X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el plebiscito sobre la continuidad de iglesias y montero por la compra del chalé tensiona el partido

Los candidatos a Podemos València coinciden sobre la consulta del chalé: "No era necesaria"

26/05/2018 - 

VALÈNCIA. La compra de un chalé de más de 600.000 euros por parte del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, generó un fuerte malestar interno en la formación morada. La decisión fue cuestionada por las bases tanto en el foro de Plaza Podemos en el que algunos calificaban la maniobra de "error político" –e incluso solicitaban dimisiones–, como en las redes sociales.

Ahora bien, si esta adquisición generó división entre las distintas sensibilidades de la formación –anticapitalistas, pablistas y errejonistas–, más aún lo ha hecho que decidieran someter a votación su continuidad en la dirección del partido. El plebiscito para "legitimar" esta decisión ligada a que Iglesias y Montero sigan en sus cargos después de esta captación ha tensionado más a la formación.

No en vano, desde las tres candidaturas a dirigir Podemos en València coinciden en que no había necesidad de convocar este referéndum. Pese a provenir de distintos sectores del partido morado, ninguna es partidaria de que esta consulta se llevara a cabo: "No era necesaria", concluyen.  

Jaime Paulino. Foto: EVA MAÑEZ

El candidato a su reelección como secretario general de la formación morada en la ciudad del Turia, Jaime Paulino, que encabeza Movem Podem, asegura que esta no es "la opción de vida" por la que él hubiera apostado, "pero eso no significa que estas opciones que pertenecen al ámbito privado se deban juzgar". "El acoso mediático ha sido espeluznante, y aunque no se ha puesto en cuestión políticamente su continuidad y me parece una consulta innecesaria, votaré a favor de que sigan", subraya el también asesor de la Secretaría Política de Podemos en la Comunitat Valenciana que ocupa el senador Ferran Martínez.

Paulino coincidirá en el sentido de su voto con el diputado provincial y aspirante a dirigir el partido en la capital de la Comunitat Valenciana, Berto Jaramillo, que encabeza la candidatura feminista de Juntes Podem. "Votaré sí porque la consulta no es chalet sí o no, sino si Pablo e Irene deben irse, y creo que lo mejor para Podemos es que no lo hagan", explica. 

El también concejal en el Ayuntamiento de València comparte además que esta es una "decisión personal que se ha convertido en una situación política por errores propios". Y añade que es una decisión que él no se hubiera podido permitir, pero que no demoniza "a quien pudiendo hacerlo, con su esfuerzo lo haga". 

Berto Jaramillo. Foto: DIVAL

Más reservada se muestra la candidata Consuelo Poveda, que encabeza la lista de Amb Totes Podem! en la que se integran miembros de distintos sectores de la formación. "Como portavoz de esta candidatura que aúna tantas sensibilidades diferentes, no me debo pronunciar. Respeto todas las opciones personales que es, a mi modo de entender, la manera de apoyar la esencia y el alma de nuestra organización", explica. 

No obstante, esta diversidad dentro de su candidatura hace que algunos de sus correligionarios aseguren a Valencia Plaza que hay diferentes "opiniones". "Es una cuestión que ha venido forzada desde fuera de la organización, así que ante estas amenazas externas creo que no era el momento de votar. No era necesario pedir este voto porque nosotros votamos una dirección y por eso Pablo (Iglesias) esta ahí", matizan. 

No en vano, la maniobra es interpretada por algunos como el método para tratar de frenar el aluvión de críticas a raíz de una decisión que afecta al ámbito personal. Sin embargo, someterlo a sufragio genera confusión entre sus bases porque mezcla lo que pertenece al marco privado con la estabilidad del partido. A pesar de esta aversión, están llamados a las urnas cerca de 490.000 inscritos, aunque ya hay algunos miembros de Podemos que han anunciado que no participarán en ella.

Proyectos y confluencias

Más allá de la cita en las urnas moradas, los tres candidatos a dirigir Podemos València coinciden en otras cuestiones: los tres están a favor de las confluencias con otras fuerzas para las elecciones municipales de 2019. 

"El municipalismo está en el ADN de Amb Totes Podem!, y las confluencias se pueden dar también con otro tipo de coalición. Por eso abogamos por confluir con otros partidos del cambio, pero también con los movimientos sociales y ciudadanos", indica Poveda, que define la candidatura como "feminista, cuidadora, inclusiva y amable, sin dejar de ser combativa, motivadora y movilizadora" para mejorar la formación en los próximos años y trabajar en un cambio en este sentido en la ciudad.

Para Paulino, que ha estado al frente del partido durante tres años en la ciudad, las confluencias pueden darse, pero con condicionantes: "Que Podemos esté en la papeleta". Es decir, que a diferencia de las pasadas elecciones municipales en las que la formación morada se integró en otras plataformas como Valencia en Comú, en 2019 ya esté presente la marca jurídica Podemos. 

Foto: EVA MAÑEZ

Jaramillo, incluso, se atreve a avanzar con qué fuerzas cree conveniente confluir: Compromís y Esquerra Unida. Eso sí, siempre y cuando se unan a través de "un programa de transformación para la ciudad que en ningún caso se realice por arriba o solo respondan a repartos de poder", sino que se cuente "con la sociedad civil". 

Respecto a sus diferentes proyectos, el ex mandatario morado diferencia entre el trabajo que queda por hacer en Podemos y el que hace falta para València. "Remunicipalización de servicios como el agua, revertir especulación inmobiliaria con suelo público, acceso a la vivienda frente a la escalada de precios de alquiler fomentada por la inversión de fondos de inversión...", enumera en referencia a lo que su candidatura quiere para la ciudad. Mientras, el trabajo a realizar en el partido de los círculos en la capital del Turia se resume en dos palabras: descentralización y municipalización. "Queremos cambiar los protagonismos mediáticos para empezar a hablar de los proyectos municipales que se están haciendo en los ayuntamientos", explica Paulino a este diario. 

Los puntos que definen el proyecto del diputado en la corporación provincial, que ya se presentó a las últimas primarias locales de Podemos enfrentándose a Paulino en diciembre de 2014, son la "coralidad, vuelta a los orígenes del partido, el trabajo con los círculos sectoriales y ser una voz real en Podemos". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email