X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

recelos tras respaldar la abstención a rajoy

La vuelta a la normalidad: Puig visita el Congreso del PSC en busca del crédito perdido

5/11/2016 - 

VALENCIA. El secretario general del PSPV y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, asistirá este sábado junto a su vicesecretario de Organización, Alfred Boix, al XIII congreso ordinario que el PSC celebra en Barcelona y al que no acudirá ningún miembro de la gestora del PSOE. Una ausencia que se produce después de las tensiones acaecidas entre este órgano y la federación catalana después de que la dirección autonómica ordenara romper a sus diputados la disciplina de voto en el Congreso y mantenerse en el 'no' a Mariano Rajoy.

Una decisión que elevó el malestar de la cúpula del PSOE en Madrid y que incluso llegó a poner sobre la mesa posibles sanciones que llegaban a la expulsión. Finalmente, todo quedó en una multa económica y en la promesa de que tras el cónclave del PSC se debatirá el papel y la relación de la federación catalana en el conjunto de España.

Con este escenario, la posición del líder de los socialistas valencianos respecto a sus compañeros habitualmente próximos de Cataluña ha quedado en cierta manera comprometida. Hasta ahora, Puig había trazado una hoja de ruta clara y lógica en sus estrategia como presidente de la Generalitat y secretario general: tender los máximos puentes posibles con sus socios territorial y culturalmente más cercanos. Así, Cataluña y Baleares han sido puntos neurálgicos desde los que el presidente ha tratado de hacer palanca a la búsqueda de reforzar su posición institucional y orgánica en el ámbito nacional.

No ha sido solo una mera cuestión de partido. El jefe del Consell también se ha destacado por sus dos encuentros públicos y, en el segundo caso, multitudinario, con su homólogo catalán, Carles Puigdemont, en uno de los momentos más delicados de la relación entre Cataluña y España.

No obstante, la posición adoptada por Puig en la guerra interna del PSOE, primero dimitiendo de la Ejecutiva para forzar la salida de Pedro Sánchez y, posteriormente, votando en el Comité Federal del partido a favor de que los diputados se abstuvieran para facilitar la investidura de Mariano Rajoy como presidente, le han alejado de la federación catalana, que ha mantenido el pulso orgánico basado en defender a Pedro Sánchez y resistir en el 'no' a facilitar el gobierno del PP. En cambio, el líder de los socialistas valencianos apareció alineado con el músculo orgánico de la federación andaluza dirigida por Susana Díaz, con quien le une una buena relación personal, impulsor de la corriente abstencionista. Unos hechos que han producido una fractura entre las dos federaciones más grandes de España que tiene difícil y costosa resolución.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, saluda a Miquel Iceta

Unas circunstancias que convierten la visita del secretario general del PSPV al congreso de los socialistas catalanes en una situación de connotaciones especiales. Puig, que ya manifestó públicamente su posición contraria a que se produjeran expulsiones en el PSC por la decisión de su voto e incluso avaló la iniciativa de respaldar una abstención técnica de solo 11 diputados para evitar el conflicto, tratará con su visita de limar asperezas con la federación que lidera Miquel Iceta. Y lo hará en un momento en el que la tensión todavía está latente y en la jornada grande del socialismo catalán.

Por otro lado, entre otros dirigentes que asistirán están también la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, dos de las principales voces críticas del PSOE junto a Iceta, mientras que se descarta la presencia de Pedro Sánchez.

Cabe recordar que la presencia de dirigentes del PSOE ha sido habitual en anteriores congresos, como por ejemplo el que los socialistas catalanes celebraron en julio de 2014, donde por parte del PSOE estuvo Sánchez, que días antes había sido elegido secretario general en las primarias entre la militancia, y también asistió la presidenta andaluza, Susana Díaz. 

Por su parte, la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp, restó importancia a la ausencia de miembros de la gestora, aunque admitió que "quizás no es el mejor momento" para que hubieran acudido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email