X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los nuevos modelos Mercedes-AMG C 63

27/07/2018 - 

VALÈNCIA. Potentes motores V8, un dinamismo de conducción fascinante y el diseño específico han hecho de la familia de modelos C 63 de Mercedes-AMG todo un éxito de ventas. La berlina, el Estate, el coupé y el cabrio (consumo de combustible en el ciclo mixto: 10,4-9,9 l/100 km; emisiones de CO2, ciclo mixto: 236-227 g/km)  salen ahora a la venta con un diseño exterior más acentuado, un habitáculo modernizado y más agilidad que nunca. El cambio AMG SPEEDSHIFT MCT de 9 marchas con transiciones especialmente rápidas, el diferencial trasero con regulación electrónica y el sistema AMG TRACTION CONTROL con nueve niveles (en el C 63 S) elevan el dinamismo longitudinal y transversal a un nivel completamente nuevo. Otro equipo que asegura mayor diversión al volante es AMG DYNAMICS. Este sistema integrado de control de estabilidad amplía las funciones del ESP® con una distribución perfectamente dosificada de la fuerza entre las ruedas del eje trasero (Torque Vectoring) y aumenta de ese modo la agilidad, manteniendo al mismo tiempo una gran estabilidad. El sugestivo diseño es otro de los atributos del nuevo C 63. La calandra del radiador específica de AMG subraya la identidad de la marca y acentúa su potente presencia. El habitáculo se beneficia del puesto de conducción totalmente digital (equipo opcional) con indicadores específicos AMG y de la nueva generación de volantes AMG.

El C 63 se encuentra en el origen mismo de Mercedes-AMG. Tanto los conductores como los aficionados lo aprecian por su singularidad dentro de su segmento. El potente propulsor de ocho cilindros es su atributo más destacado. Ningún otro modelo en su entorno de competencia puede acreditar una fuente de energía como esta. El V8 forma parte imprescindible de la identidad de la marca AMG. La tracción trasera, el tren de rodaje específico AMG y la presencia atlética distinguen asimismo al C 63 de sus competidores. A esto se suman innumerables posibilidades de personalización, incluyendo cuatro versiones de la carrocería, dos niveles de potencia y numerosos equipos opcionales.

«El Clase C AMG es nuestro modelo más vendida. Por lo tanto, constituye una base decisiva para el éxito de la empresa en los últimos años. Por ese motivo, hemos ampliado continuamente la oferta de vehículos de altas prestaciones del Clase C. En la actualidad, nuestros clientes pueden elegir entre doce modelos en la familia del Clase C. En el marco de la nueva reestilización hemos vuelto a revalorizar considerablemente todas las versiones de esta serie», explica Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH. «Esto dinamismo mejorado de conducción y el expresivo diseño subrayan el carácter potente y musculoso de este icono del automovilismo con tracción trasera.»

La profunda actualización del modelo comprende un largo elenco de medidas con un mismo fin: mejorar una vez más el dinamismo longitudinal y transversal. Una novedad en el C 63 es el cambio AMG SPEEDSHIFT MCT de 9 marchas con embrague húmedo para el arranque (hasta ahora se montaba un cambio de 7 marchas). Esta transmisión es la clave de recuperaciones más rápidas y reacciones más espontáneas a las órdenes del conductor, transmitidas mediante el pedal acelerador. A esto se suma el diferencial autoblocante del eje trasero incorporado de serie, ahora con control electrónico en todas sus versiones, lo que hace posible una dosificación más precisa de la tracción.

El sistema AMG TRACTION CONTROL (en el C 63 S) permite regular el resbalamiento en el eje trasero en nueve niveles, algo que sabrán apreciar los conductores con ambiciones deportivas, especialmente durante la conducción en circuitos de competición o en calzadas con adherencia irregular. Otro equipo que asegura mayor diversión al volante es el sistema integrado de regulación de la estabilidad AMG DYNAMICS. 

Cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G con transiciones más cortas

En el C 63 se monta ahora por primera vez el cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G, adaptado específicamente por los ingenieros de desarrollo de Mercedes-AMG para lograr una experiencia de conducción dinámica. El embrague húmedo para el arranque sustituye al convertidor de par. De ese modo se ahorra peso y mejora la respuesta a las órdenes transmitidas por el conductor mediante el pedal acelerador, especialmente al acelerar con rapidez y en los cambios de carga.

La reducción directa múltiple permite recuperaciones rápidas, y la función de doble embrague brinda una experiencia de conducción aún más sugestiva en los programas de conducción «Sport» y «Sport+». Las intervenciones definidas en el encendido agilizan todavía más los cambios de relación en comparación con los otros modos. El vehículo se pone en marcha en primera en todos los programas de conducción con el fin de garantizar una experiencia de conducción dinámica.

