X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de abril y se habla de dependencia Mónica Oltra bruselas JUSTICIA
GRUPO PLAZA

la cev lamenta que se penalice el ahorro al reducir bonificaciones en las herencias

Los asesores fiscales creen que la reforma fiscal del Consell no alivia la presión sobre las rentas bajas

4/10/2016 - 

VALENCIA. La Asociación Profesional de Asesores Fiscales de la Comunitat (APAFCV) cree que la reforma tributaria anunciada por el Consell, en concreto la nueva escala autonómica del IRPF, no aliviará la presión fiscal sobre las rentas medias y bajas, que continuarán asumiendo la mayor carga.

Esta es la principal conclusión que la APAFCV extrae del avance del conseller de Hacienda, Vicent Soler, sobre el contenido de la ley de Acompañamiento a los Presupuestos cuyo anteproyecto fue aprobado por el Consell el pasado viernes. Los cambios principales en materia impositiva afectan al IRPF y al impuesto de Sucesiones y se estima que el conjunto de medidas reportará un incremento de la recaudación de 11 millones de euros.

Aunque los cambios previstos en este anteproyecto, que tendrán efecto en la declaración de la renta de 2017, van encaminados a conseguir una mayor progresividad del impuesto con la reducción del tipo autonómico para las rentas más bajas y el aumento para las más elevadas, la APAFCV considera que los mismos "no contribuyen verdaderamente a un mayor cumplimiento de tal principio, dado que la variación es leve y seguirán asumiendo mayor carga fiscal las rentas medias y bajas, en el marco del sistema tributario en que nos encontramos".

La nueva escala prevé la creación de un tramo para las rentas inferiores a 12.450 euros, para quienes el tipo autonómico se reduce en casi dos puntos al pasar del 11,9% al 10%. Mientras, las rentas de 30.000 a 50.000 euros verán reducida la carga un punto, al pasar del 18,45% actual al 17.5% en el tramo autonómico.

En la parte alta de la tabla, los valencianos que declaren rentas superiores a los 70.000 euros tributarán casi dos puntos por encima (al 23.5%) y casi tres puntos más las rentas superiores a 120.000 euros (el tipo pasa al 25.5%, cuando antes era del 23.48%), de manera que se iguala la carga al nivel que hasta ahora tributaban las rentas superiores a 175.000 euros.

Por su parte, la patronal de la provincia de Valencia (CEV) valora que la introducción de mayor progresividad en las tarifas autonómicas del IRPF son "coherentes" con una política fiscal de corte progresista, pero considera que las deducciones previstas podrían haber ido un poco más allá.

Esta organización fijó su postura hace algunos meses con la elaboración de su primer informe sobre la materia, llamado 'Propuestas Fiscales para el ajuste, desarrollo y crecimiento económico de la Comunidad Valenciana', elaborado por su comisión Fiscal.

En el mismo, la organización que preside Salvador Navarro lanzaba una serie de propuestas sobre el Impuesto sobre el Patrimonio, sobre el de Sucesiones y Donaciones, y sobre el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, todos ellos de carácter autonómico.

Sobre los cambios anunciados ahora por el Consell, la organización empresarial considera positiva la introducción de la deducción por rehabilitación de vivienda habitual, una media "propuesta por la CEV desde el inicio de la crisis", aunque considera que habría sido necesario que el tipo de deducción fuera mayor del 15% estipulado y más próximo al tipo del IVA "en aras de asegurar e incentivar la "oficialidad" de
la obra en todos sus aspectos", en referencia a la lucha contra la economía sumergida en este ámbito.

También valora que límites para poder acceder a las citadas deducciones deberían ser mayores, ya que la capacidad para acometer obras de reformas en muchos casos supera los 25.000 euros de tributación individual y los 40.000 euros de tributación conjunta, los umbrales previstos en el anteproyecto de la ley de Acompañamiento. "Con todo, es un avance significativo", admiten.

Contra el aumento de la carga en herencias

Respecto a la otra gran novedad fiscal que el Consell prevé introducir a partir de 2017, la reducción de la bonificación en el impuesto de sucesiones (herencias) del 75% actual al 50% en el caso de descendientes mayores de 21 años, ascendientes y cónyuges, tanto la APAFCV como la CEV se muestran críticos.

En el caso de los asesores fiscales, recuerdan que si bien los cambios en el IRPF van encaminados a hacer más progresiva la tarifa autonómica la carga fiscal para 2017 aumentará con las modificaciones previstas en otros impuestos cedidos a la Comunitat, como el mencionado de Sucesiones y Donaciones o el impuesto sobre el Patrimonio.

Por su parte, la CEV concluye que la reducción de la bonificación a determinadas herencias "penaliza el ahorro". "Por añadidura, en las donaciones se elimina completamente la bonificación de la cuota por parentesco", subraya la organización para reforzar su conclusión.

Por el contrario, la patronal saluda como un "avance positivo" el trato favorable en la transmisión de pymes a la hora de aplicarse beneficios por la transmisión mortis causa e intervivos del negocio, aunque la CEV apostaba por extender la equiparación no sólo a los parientes colaterales hasta tercer grado, sino incluso a terceros a la familia, como los representes en la entidad durante un largo periodo de tiempo. Por ello, aún confían en que se dé ese paso "cuando las arcas públicas lo permitan".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email