X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de agosto y se habla de à punt CVMC FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO TAPINERIA
GRUPO PLAZA

El 64% de las empresas públicas valencianas incumple la paridad en sus consejos

10/02/2018 - 

VALÈNCIA. Las negociaciones iniciales para conformar el Gobierno valenciano nacido del Pacto del Botánico ya incluyeron la intención por parte de PSPV y Compromís –respaldada por Podemos– de conformar un Ejecutivo en el que el 50% de sus responsables fueran hombres y el otro 50%, mujeres. Esta circunstancia creó no pocos quebraderos de cabeza en el diseño del Consell: si había una variación de un candidato y la segunda opción era de un sexo distinto, alteraba por obligación otra cartera que cuyo liderazgo ya estaba decidido. Ejemplo de ello fue el área de Agricultura y Medio Ambiente, que a priori la dirigiría Julià Álvaro pero que, tras el cambio de cromos en Educación, tuvo que recaer en una mujer: Elena Cebrián.

La precisión por mantener el equilibrio en los puestos de máxima responsabilidad que se tuvo a la hora de confeccionar el Consell se fue relajando conforme se descendía en el escalafón. Así, tal y como informó este diario en los meses iniciales de la legislatura, el 62% de los altos cargos nombrados por el Gobierno valenciano fueron varones, quedando el 38% de los puestos en manos de féminas.

Pues bien, la composición de los consejos de administración de las empresas públicas de la Generalitat tampoco son un ejemplo de equilibrio en cuanto a la representación por sexos. La paridad en los órganos de gobierno de estas firmas, renovados tras el cambio de signo político en la Generalitat, se cumple solamente en el 36% de los casos.

La presencia de hombres en los consejos de administración de las sociedades públicas y en los órganos de gobierno de las entidades públicas empresariales es mayoritaria en general y, en algunos casos, resulta abrumadora: solo una consejera por cada cinco consejeros. 

Este reparto que queda muy lejos de ser una "composición equilibrada" tal y como refleja la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres. En el citado texto, se define este equilibrio como "la presencia de mujeres y hombres de forma que, en el conjunto a que se refiera, las personas de cada sexo no superen el 60% ni sean menos del 40%".

En ocho de las empresas del sector público de la Generalitat –CACSA, Circuito del Motor, Aerocas, Ciegsa, SPTCV, Vaersa, IVF o FGV– no se alcanza el 40% de presencia femenina en los consejos. El caso más flagrante es el de la sociedad creada para la construcción del Aeropuerto de Castellón, que únicamente tiene a dos consejeras frente a diez consejeros. No es mucho mejor el panorama en el caso de Cacsa, donde la cuota femenina es testimonial –dos frente a once– ni el de Sociedad Proyectos Temáticos, con diez hombres en un consejo formado por trece vocales.

Valencia Plaza ya informó este viernes de que respecto a las designaciones en el apartado de personal eventual tampoco existe una sensibilidad destacada. Así, los 69 asesores de la Generalitat están distribuidos en 49 hombres (71%) y 20 mujeres (29%). 

La Ley de Igualdad fue precisamente la norma que esgrimió este viernes la portavoz de Igualdad de Compromís en el Congreso, Marta Sorlí, quien denunció que, según un estudio de Civio, el 80% de las empresas públicas dependientes del Estado incumplen la paridad en sus consejos de administración. La diputada valenciana ha registrado una batería de preguntas en el Congreso para pedir explicaciones sobre por qué las empresas públicas estatales llevan "tres años incumpliendo" la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que obliga, en su artículo 54, que "las designaciones de la Administración General del Estado y los organismos públicos vinculados o dependientes de representantes se hagan de acuerdo con el principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres, salvo por razones fundadas y objetivas, debidamente motivadas".

En esta línea, la parlamentaria subrayó que es "obligación" del Gobierno  central "controlar que la presencia de mujeres y hombres esté equilibrada en los consejos de administración de las empresas en cuyo capital participe".

Según los datos que maneja Compromís, de las 137 empresas con participación pública, 112 no respetan el mínimo del 40% de miembros en los consejos de administración de ambos sexos. De ellas, 109 no tienen suficientes mujeres y sólo 3 no tienen suficientes hombres.

La diputada Marta Sorlí (Compromís). Foto: EVA MÁÑEZ

La situación expuesta por Sorlí en el caso de las empresas del Estado es ligeramente mejor en los consejos de las empresas públicas renovados por un Consell del que, cabe recordar, forma parte Compromís, aunque también dista de los equilibrios que marca la Ley de Igualdad.

Frente al muy mejorable equilibrio entre sexos que se da en los consejos de administración de Cacsa, SPTCV o o Aerocas y el incumplimiento claro de la paridad que se observa en otras firmas como el IVF, Vaersa o Ciegsa, en el sector público valenciano se hallan contadas excepciones de lo contrario.

La más evidente es la de la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (Eige), dependiente de la Conselleria de Territorio, que es el único caso en el que la presencia de mujeres es superior a la de hombres: cinco frente a cuatro. Además, la presidenta del órgano es la consellera María José Salvador.

La Corporació Valencinana de Mitjans de Comunicació (CVMC), entidad de reciente creación con un mandato específico para mantener la paridad en el consejo rector o la Ciudad de la Luz, que roza el equilibrio perfecto, son otras de las excepciones. Sus respectivos consejos están, además, presididos por mujeres.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email