X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

35 millones de personas pasan anualmente por la terminal

Los cambios en las líneas de EMT aíslan la Estación de Autobuses de Valencia del centro de la ciudad

21/08/2016 - 

VALENCIA. Desde que comenzara el proceso de participación ciudadana para la remodelación de las líneas de la EMT, el procedimiento no ha estado exento de críticas. De hecho, éste ha sido uno de los asuntos que ha enfrentado al equipo de gobierno municipal con los vecinos, que ya han presentado numerosas quejas por el cambio de ruta que han sufrido algunas líneas que no deseaban que se vieran modificadas. Así, esta remodelación ha dejado de lado algunas cuestiones como la desconexión de la Estación de Autobuses con el centro de la ciudad por el cambio de recorrido que ha sufrido la línea 8.

Este punto de "entrada" de viajeros a Valencia contaba, antes de la modificación, con una conexión que evitaba los transbordos entre distintos transportes públicos para alcanzar la Plaza del Ayuntamiento. No obstante, aunque ahora siguen teniendo diferentes ofertas para desplazarse de un sitio a otro, los turistas que llegan a Valencia por autobús y desean desplazarse al centro de la ciudad, deben dirigirse a la parada más cercana que lo permite que se halla a 300 metros.

Aunque bien es cierto que en el proceso de participación ciudadana los vecinos demandaban la incorporación de un panel de frecuencia en la calle Ingeniero Joaquín Benlloch (frente al Centro de Salud) para la línea 8, el cambio por completo de su ruta tiene consecuencias para los más de 35 millones de pasajeros que pasan anualmente por esta estación.

Esta terminal de 59 años de antigüedad cubre con sus líneas la mayor parte de los pueblos de la provincia y las principales poblaciones de la Comunidad, así como líneas nacionales de servicio diario y diversas internacionales. De hecho, por ella pasan 13 compañías que provienen de distintas provincias.

Alternativas para llegar al centro

Si bien es cierto que la Estación Central de Autobuses sigue contando con una parada de taxis –lo que permitiría a los viajeros seguir utilizando el transporte público para desplazarse al centro–, las alternativas de las líneas de autobús no dejan muchas opciones.

Así, los turistas pueden inclinarse, o bien por dirigirse a la Avenida Pio XII para utilizar las líneas 60 ó 62 o utilizar la parada de metro de Turia, ubicada en la misma plaza de Nuevo Centro. Pero si los viajeros no desean estas alternativas, tendrán que escoger el servicio de taxi, o bien emplear la línea 79 de autobús para la que no hay que realizar ningún desplazamiento extra desde la Estación Central. 

No obstante, pocos viajeros barajan esta ultima opción, ya que la conexión con el centro de la ciudad no es tanta, pues su parada "céntrica" deja a los pasajeros en la Plaza de España, separada del Ayuntamiento por 1,3 kilómetros que los visitantes deben salvar con aproximadamente 15 minutos de caminata.

Más quejas vecinales por cambios en otras líneas

Pero la modificación del recorrido de la línea 8 no es la única que ha tenido consecuencias poco contempladas. Cambiar el recorrido que realizaba la línea 11, suponía para el Grupo Socialista Municipal no atender las peticiones de las personas mayores que la utilizaban para acudir, por ejemplo, al centro médico de la calle Alboraia.

En el proceso de participación ciudadana, que la federación de Asociaciones de Vecinos no considera como tal ya que se hizo "caso omiso" a la petición de no modificar ciertas rutas -aseguró la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, Maria José Broseta-, se aceptaron 38 propuestas de las 49 presentadas por diversas entidades sociales, vecinales y particulares. En su momento la concejalía de Movilidad que lidera Giuseppe Grezzi señal que el motivo por el que rechazaban las once propuestas respondía a "imposibilidades técnicas" o porque "desvirtuaban el proceso y las necesidades de mejora de la red".

Noticias relacionadas

gestión integral del agua

Unas Fallas más secas, una cremà más mojada

Por |  - 

Entre el día de la Plantà y de la Cremà se ha consumido un 2,7% menos de agua en València; por el contrario, la Nit de la Cremà se consumieron 1,3 millones de litros de agua más. Emivasa recibe la certificación ISO 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email