X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el consejero de à punt justifica su estilo en las redes por su “carácter fallero”

Los diputados del Botànic aplauden el 'show' de Rafa Xambó

2/06/2018 - 

VALÈNCIA. Mientras este viernes Pedro Sánchez se convertía en presidente del Gobierno, en Les Corts Valencianes el consejero de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) Rafa Xambó comparecía en la comisión de RTVV de la Cámara para explicar sus tuits en los que insultaba a periodistas y políticos. Lo hacía a petición de Ciudadanos, que llevaba pidiendo su cese desde junio de 2017.

Fue una comisión tensa, con constantes reproches entre el compareciente y los diputados de PP y Ciudadanos, interrupciones, salidas de tono en prácticamente la totalidad de las intervenciones y con una presidencia de la Mesa casi ausente que moderó el debate puntualmente.

El comienzo del interrogatorio sentó ya la base de lo ligera que iba a ser para el sociólogo la mañana. No en vano, el diputado del partido naranja Toni Subiela, que había sido quien había requerido la comparencia y de quien se esperaba mayor dureza en el discurso y preguntas incisivas, no atinó a argumentar en su primera intervención los motivos por los que se le había "llamado a capítulo" –en palabras del propio Xambó–. Leyó algunos tuits recogidos en un artículo de El Temps de los que el consejero se desmarcó sin que de este desmentido obtuviera réplica alguna por parte del parlamentario. Simplemente, Xambó salió airoso negando haberlos hecho para, más tarde, justificar su estilo en las redes en su comarca de procedencia y carácter "fallero". 

"No soy un hombre refinado. Soy de La Ribera, ya saben cómo nos saludamos allí, de maneras muy ofensivas para un castellano viejo; cuando digo que soy valenciano lo digo con el sentido del humor, de la burla al poder. En ese sentido sí que soy muy fallero, pero de las fallas del siglo XIX, no de las reconvertidas durante el franquismo en un instrumento de control", espetó a los diputados.

Además de los de Subiela, no hubo más reproches que los del diputado del PPCV Jorge Bellver, que también hizo referencia a los tuits del consejero utilizando un recorte de Las Provincias. El origen de la crítica dio pie al compareciente para desmerecer la veracidad de la noticia –afirmó que en ese artículo mezclaban opiniones con información–, criticar a dicho periódico por su historia y menospreciar su número lectores diarios. Un recital que despertó la carcajada del resto de grupos parlamentarios cuando concluyó con un "me la bufa Las Provincias".

Sociólogo, no cantautor

Contenidas las risas, Xambó dedicó un impasse en su discurso a exponer que su compromiso "siempre" había estado "con la libertad de expresión, los derechos de los ciudadanos y contra abusos del poder", los tres ejes en torno a los que, defendió, giran sus tuits. Un breve paréntesis tras el que tomó carrerilla y aprovechó para abroncar a los periodistas por referirse a él en sus publicaciones como cantautor. "Soy sociólogo y no entiendo por qué determinados medios cada vez que aluden a mí me llaman el cantautor. A mí me parece muy bien, pero si estoy en el Consejo Rector tendría más sentido llamarme sociólogo o profesor universitario porque cuando hacen eso quieren minimizarme porque se supone que eso es ofensivo", se quejó. "Como si la música fuera algo poco importante. Que los periodistas se lo hagan mirar, porque es muy ridículo", añadió. 

De nuevo el comentario generó una ola de risas que surfearon desde los miembros del Consejo Rector que le acompañaban en esta jornada, hasta los diputados de los partidos que sustentan el Botànic. Parecía que el más cómodo en la comparecencia era él. Tal era su confort que incluso llegó a decirle al diputado Luis Santamaría (PP), quien había puntualizado un dato que Xambó había ofrecido en su intervención, que él no estaba en el uso de la palabra. Y más risas. 

La comisión terminó sin que Podemos, Compromís y PSPV llegaran a formularle ninguna pregunta. Y todo pese a que en su día aprobaron la comparecencia del consejero para que acudiera a Les Corts. Los tres partidos, no obstante, aprovecharon su turno de palabra para respaldar al consejero y reivindicar su libertad de expresión. El parlamentario de Podemos Antonio Montiel cerró su intervención subrayando que su "incontinencia en twitter" no justificaba la comparecencia –pese a haberla apoyado–, además de que aquella cita le recordaba tiempos "inquisitoriales". 

Más vehemente fue el diputado de Compromís Josep Nadal en la defensa del miembro del Consejo Rector a propuesta de la coalición valencianista. De hecho, en su turno de palabra se dirigió Bellver y no a Xambó. "No entendemos que los mismos que permitieron que Canal 9 se convirtiera en un auténtico pozo de mierda hoy estén intentando echarle encima a À Punt", denunció. 

El mensaje molestó al popular, que solicitó turno de réplica a la par que se quejó de que el presidente de la Mesa de la comisión no estaba dando a todos los diputados el mismo trato. "A algunos se nos llama al orden y a otros se les permite hablar de cualquier cosa que no tiene nada que ver", indicó. Momento que desencadenó un cruce de acusaciones con el presidente de la comisión, el diputado de Podemos Josep Almería. "Entiendo que no comparta el criterio para dar la palabra, pero es lo que hay", dijo el parlamentario de Podemos. "Y se fuma un puro", se irritó Bellver. 

Entre tanto reproche y espaldarazo de Compromís y Podemos a Xambó, el diputado del PSPV Fernando Delgado intervino para ofrecer el momento más sosegado y reflexivo de la mañana (y hacía falta): "No entiendo que se pida a un consejero de la Corporació más prudencia y moderación en el uso del lenguaje y no se pida lo mismo a los gestores públicos. Aquí se escenifican actuaciones ordinarias cada semana; habría que exigirles a esos representantes dignidad en la oratoria". De esta manera, Xambó salió, sin duda, indemne y casi jaleado de la cita convocada teóricamente para abroncarle. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email