X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de MÚSICA ecoembes RECICLAJE impuestos ilustres veraneantes
GRUPO PLAZA

cónclave del ppcv en abril al que le seguirán los provinciales

Los congresos de Bonig: las caras y polémicas a seguir en la primavera 'popular'

21/02/2017 - 

VALÈNCIA. El PP de la Comunitat Valenciana se enfrentará entre el 31 de marzo y el 2 de abril a su XIV Congreso Regional, una cita en la que por primera vez todos los militantes populares podrán votar a su candidato a la presidencia autonómica del partido. Tras este cónclave, se producirán en cascada y por orden de amplitud territorial el resto de procesos orgánicos de la formación de la gaviota: provinciales, comarcales y locales.

Así pues, y pese a la aparente tranquilidad que se vive en el seno del partido tras la victoria sin oposición de Mariano Rajoy, los congresos que van a celebrarse en los próximos meses ofrecerán una fotografía del estado de salud de la formación valenciana dos años después de perder la Generalitat y, más importante aún, la hoja de ruta política y los equipos que asumen la responsabilidad de tratar de retomar el mando en las instituciones.

CONGRESO REGIONAL - VÍA LIBRE PARA BONIG

Tras haber obtenido la presidencia regional del partido por orden de Génova, Isabel Bonig se enfrenta a su primer congreso para revalidar -y legitimar- su liderazgo. Hasta el momento, su único opositor es el ex presidente de Nuevas Generaciones de Valencia José Luis Bayo, un rival con opciones aparentemente mínimas y cuyas aspiraciones se limitarían a aglutinar cierto voto de descontento que en otro caso podría viajar a la abstención.

José Luis Bayo, aspirante a liderar el PPCV

Al margen de ese porcentaje que no pueda sumar Bonig, que será sin duda una de las cifras del cónclave, la cita será una oportunidad para que la actual presidenta pueda rediseñar su equipo e incluso variar la estructura de la dirección popular. Todo ello al margen del propio contenido del cónclave, en cuyas ponencias se pondrán negro sobre blanco las líneas estratégicas del PPCV de cara impulsar la recuperación para 2019. 

De la misma manera, y pese a que los estatutos del partido vienen marcados por la dirección nacional, será interesante ver si Bonig pretende establecer o remarcar de alguna manera su forma de actuar expeditiva frente a los problemas judiciales de los cargos del PPCV, una cuestión -las llamadas 'líneas rojas- de la que ha hecho bandera en los últimos tiempos.

Bonig junto a diputados nacionales y otros miembros de su equipo. EVA MÁÑEZ

Además, otra de las cifras a seguir del cónclave será la participación final en la votación de los candidatos. Desde la formación popular se ha repetido en los últimos años como un mantra que el número de afiliados del partido en la Comunitat se sitúa en torno a 150.000 militantes. Un dato que siempre ha generado dudas y que, aunque puede corresponderse al número de inscritos, no implica ni mucho menos que todos ellos estén al corriente de las cuotas, algo que a priori será necesario para poder participar en la votación. Así pues, el PPCV se enfrenta al reto de evitar una participación baja o de hacer aflorar los datos reales de afiliación -al día- del partido, una cuestión delicada para la credibilidad de la formación popular.

CONGRESOS PROVINCIALES - DUDAS EN VALENCIA

Tras el cónclave regional, se espera que antes de verano se resuelvan también los procesos provinciales. El congreso que más dudas ha venido ofreciendo hasta ahora es el de Valencia: el actual presidente, Vicente Betoret, aspira a continuar aunque desde algunos sectores del partido se ha hablado internamente de su posible relevo, lanzando a la palestra el nombre de la portavoz en la Diputación, Mari Carmen Contelles. En este sentido, cabe recordar que la relación entre Betoret y Bonig ha sido fría en los últimos meses, aunque eso no ha evitado que el presidente provincial haya sido integrado recientemente como vocal en el Comité Ejecutivo del PP, lo que indica que todavía tiene predicamento en Génova. Con este escenario, a día de hoy todavía se desconoce si habrá batalla en el congreso provincial.

Isabel Bonig junto a Eva Ortiz y Vicente Betoret. EVA MÁÑEZ

En Alicante las cosas parecen más claras: todo apunta a que José Císcar no tendrá problemas para continuar. En el proceso nacional se han destacado tres figuras de la provincial alicantina: César Sánchez, presidente de la Diputación, fue reforzado al ser designado responsable del área de Formación de la dirección nacional siendo el único miembro del PPCV situado en la cúpula popular. Mientras, el propio Císcar repite como vocal y la oriolana Eva Ortiz, coordinadora general regional, también fue integrada con el mismo rango aunque se especuló durante varios días con un puesto superior. La conclusión es que en Alicante la vida orgánica seguirá igual, aunque en el largo plazo siempre flotan las dudas sobre cuál será el destino de la bicefalia existente en esta provincia con Císcar al frente del partido y Sánchez presidiendo la diputación.

El presidente de la Diputación, César Sánchez, junto a Eva Ortiz y José Císcar

Por lo que se refiere a Castellón, el actual presidente, Javier Moliner, quien además está al frente de la diputación, no debería tener ningún problema para continuar liderando el partido. Los miembros del comité de dirección provincial firmaron este mismo lunes su respaldo para que Bonig repita como líder y no parece que existan dudas sobre el apoyo que brindará la presidenta regional a Moliner para su continuidad.

Otro dato a seguir será el método que se aplica para la elección de los presidentes provinciales dado que, según fuentes populares, pueden optar por aplicar el mismo método que Bonig para que voten todos los militantes o utilizar la vía de los compromisarios.

CONGRESO LOCAL DE VALENCIA - SANTAMARÍA, EL MÁS VISIBLE

Después de los congresos provinciales será el turno de los comarcales y locales, estos últimos tendrán lugar después de verano. Sin duda, el cónclave que sobresale por encima de todos es el de Valencia ciudad, donde actualmente el partido está gobernado por una gestora que preside el diputado Luis Santamaría.

El diputado nacional José María Chiquillo y el presidente de la gestora de Valencia, Luis Santamaría

Pocos son en el partido los que dudan de que este dirigente, que cuenta con el apoyo de Bonig, aspirará a liderar el PP en Valencia ciudad. Una circunstancia que no le convertiría automáticamente en el candidato a la alcaldía pero que allanaría el camino. Y es que vienen sonando otros posibles pretendientes para el puesto cuando se habla, ya no tanto de la posición orgánica, como de la carrera por encabezar la lista al ayuntamiento. El diputado nacional José María Chiquillo o el exconseller y portavoz europeo, Esteban González Pons, son otros nombres que se vienen mencionando para ese destino.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email