X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Las negociaciones del Brexit no van a ninguna parte

El economista jefe de Robeco tiene claro que la incertidumbre seguirá instalada a corto plazo, por lo que la disminución de la inversión empresarial es un claro riesgo para el crecimiento futuro

6/11/2017 - 

MADRID. El Banco de Inglaterra hizo lo inevitable y esperado: elevó los tipos de interés desde 0,25% a 0,5%, ratificando las expectativas del mercado, y la opinión de varios miembros del MPC que han señalado durante meses que se avecinaba un alza de tipos. A primera vista, un alza parece razonable ya que la inflación actualmente está en el 3%. Pero esto es una consecuencia de la temprana depreciación de la libra, y lo más probable es que sea de forma temporal, ya que hay poca evidencia de que se pueda producir una espiral de salarios y precios. Por el contrario, las ganancias reales se están estrechando.

La economía, por supuesto, lo ha hecho mejor de lo esperado después del voto Brexit. La escalada podría justificarse porque solo retomó la flexibilización después de la votación del Brexit, que con el beneficio de la retrospectiva, resultó ser un 'seguro' innecesario. Pero la economía del Reino Unido no muestra signos de aceleración en este momento, a diferencia de Estados Unidos y la zona euro. 

Además, las negociaciones del Brexit actualmente no van a ninguna parte, y la incertidumbre seguirá instalada previsiblemente en el futuro cercano y, en consecuencia, la disminución de la inversión empresarial es un claro riesgo para el crecimiento futuro. Sin embargo, el desempleo está en un mínimo de 42 años, pero no hay señales de un aumento en el crecimiento de las ganancias, por lo que hay poca necesidad de un golpe de mano preventivo.

Por supuesto que podría argumentarse que el voto Brexit ha resultado en un shock de oferta negativa y dadas las pésimas tendencias de productividad, la economía del Reino Unido está con un crecimiento trimestral del 0,4% ya por delante de su potencial. Las estimaciones, sin embargo, de crecimiento potencial son notoriamente difíciles y tienden a moverse con el tiempo y apenas justifican la necesidad urgente de un alza de los tipos. El Banco de Inglaterra ha declarado que los incrementos  futuros tendrán lugar solo "a un ritmo gradual y en una medida limitada". Por lo tanto, la subida de tipos puede considerarse como una 'debilidad'. 

La cautelosa maniobra del Banco de Inglaterra podría considerarse como un eco de la actitud de la Reserva Federal, que el miércoles indicó que se ceñirá a un camino gradual de aumento de los tipos. En mi opinión, un aumento de las tipos en diciembre de 25 puntos basicos es algo ya hecho, incluso con una inflación "suave". Jerome Powell, un banquero de inversiones y abogado, probablemente siga la línea de política monetaria de Yellen. Powell es la opción racional y de bajo riesgo para el presidente Trump. 

Léon Cornelissen es economista jefe de Robeco

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email