X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

DESAYUNO EMPRESARIAL DE VALENCIA PLAZA

Las pymes piden a la banca más especialización para valorar proyectos innovadores

9/03/2016 - 

VALENCIA. Las entidades financieras deberían esforzarse por conocer los proyectos de sus clientes, especialmente los de carácter innovador. Ésta fue la principal conclusión compartida por las empresas participantes en desayuno informativo organizado por Valencia Plaza en colaboración con BBVA sobre financiación para el crecimiento. "Echamos de menos conocimientos básicos en I+D+i; es difícil que un banco apueste por la investigación, pero es fundamental que apueste por la innovación, que es la parte tecnológica que te permite hacer rentable tu producto" resumió Vicente Rodilla, director general de Cysenergy, una de las empresas participantes.

Junto a esta firma de ingeniería y consultoría energética, en el debate participaron José Sancho, gerente de SanSan; Fermín Bustos, gerente de Acceval; Carlos Ledó, director general de Idai Nature; Ángel Alberic, Ceo de Quibim; Javier Payá, gerente de Sumilab; Marisa Hernández, directora general de Ingelia. [FOTOGALERÍA]

Por parte de la entidad financiera asistieron José Garcerán, director comercial de la territorial Este de BBVA, y Deolinda Gerardo, directora de segmento pymes de la misma territorial. Valencia Plaza estuvo representado por su director general, Miguel Miró, y por su director, Javier Alfonso, quien ejerció de conductor del debate.

Los representantes de las empresas, todas ellas pymes de marcado perfil innovador, coincidieron en destacar la mejora en las condiciones de acceso al crédito, pero instaron a las entidades a realizar un esfuerzo por conocer los proyectos que se les presentan, así como los mecanismos de financiación europeos disponibles para firmas de este perfil.

"Vemos cierta alegría a la hora de financiar a empresas, pero lo que hace falta es tener un interlocutor en el banco que entienda perfectamente el proyecto y sus riesgos y en la empresa alguien que entienda al banco, porque las dos partes comparten el interés de que el proyecto entre en rentabilidad lo antes posible. Hace falta personas cualificadas para analizar el plan de negocio en u conjunto", resumió Marisa Hernández.

Por su parte, el director general de Cysenergy abundó en la idea al plantear que los bancos "quizás deberían entender un poco más sobre tecnología". A su juicio, las entidades deberían dotarse de departamentos "tecno-comerciales, que tengan un enfoque de tecnología". "Cuando hablas con un banco a veces echas de menos mayor conocimiento de las herramientas de financiación existentes por parte de la UE", completó el empresario. 

Mientras, Ángel Alberic, Ceo de Quibim, aseguró que, en el caso de su entidad bancaria, echó en falta que alguien del banco "se sentará conmigo para que le contara qué hago. Es necesario por parte de los bancos para poder tratar al cliente y orientarlo".

Javier Payá, gerente de Sumilab, dijo al respecto haber contado "70 veces" la historia de su compañía. "La movilidad dentro de los bancos dificulta la relación con la empresa. El banco tiene que conocer el negocio y el sector porque cada sector es diferente". 

El primer ejecuto de esta firma de distribución de material sanitario manifestó que "se ha perdido la relación tan cercana que había con los directores de las oficinas". "Es verdad que hay más oferta de crédito, pero creo que se mide por el mismo rasero a todo el mundo. Nosotros hemos trabajado mucho con la administración y hemos tenido que sufrir intereses del 15 o el 17 por ciento durante muchos años y eso lo hemos tenido que repercutir en el producto. Se ha perdido la relación banco-empresa. Para empresas que están empezando, es muy difícil poder demostrar a una entidad financiera que el proyecto va a salir adelante. En nuestro caso aún peor porque tenemos que añadir el factor de incertidumbre política", lamentó.

José Garcerán (BBVA), admitió que uno de los problemas por solucionar es cómo se financia al proveedor de la administración pública. "La administración pública tiene que solucionar el famoso pago a los 90 días porque es un actor importantísimo", manifestó el director comercial de la territorial Este de BBVA, que recogió el guante de los empresarios al reconocer que uno de los retos de la entidad es "ver cómo somos capaces de llevar la especialización a la oficina".

