X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

organizada por valencia plaza

Los empresarios afianzan su unión en la  I jornada de Empresas Turísticas Valencianas

7/10/2016 - 

VALENCIA. Empresarios de la Comunitat afianzaron este jueves en la I Jornada de empresas turísticas valencianas su compromiso por unirse con el fin de relanzar el turismo en la región. El encuentro, realizado en el Hotel Las Arenas, estuvo inaugurado por Enrique Lucas, presidente de Ediciones Plaza, y presentado por la periodista Pilar Caro

Para calentar los motores para el debate, Alberto Galloso, director general de Soluciones Turísticas, presentó el documento “Retos de la empresa en la Comunitat Valenciana ante un escenario cambiante”. En éste se recogen los desafíos  del sector turístico de la Comunitat como la internacionalización, la competencia ilegal, la tasa turística o la falta de profesionalización del sector.

La primera mesa, moderada por Alberto Galloso, trató el tema de la profesionalización y del producto. Juanma Baixauli, de Grupo Gheisa, lamentaba que en una sociedad turística como la valenciana no hable todo el mundo inglés. "Yo veo mucho problemas en la formación, que va desde los idiomas a una carrera de Turismo que no te da una formación específica".

Josep Vicent Mascarell, director de RSC e Innovación de Baleària, aseguraba que el problema para atraer talento viene por el tamaño de las empresas. "Primero hay que hacer que las empresas sean grandes para hacer innovación y que contraten buenos profesionales, pero nuestra capacidad de captar talento no es la misma que tienen las tecnológicas", destacaba, y añadía la necesidad de investigar en las universidades a la vez que felicitaba al Invatur por aportar 400.000 euros a las universidades para hacer innovación en el sector. 

Iker Llano, director general de Grupo Intur, reconocía una deficiencia en la parte de estrategia. "Debemos formar a los cuerpos directivos en estrategias, en los mercados extranjeros, no solo dejarles con una formación básica. Debemos ser nosotros mucho más expertos en estrategia turística para así atraer talento".

Carlos García, director de La Sella Golf, señaló que el golf no era un producto turístico hasta que las empresas no vieron un potencial turístico. "Nuestra temporada alta es primavera y otoño, óptimo para la desestacionalización", destacaba. Sin embargo, reconocía que no hay personas suficientemente formadas para los puestos, que son ocupados por periodistas, gente de marketing o de empresa. "Para lograr un turismo de calidad y aportar calidad en el sector turístico tenemos que estar formados".

José María Díaz, director del Oceanogràfic, insistía en que las empresas deben concienciarse de que si forman a los trabajadores se quedarán en las compañías al estar a gusto. "A veces no lo hacemos por miedo a que se vayan a otra empresa", reconocía. 

Juan Llantada, de la secretaría autonómica de Turismo, reconoció que desde el Consell se están plantando un cambio de ciclo y de modelo. "Bajo mi humilde opinión, en el sector turístico y hotelero hemos actuado como gerentes y no como líderes motivadores. El sector debe reflexionar hacia donde llevar el modelo", señaló. También aseguró que la administración debe ir de la mano con el sector.

La necesidad de crear producto

Juanma Baixauli, de Grupo Gheisa, aseguró que para crear producto hay que coger un elemento y ponerlo en valor, como ha ocurrido con los huesos del Apóstol Santiago y el Camino. "Lo mismo habría que hacer en Valencia con el Santo Grial". También reprochó que no se ponga en valor la música teniendo como referencia las banda de música e incluso la Berklee, además de advertir que hasta el momento la Ruta de la Seda no ha sido elaborada a categoría de producto turístico. "Esto es difícil hacerlo sin líderes estables".

Iker Llano, director general de Grupo Intur, aseguró la necesidad de crear un producto. "Para ello no vale que cada uno hable de su libro", apuntó. José María Díaz, director del Oceanogràfic, señaló la creación de nuevas ofertas en el complejo, como la realización de bodas en el parque. 

Juan Llantada,  de la secretaría autonómica de Turismo, aseguró que están revisar los programas estratégicos de la Agencia Valenciana de Turismo. "Estamos haciendo una estrategia de producto que hay que poner en marcha". 

Competencia ilegal

El debate de la competencia ilegal, moderado por la periodista de Valencia Plaza, Estefanía Pastor, abordó en primer lugar el problema de los apartamentos turísticos ilegales. 

Javier Vallés, director general de SH Hoteles, insistió en la necesidad de acabar con la empresa ilegal. "Hay que controlar que no haya una saturación como en Madrid y Barcelona", , destacó y apuntó a la necesidad de que definan una regulación.

Nuria Montes, en representación de Antonio Mayor propietario de Benidorm Port, aseguró que se estaba trasladando el modelo de hotel a los apartamentos turísticos a pesar de no cumplir la normativa. "La medida principal es controlar la economía sumergida", apuntaba Montes. 

