X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en mayo de 2017 crecieron un 23,5%

Las exportaciones de la Comunitat Valenciana hacia EE UU se hunden un 47% en mayo

21/07/2018 - 

VALÈNCIA. Los empresarios de la Comunitat Valenciana vendieron un 3% más de productos en el exterior a lo largo de los cinco primeros meses del año -en comparación al mismo periodo del pasado ejercicio-, hasta alcanzar los 13.232 millones de euros, superando además en dos décimas el crecimiento exportador del conjunto nacional, según el informe de Comercio Exterior del Ministerio de Industria correspondiente al pasado mes de mayo

Pero el informe recoge un dato a tener muy en cuenta: solo en los 31 días de mayo las exportaciones a Estados Unidos se hundieron un 47,5%, al pasar de los 220,1 millones de euros a los 115,5 millones. Casi nada. Se trata de la mayor caída en las relaciones comerciales entre la Comunitat Valenciana y todos los países a los que exporta. Conviene recordar que las ventas hacia EE UU crecieron en mayo de 2017 un... ¡23,5%!, siempre según los mismos datos del Ministerio de Industria.

Echando un vistazo a los cinco primeros meses de 2018, las ventas hacia EE UU se han reducido un 4,8% frente al 3,6% que cayeron un año antes. Y buena culpa de este mal tono la ha tenido el principal sector exportador valenciano como es el automovilístico, tanto el de automóviles y motos como el de componentes del automóvil. Solo en mayo se desplomó un 23% -también fue la mayor caída entre los diferentes sectores exportadores- frente a la subida del 3,1% del mismo periodo de 2017; mientras que entre enero y mayo del presente ejercicio las ventas de dicho sector se redujeron un 13,9% hasta los 3.941,6 millones, cuatro veces más de bajada que la de enero-mayo de 2017 que fue del 3,2%


"Hasta la fecha no hay ningún impacto de la guerra comercial que libran americanos y chinos sobre la Comunitat Valenciana, pero habrá que estar muy atentos a si finalmente Trump pone aranceles a las exportaciones de coches europeos a Estados Unidos porque la primera empresa perjudicada sería Ford". Así señalaba a este diario hace unos días Vicente Mompó, director del Área Internacional de la Cámara de Comercio de Valencia. Y es que el presidente norteamericano amenazó hace un mes con imponer aranceles del 20% a los vehículos que lleguen a EE UU procedente de la Unión Europea (UE).

Ni que decir que el peso del sector automovilístico por estas tierras lo tiene Ford pero hay que tener en cuenta un detalle al respecto: la firma estadounidense del óvalo ha venido haciendo un ajuste de empleo en motores desde la primavera pasada. El ERTE se extendió desde mediados de abril hasta la fecha de inicio del primer turno de las vacaciones de motores, que este año se ha adelantado a de julio, ya que tradicionalmente el periodo de descanso de la factoría ha sido agosto. Dicha circunstancia ha influido notablemente en la fuerte caída de las ventas del sector automovilístico valenciano.

Ventas a terceros destinos

Las principales contribuciones positivas de las exportaciones de la Comunitat Valenciana de enero a mayo de 2018 provinieron del sector de productos energéticos (contribución de 2,9 puntos), productos químicos (contribución de 0,8 puntos), alimentación, bebidas y tabaco (contribución de 0,2 puntos) y bienes de equipo (contribución de 0,3 puntos). Todo ello siendo, una vez más, la Unión Europea el principal destino de las ventas de productos de València, Castellón y Alicante, con casi dos tercios del total, con un crecimiento exportador del 2,8%.

Por países destaca el aumento acumulado hasta mayo de las ventas a Francia (13,6%), Portugal (7,2%) y Alemania (2,4%), mientras que disminuyeron las dirigidas a Reino Unido donde el Brexit continúa haciendo de las suyas (-15,6%) e Italia (0%). En el resto de Europa, las ventas a Turquía ascendieron un 30,1%. Por su parte, las exportaciones a terceros destinos crecieron un 3,3% interanual en este periodo y suponen ya el 36,0% del total, destacando el descenso de las ventas a Oriente Medio (-18%), Oceanía (-15%), América Del Norte (-2,2%) y Asia excluido Oriente Medio (-1%), frente a los incrementos de África (18,5%) y América Latina (7,8%).


Por países destacaron positivamente los aumentos a Egipto (104,1%), Sudáfrica (54,2%), Canadá (29,4%), Chile (29%), Perú (24,5%), Brasil (19,3%), Indonesia (18,4%) y Nigeria (16,9%), y negativamente Emiratos Árabes Unidos (-39,7%), Arabia Saudí (-29,6%), Corea del Sur (-22,1%), China (-14,6%), Australia (-12,1%), Taiwán (-7,3%) y Estados Unidos (-4,8%) donde la guerra comercial iniciada por Donald Trump mantiene en alerta a todo el planeta. Y más después de que este viernes amenazara con imponer aranceles sobre el 100% de las importaciones desde China, que en 2017 totalizaron 505.470 millones de dólares. En una entrevista con la cadena de televisión CNBC, el presidente estadounidense expresó que estaba "listo" para aumentar "hasta los 500.000" los gravámenes sobre productos chinos, en referencia al total de importaciones desde el país asiático que se contabilizaron el año pasado.

El pasado 6 de julio, Estados Unidos comenzó a gravar importaciones desde China con un valor de 34.000 millones de dólares (29,1 millones de euros), algo más de un mes después de haber aprobado impuestos del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio procedentes de la Unión Europea, Canadá y México. No obstante, a los pocos días, Trump elevó su objetivo afirmando que los aumentaría los aranceles sobre productos chinos valorados en un total de 200.000 millones de dólares (171,7 millones de euros). "No hago esto por la política, lo hago porque es lo mejor para el país, ya que hemos sido engañados por China durante mucho tiempo", esgrimió en la CNBC.

Lucha por el liderazgo mundial

A juicio de Léon Cornelissen, economista jefe de Robeco, tras la guerra comercial que libran americanos y chinos subyace hacerse con el liderazgo en la escena internacional, tal y como lo expresaba en un artículo de opinión publicado en este diario hace diez días. "Hay gente en la Administración estadounidense a quien atemoriza el creciente dominio tecnológico de China y que busca contrarrestar las ambiciones de ‘Made in China 2025’, un plan trazado por China para consolidar una posición dominante en una serie de sectores tecnológicos clave para ese año", advertía el experto. 

"Por eso buscan frenar el auge de China por todos los medios. Y hay otras maneras además de los aranceles, tales como bloquear la inversión china en sectores de la economía estadounidense considerados de importancia estratégica, restringir los visados para estudiantes chinos...", añadía el economista jefe de la gestora holandesa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email