (UV), Barry Pennock-Speck, y publicado en la prestigiosa revista Discourse & Communication, en el que concluye que estos "minidramas" televisivos persiguen que la audiencia femenina se sienta identificada con las protagonistas de los spots.

Para su investigación, analiza tres anuncios emitidos en la televisión española en los que las protagonistas femeninas ejercen "cierto control" a través de la violencia sobre sus parejas. En el primero, que publicita un aerosol nasal, la mujer despierta a su novio con un golpe de almohada en la cabeza, mientras en los otros dos, que muestran las bondades de un detergente y de productos dietéticos, las protagonistas femeninas pegan en la mano a sus compañeros para reprobarles una actitud que consideran inadecuada.

"El uso de la fuerza física, especialmente cuando es llevado a cabo por mujeres, como estrategia promocional en televisión es inusual en un contexto de creciente preocupación por los casos de violencia de género", argumenta Barry Pennock-Speck. Para el experto, mostrar una violencia ejercida por mujeres a sus parejas tiene una explicación: "se considera violencia inofensiva y se emplea con hombres que, a menudo, son retratados en los anuncios como ignorantes, vagos o inmaduros", lo que, en su opinión genera "infantilización de los personajes masculinos".

El investigador considera que este planteamiento refuerza la imagen de la mujer como la persona a cargo del cuidado y educación de su familia. "En los anuncios, los hombres, generalmente, no tienen un rol contributivo en el ámbito doméstico si hay una mujer presente. Y, si lo tiene, es bajo la atenta supervisión de ella, que es quien realmente sabe hacer las labores del hogar", apunta el docente.

A su entender, la presencia de estereotipos sexistas en anuncios "no es casual". "La publicidad televisiva no solo vende productos, sino que también vende, de manera agresiva, estereotipos de género", incide el autor, quien completa: "estos prejuicios despiertan esquemas cognitivos preexistentes en nuestras mentes y pueden provocar una asimilación inconsciente de estas ideas".

La coincidencia esencial en todos estos anuncios, más allá de la presencia de violencia, es su estructura: "se pueden clasificar como minidramas, que son cortas narrativas dramáticas. El esquema más sencillo de este tipo de narrativas está formado por una escena inicial que contextualiza la acción, una sección intermedia en la que se produce la propia acción, y un final que reestablece el equilibrio", explica el experto.

La investigación destaca que esta estructura narrativa puede activar en las mujeres los mecanismos psicológicos necesarios para la identificación con las protagonistas: "los tres anuncios apelan a unos espacios solidarios para intensificar el interés del oyente. Estos minidramas están diseñados para entretener a la audiencia y apelar a sus emociones en vez de para informarles", especifica Pennock-Speck. Y ese espacio solidario se consigue con la aparición de "mujeres proactivas", según la terminología del especialista, lo que, por asociación, da una imagen positiva de los productos publicitados.

Barry Pennock-Speck es profesor del Departamento de Lengua y Lingüística Inglesa de la Universitat de València. Ha llevado a cabo investigaciones sobre traducción y la adquisición de la fonología inglesa por parte de estudiantes españoles, así como estudios comparativos sobre la Teoría de la Cortesía, la cual explica cómo el individuo modula su imagen pública para conseguir la aceptación social, y en la que se enmarca este trabajo. Además, ha

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email