Pepe Castelló, fundador Valencia Flats, aseguró que no era partidario de la compatibilidad del uso residencial y el uso turístico en una vivienda.

Javier Gallego, consejero delegado de ZT Hotels, quiso abrir la competencia ilegal más allá de los apartamentos turísticos, sino también a los hoteleros que tienen actividades ilegales. "A mí me hace mucho daño el que tiene la mitad de la plantilla ilegal y puede vender mucho más barato".

Javier Solsona, jefe del Servicio de Promoción y Producto de la Agencia Valenciana de Turismo, apuntó que están trabajando en resolver el problema, además de incrementar el cuerpo de inspectores. 

Ana Merelo, directora general en Valencia Guías, habló sobre el intrusismo en el sector de guías y agencias de viajes. Señaló el intrusismo que existe en la profesión y en la gente que se habilita como guía turístico a pesar de ser arquitectos o ingenieros.

"Hay muchos guías que también están trabajando en negro", aseguró Melero. "En eso la administración tiene que intervenir". Incluso llegó a señalar que empresas que venden paquetes de viajes son ilegales. 

El sector no quiere tasa turística

Sobre el posible pago de una tasa turística, Pepe Castelló, fundador Valencia Flats, aseguró que se trata de un paso bastante posterior del que actualmente estamos. Nuria Montes señaló que no es una tasa sino un impuesto. "Nosotros somos pocos partidarios porque la prisión fiscal ya es suficientemente elevado", apuntaba. Además, se cuestionaba por qué solo es sector de alojamiento debía pagarlo y no el resto.

Javier Gallego, consejero delegado de ZT Hotels, apuntó a un impuesto revolucionario "a quien puedo fotografiar". "Yo no quiero jugar a que a alguien se le ocurra que hay que pagar un impuesto, sino que alguien traiga un estudio".

Javier Solsona, jefe del Servicio de Promoción y Producto de la Agencia Valenciana de Turismo, recalcó que la tasa turística había aparecido en algunos informes, pero que todavía no estaba sobre la mesa debido a la necesidad de avanzar para poder aplicarlo.

La administración toma las riendas

El papel de la administración turística ante los retos de la empresa turística empieza a hacerse notar, esta es la conclusión a la que se llegó en una mesa moderada por el director de Valencia Plaza, Javier Alfonso. Raquel Huete, directora general de Turismo de la Agencia Valenciana de Turismo, explicó que se han organizado grupos de trabajo con las diputaciones. "El futuro del Turismo es la coordinación entre administraciones con un sistema inteligente de marcas", aseguraba.

Pilar Moncho, diputada delegada de Turismo de la Diputación de València, destacó que les fue necesario cambiar la marca Terra i Mar porque se les relacionaba más con un equipo de atletismo que con Valencia. "Nosotros encontramos un patronato desmantelado en profesionalización y pusimos a un experto en economía y turismo además de crear el departamento de producto turístico", aseguraba. 

Eduardo Jorge Dolón, vicepresidente de Promoción Turística de la Diputación de Alicante, destacó que ha habido u cambio importante a la hora de dirigir la política turística de mercado además de señalar las prioridades en Alicante: tenemos que salvar la estacionalidad de la oferta, estamos configurando cinco nuevos productos turísticos y estamos aglutinando la oferta existente. También señaló que se está incrementando la apuesta por las estrategias de marketing. 

Andrés Martínez, vicepresidente provincial de Turismo de la Diputación de Castellón, reconoció que tenían dudas con el decreto de coordinación, pero aseguró que están al 100%. "Con el turismo no hay color político", destacó y señaló la necesidad de invertir el dinero donde se necesitara. 

Antonio Bernabé, director gerente en Fundación Turismo Valencia, insistió en que la colaboración es indispensable y recordó que existen muchas áreas que confluyen como el urbanismo con las licencias de actividad. También recordó el modelo de participación que están creando con los grupos de producto. Leire Bilbao, gerente de Visit Benidorm, destacó que es necesario segmentar en todos los productos y trabajarlos.

Francesc Colomer, secretario autonómico de la Agencia Valenciana de Turismo, fue el encargado de concluir la jornada. "La apuesta de la nueva ley frenará con más medios el intrusismo", explicó Colomer sobre una norma que también habla de hospitalidad y de la actitud de una sociedad receptora.

Recordó que la nueva Agencia Valenciana de Turismo tendrá un órgano para definir, evaluar y controlar la estrategia turística donde estarán los empresarios, la cámara de comercio, las marcas, los sindicatos y las universidades. A esto sumó la necesidad de desprogramar la idea de sector turístico y hablar de economía turística.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email