Con el pulsador situado en la consola central puede seleccionarse el modo «Manual». Su estrategia de cambio se basa en el programa de conducción elegido; los cambios de marcha se efectúan a través de las levas del volante. Además, el cambio conserva la marcha seleccionada y no pasa automáticamente a una marcha más larga si el régimen del motor alcanza el valor máximo del limitador.

Hasta seis programas de conducción para una vivencia personalizada

El conductor puede influir en el comportamiento de marcha del nuevo C 63 seleccionando uno de los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT «Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport+», «RACE» (en el C 63 S) e «Individual». Con esta selección se modifican importantes parámetros, como la respuesta del motor y el cambio, la curva característica de la dirección, la amortiguación del tren de rodaje o la sonoridad del sistema de escape. Para seleccionar los programas se utiliza el interruptor basculante en la consola central. El programa seleccionado se muestra en el cuadro de instrumentos y en el visualizador del equipo multimedia.

·        «Calzada resbaladiza»: el nuevo programa de conducción «Calzada resbaladiza» está concebido para circular sobre superficies de baja adherencia, con potencia reducida y una curva de par más horizontal.

·        «Confort»: conducción confortable y optimizada para reducir el consumo, entre otras medidas mediante cambios muy tempranos a una marcha más larga. Armonización confortable del tren de rodaje y la dirección.

·        «Sport»: carácter más deportivo mediante una respuesta más ágil al accionamiento del acelerador, cambios de relación más rápidos, cambios más tempranos a una marcha inferior y función de doble embrague, que hace más perceptible y emocional el cambio de relación. Armonización más dinámica del tren de rodaje y la dirección.

·        «Sport+»: carácter extremadamente deportivo con respuesta aún más ágil al acelerador, realce acústico de la función de doble embrague al reducir e intervención precisa en el par motor al acoplar una marcha superior, con supresión parcial de determinados cilindros para un acoplamiento más rápido de la marcha. Aumento del número de revoluciones de ralentí para un arranque más rápido. Armonización más dinámica del tren de rodaje, la dirección y la cadena cinemática.

·        «Individual»: adaptación individual de la propulsión, el tren de rodaje, AMG DYNAMICS, sistema de escape.

·        «RACE»: el C 63 S dispone adicionalmente del programa de conducción «RACE» para la conducción con alto dinamismo en circuitos cerrados al público. En este modo, todos los parámetros están optimizados para permitir máximas prestaciones.

Más agilidad y más seguridad con AMG DYNAMICS

En el C 63 y el C 63 S, los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT se completan con AMG DYNAMICS. Este sistema integrado de control de estabilidad amplía las funciones del ESP® (programa electrónico de estabilidad) con una distribución perfectamente dosificada de la fuerza entre las ruedas del eje trasero (Torque Vectoring) y aumenta de ese modo la agilidad, manteniendo al mismo tiempo una gran estabilidad. AMG DYNAMICS optimiza el dinamismo transversal y aumenta al máximo la tracción en curvas.

Un detalle especialmente notable es la capacidad de AMG DYNAMICS de calcular la reacción del vehículo. El sistema utiliza para ello los sensores existentes, que miden, por ejemplo, la velocidad, el ángulo de orientación de las ruedas o la velocidad de guiñada. De conformidad con el principio de control piloto es posible predecir el comportamiento del vehículo a partir de las acciones del conductor y de los datos de los sensores. De ese modo, la regulación reacciona antes de que pueda hacerlo el conductor, sin generar influencias patentes o negativas en el sistema. El conductor percibe una sensación de conducción especialmente auténtica, con elevado dinamismo en curvas y una tracción ideal, unida a alta estabilidad y un comportamiento de marcha previsible. Esto permite prestar una asistencia ideal —también a pilotos experimentados— sin que el conductor se sienta excesivamente tutelado por el sistema.

Las diversas opciones de AMG DYNAMICS responden a las denominaciones «Basic», «Advanced», «Pro» y «Master». Al seleccionar un programa de conducción, el visualizador de medios muestra el nuevo símbolo de AMG DYNAMICS con el modo correspondiente en lugar del símbolo del ESP®.

·        «Basic» está asignado a los programas de conducción «Calzada resbaladiza» y «Comfort». El C 63 se caracteriza en este modo por un comportamiento de marcha muy estable, con gran atenuación de la velocidad de guiñada.

·        «Advanced» se activa en el programa «Sport». El C 63 conserva su comportamiento equilibrado y neutro. Una menor atenuación de los movimientos de guiñada, menores correcciones del ángulo de la dirección y una mayor agilidad favorecen maniobras dinámicas como, por ejemplo, la conducción en carreteras sinuosas.