Entidades globales para crecer en el exterior

Otro de los factores que los empresarios consideraron fundamental en una entidad financiera a la hora de ayudar a las empresas es su capacidad para acompañarles en el proceso de internacionalización.

Al respecto, José Sancho, gerente de SanSan, explicaba cómo su compañía, dedicada a la fabricación mediante inyección de plástico de accesorios de cultivo, había pasado de exportar un 4% de su producción en 2006 a un 40%. "Lo hemos hecho gracias a productos de valor añadido para salir al exterior. De los bancos necesitamos que sean nuestro socio financiero global. No quiero tomarme un café con el director de la oficina, lo que le pido es que vaya por delante de mi empresa", concretó.

Mientras, Carlos Ledó, director general de Idai Nature, apuntó que si el banco no ayuda a la empresa a comercializar su invento, "es difícil que haya innovación". "La Comunitat tiene muchísimo potencial emprendedor y el banco debería implicarse más en apoyo a la innovación, ya que no se implica lo suficiente en que la investigación sea comercializada, en la innovación", añadió.

Además, reflexionó sobre la importancia de poder contar con análisis de los servicios de estudios de las entidades. "En el mundo se sabe que la financiación en España está barata y nos piden que les financiemos, pero nosotros, para poner los precios, necesitamos saber cómo va a evolucionar las divisas y eso nos lo puede dar el servicio de estudios del banco", destacó.

Marisa Hernández (Ingelia), destacó el papel de las pymes como generadoras de empleo cuando crecen. "Para ello tienes que buscar nuevos nichos en tu mercado o buscar nuevos mercados. En Reino Unido es mucho más fácil financiar la innovación. Es una pena que el esfuerzo inversor que hemos hecho las empresas en I+D lo tengamos que rentabilizar fuera. Claro que es difícil financiar la innovación, pero para ello el banco se tiene que dotar del conocimiento que necesita sobre los proyectos que va a financiar junto a las herramientas comunitarias. Es una pena que proyectos interesantísimos se estén yendo fuera", reiteró.

Fermín Bustos, gerente de Acceval (accesorios hidráulicos) reflexionó sobre lo "difícil" que había resultado para su compañía entrar en Alemania, algo para lo que hubo que "demostrar que fabricamos mejor y más barato". "En los mercados se entra por precio, calidad y servicio", zanjó. 

Mayor acceso al crédito

Tras reconocer que los bancos "tienen en su mano la velocidad de crecimiento de las empresa, ya que el alimento fundamental es la financiación", la directora general de Ingelia destacó que "las entidades financieras están más vivas".

En esa línea, Carlos Ledó confesó que la competencia que existe hoy entre bancos "nunca la había visto, es brutal". A ello, José Sancho puntualizó que "cuando uno se hace guapo, tiene más novias".

No obstante, Ledó, quien dijo que se ha puesto mucho dinero a disposición de las empresas, abogó por "hacer un ejercicio de responsabilidad porque no siempre la oferta más barata es la más interesante. En un mundo global necesitamos trabajar con entidades globales. Trabajar con entidades que te ayudan cuando estás fuera, en las que te puedes sentir como en casa, te da tranquilidad, aunque en España tengas que pagar un poco más".

Ángel Alberic apuntó que la competencia ha hecho que el crédito "sea atractivo para los que somos pequeños". "Para nosotros, la innovación está en el ADN. Necesitamos tecnología para que el sistema de cobros sea ágil, fluido y con las mínimas comisiones", explicó.

Mientras, Fermín Bustos manifestó que los bancos, sean del color que sean, "son empresas y, cuando dejan de ganar dinero, dejan de ser empresas". "Desgraciadamente en España hemos tenido años en los que las empresas pensaba que el banco se lo iba a financiar todo. Eso es una idea equivocada. A los bancos hay que plantearle algo coherente y atractivo", añadió.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email