X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de agosto y se habla de à punt CVMC FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO TAPINERIA
GRUPO PLAZA

la junta de gobierno aprueba el concurso

Las Harley que compró Rita Barberá para la visita del Papa salen a subasta

26/01/2018 - 

VALÈNCIA. Ha costado dos años y medio, pero por fin sale adelante la almoneda. El Ayuntamiento de València pondrá a subasta las seis Harley Davidson que compró el consistorio en tiempos de la alcaldesa, Rita Barberá, con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a la ciudad. Las motos salen a la venta por 8.900 euros por unidad.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobará este viernes convocar “procedimiento abierto para la enajenación por subasta” de las seis motos, de propiedad municipal, tras un largo proceso burocrático que ha ido demorando la venta. Antes de este acuerdo, la Junta de Gobierno por ejemplo tuvo que alterar la calificación jurídica de las seis motocicletas declarándolas bienes patrimoniales. El acuerdo, sellado el 29 de julio de 2016, era requisito imprescindible para proceder a su enajenación.

Fue el Ayuntamiento regido por Barbera el que adquirió esta media docena de motos, del modelo Road King. Tuvieron un coste para las arcas municipales de 82.000 euros. Los vehículos, poco operativos para funciones policiales en ciudades europeas, fueron comprados pensando principalmente en acompañar al Papa a su llegada a València, los días 8 y 9 de julio de 2006, flanqueando el papamóvil.

Una vez cumplida su razón de ser, desde entonces las Harley, que por si fuera poco además estuvieron circulando sin matrícula durante unos meses, han sido la mayor parte del tiempo carne de depósito y han pasado más horas en los almacenes de la Policía Local en la avenida del Cid que en la calle. Así, se han empleado para escoltas de gala, la grabación de vídeos, en actividades lúdicas como Expo Jove o como objetos de exposición en el museo de la Policía Local. No es de extrañar pues que sus cuentakilómetros en muchos casos no hayan llegado a los 10.000 km en estos doce años.

La compra de las Harley fue motivo de un enfrentamiento entre los entonces concejales José Luis Ábalos (PSPV) y Miguel Domínguez (PP), responsable por aquellas fechas de la Policía Local. El primero acusó al consistorio de Barberá de malgastar caudales públicos para “hacerse una foto” en una actitud que calificó de “provinciana”. Desde el PP se defendió que era una buena compra porque tenían un descuento de 8.000 euros por unidad.

El tiempo sin embargo ha dado la razón a los socialistas, que hicieron de este tema bandera, y ha corroborado hasta que punto fue un malgasto de dinero del erario. Ahora, seis de las ocho motocicletas que se compraron, y que se encuentran en la Central de la Policía Local, saldrán a la venta para disfrute de los coleccionistas, ya sea como amantes de las dos ruedas o como fetichistas de los años del exceso; una se quedará en el Museo de la Policía Local de València y la otra está rota.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email