·        «Pro» (abreviatura de «Professional») forma parte del programa «Sport+».  El conductor recibe en el modo «Pro» mayor asistencia en maniobras dinámicas de conducción, de modo que aumentan la agilidad y la precisión al conducir en curvas.

·        «Master» está disponible exclusivamente en el C 63 S, y está acoplado al programa de conducción RACE. El modo «Master» se dirige a conductores que desean experimentar el dinamismo de la conducción y el placer al volante en circuitos cerrados al público. «Master» ajusta un reglaje con tendencia ligeramente sobreviradora, con pocas correcciones en la dirección y una respuesta al volante más ágil. De esta manera, el modo «Master» es aval de máxima agilidad y permite disfrutar con plenitud del potencial dinámico del nuevo C 63 S.

Para poder acceder al modo «Master», el conductor debe conmutar el ESP® al modo ESP® SPORT  o al modo ESP® OFF accionando un pulsador en la consola central. Esta elección se visualiza en la unidad central de telemática. 

Si ha seleccionado el programa de conducción «Individual», el conductor puede determinar personalmente el modo de AMG DYNAMICS deseado, eligiendo entre Basic, Advanced, Pro y Master (solo en el C 63 S).

Independientemente de los programas de conducción, el conductor puede accionar las teclas visualizadoras en la consola central para elegir el modo manual de cambio, su reglaje preferido para el tren de rodaje o también, por ejemplo, la sonoridad del sistema de escape.

Selección del resbalamiento en nueve niveles: AMG TRACTION CONTROL

El conductor puede hacer uso asimismo de AMG TRACTION CONTROL para influir con mayor precisión en el comportamiento de marcha del nuevo C 63 S. Este equipo permite preseleccionar uno de nueve niveles de resbalamiento en el eje trasero. Previamente, el conductor tiene que desconectar el ESP® accionando el pulsador separado en la consola central (posición ESP® OFF). En función del ajuste se tolera más o menos resbalamiento en las ruedas traseras, una opción especialmente práctica si varían las condiciones de la calzada. Para ello se han programado diagramas característicos en los sistemas electrónicos del vehículo. El nivel uno está programado para conducir sobre calzadas húmedas con altas reservas de seguridad. El nivel nueve permite el máximo resbalamiento en el eje trasero.

Para el manejo se utiliza el botón giratorio en el nuevo volante AMG Performance. El ajuste seleccionado en cada caso se muestra mediante tres puntos luminosos amarillos y seis rojos en el visualizador integrado en el regulador y en el visualizador central del cuadro de instrumentos.

El equipo desarrollado por AMG presenta ventajas esenciales frente a los sistemas convencionales. Por un lado, opera de modo anticipativo con ayuda de un simulador virtual de µ (coeficiente de fricción) y otros datos, procesados en fracciones de segundo por una unidad de control.

En función del nivel seleccionado en el AMG TRACTION CONTROL se calcula el resbalamiento de tracción máximo admisible en las ruedas traseras. Si las ruedas alcanzan este nivel de resbalamiento al acelerar, el equipo de control de tracción modula la potencia del motor para evitar que se supere la cota máxima, y se sigue acelerando el C 63 S con el resbalamiento prescrito.

El conductor recibe asistencia en uno de los desafíos más importantes al volante, la elección del par motor ideal y el incremento óptimo de este parámetro al acelerar a la salida de una curva. Este equipo le asegura exactamente el nivel de tracción que desea y que ha ajustado con anterioridad. Es preciso mencionar que la dosificación en la entrega de potencia del motor al acelerar a la salida de la curva es uno de los criterios más importantes para alcanzar tiempos excelentes por vuelta.

Tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable

El tren de rodaje con suspensión mecánica AMG RIDE CONTROL con sistema de amortiguación ajustable de regulación electrónica ofrece a los ocupantes del C 63 dinamismo deportivo y el confort característico de la marca para viajes largos. La base para ello son el eje delantero de cuatro brazos y el eje trasero multibrazo. Las características cinemáticas y elastocinemáticas específicas de AMG con componentes de nuevo desarrollo se traducen en una elevada rigidez de la caída de las ruedas al trazar curvas a alta velocidad.

El sistema de amortiguación adaptativo regulable se incorpora de serie. Este sistema con regulación electrónica y funcionamiento completamente automático adapta de forma progresiva la amortiguación en cada rueda en función de la situación. De ese modo mejoran la seguridad de conducción y el confort de rodadura. La amortiguación se regula individualmente para cada rueda en función del estilo de conducción, las condiciones de la calzada y el reglaje elegido para el tren de rodaje. El punto de operación ideal se determina a partir de numerosas informaciones, como la aceleración o la velocidad de marcha.

El conductor selecciona los tres diagramas característicos de la amortiguación «Confort» «Sport» y «Sport+» mediante un pulsador en la consola central, ajustando así la sensación de conducción a sus preferencias particulares, desde confortable hasta deportivamente rígido.

Diferencial autoblocante en el eje trasero: tracción ideal incluso en circuitos de competición

Con objeto de mejorar la tracción y el dinamismo de conducción, todos los modelos C 63 y C 63 S incorporan un diferencial autoblocante con regulación electrónica en el eje trasero, que reduce el resbalamiento en la rueda interior de la curva. Como consecuencia, el aumento de la tracción permite al conductor acelerar antes al salir de una curva. El vehículo reacciona con mayor estabilidad en maniobras de frenado a alta velocidad. El diferencial autoblocante mejora además la tracción al realizar un esprint a vehículo parado. La principal ventaja del diferencial autoblocante del eje trasero con regulación electrónica es el control especialmente rápido y preciso. De ese modo se desplaza hacia arriba el margen límite y mejoran una vez más las propiedades de conducción en situaciones extremas.

El único vehículo de este segmento con motor V8 biturbo

Las cuatro versiones de la carrocería están disponibles en dos ejecuciones, básica y modelo S. El acreditado motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros entrega 350 kW (476 CV) o 375 kW (510 CV), y su par motor máximo se cifra en 650 ó 700 Nm. El C 63 S completa la aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,9 segundos; el C 63 en 4,0 segundos. La velocidad máxima está limitada por vía electrónica, a 290 km/h en el C 63 S Berlina y Coupé, a 280 km/h en el C 63 S Estate y Cabrio y a 250 km/h en todas las variantes del C 63. Como opción es posible aumentar la velocidad máxima también en el C 63.

El motor V8 biturbo comparte sus genes con el propulsor del Mercedes-AMG GT

El grupo de ocho cilindros y 4,0 litros con sobrealimentación biturbo ya se ofrece en numerosos vehículos AMG de altas prestaciones. Un atributo característico del motor es la disposición de los dos turbocompresores. Estos grupos no se montan en el exterior de las bancadas, como es habitual, sino entre ellas, en el interior de la V de los cilindros. Las principales ventajas de esta opción constructiva son una estructura más compacta del motor y una respuesta ideal.

La inyección directa guiada de gasolina asegura una combustión limpia y eficiente con un rendimiento termodinámico elevado. Un juego de inyectores piezoeléctricos de conmutación rápida permite configurar inyecciones múltiples reguladas en función de la demanda para una asignación precisa del combustible a cada cilindro.

El sistema de refrigeración de generosas dimensiones asegura el rendimiento del motor bajo condiciones extremas de conducción, como por ejemplo en jornadas de conducción en circuitos cerrados. Lo mismo puede decirse de la culata de flujo optimizado, fabricada en una aleación especial resistente a muy altas temperaturas. El reglaje progresivo de los árboles de levas de admisión y de escape mejora el desarrollo de la potencia y la eficiencia. Esta técnica es la clave de una respuesta excelente del motor, y optimiza los ciclos de admisión y escape en cada punto de operación. Asimismo contribuye al bajo consumo de combustible la bomba de aceite con regulación variable.

Un solo operario monta el propulsor completo en la planta artesanal de motores de Affalterbach de acuerdo con el principio «One Man ‑ One Engine».

C 63 S con apoyos dinámicos del motor de serie

El modelo más potente C 63 S está equipado con apoyos dinámicos del motor.
Estos apoyos resuelven el conflicto de objetivos entre confort y dinamismo de conducción, reduciendo las vibraciones de la unidad motor/cambio. La rigidez de los apoyos dinámicos se adapta con rapidez y de forma progresiva a las condiciones de la conducción y al comportamiento de marcha. Los apoyos blandos del motor aumentan el confort, pues desacoplan mejor los ruidos y las vibraciones. En cambio, si se desea mejorar la maniobrabilidad y la agilidad, es preferible optar por soportes más rígidos. Si elige un estilo de conducción dinámico, el conductor se siente mejor integrado en el vehículo, pues recibe una confirmación más directa del contacto de las ruedas con la calzada, y también la dirección responde con mayor espontaneidad. En líneas generales, se beneficia de una sensación de conducción más precisa. La reducción a un mínimo de los movimientos de la masa de los grupos de propulsión reduce la necesidad de corrección del volante al cambiar de dirección y en curvas.

Resumen de datos técnicos




Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email