X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

COLPASO EN LOS JUZGADOS

Los procuradores denuncian retrasos de hasta 90 minutos en los juicios de familia

Solicitan un protocolo más riguroso para agilizar tiempos y que las partes no tengan que encontrarse en los pasillos

13/01/2017 - 

VALENCIA. No es algo nuevo, pero si agravado en los últimos meses, y especialmente con el arranque del año. De un tiempo a esta parte, el sector de la procuraduría se viene quejando por la dilatación de tiempos a la hora de fijar los juicios, que pueden terminar celebrándose con hasta 90 minutos de retraso. Una circunstancia cada vez más frecuente en materia de familia en toda la provincia de Valencia. Al tiempo deriva en dificultades asociadas, como que las partes se encuentren en el pasillo mientras esperan.

Se trata de un hecho especialmente notorio en los procedimientos de civil, donde se enmarcan por ejemplos los procesos de divorcio. Es por ello que el Ilustre Colegio de Procuradores de Valencia (ICPV) ha solicitado a la Sala de Gobierno que se haga una transposición del sistema que hay en penal. “Pedimos más medios y que se dote a la Fiscalía de la posibilidad de que, con antelación al juicio, se pueda llegar a un acuerdo entre las partes. Es un sistema similar al que se aplicó en los juzgados de lo penal que ha mejorado la agilidad de los señalamientos”, explica Laura Oliver, decana del colectivo.

Los fiscales, por su parte, entienden la reivindicación, pero precisan que es “difícil de resolver”. En su opinión, se trata de una cuestión endémica, y asociada a los tiempos de las propias vistas. “Si se señalan siete juicios en una mañana, por ejemplo, se calcula más o menos el tiempo que dura cada uno. Basta que uno solo se alargue para que eso pase”, detalla Susana Gisbert, portavoz de la Fiscalía de Valencia.

No está de acuerdo Oliver, que cree que se podrían buscar soluciones, porque para las personas afectadas “son momentos importantes” y no se puede actuar “de cualquier manera”. En concreto se refiere a los casos familiares, pero hace extensible la queja a los procedimientos de penal, donde en ocasiones también se da la situación. “Lo ideal es que el ciudadano no tenga que pasar por esta situación tan lamentable de estar una media de 90 minutos de pie en un pasillo abarrotado, con menores hijos en conflicto”, ejemplifica.

Si bien no es algo nuevo, sí se trata de un tema acrecentado. “Hay un conjunto de motivos que se han unido en los últimos meses, como que cada parte lleva casi siempre testigos y perito psicólogo, con lo que de inicio ya no es real el tiempo”, explica Oliver. Otro motivo es que los fiscales piden allí mismo hablar con los letrados, “para darles sus puntos de vista” y que se los trasladen a los clientes, “lo que genera tensiones, tiras y aflojas, que dilatan en horas los señalamientos”. Ambos aspectos se pueden solucionar “con facilidad”, en palabras de la decana, que además urge a la Administración a llevarlo a cabo.

Es por ello que insiste en una fijación de horarios de juicios “real” y en la necesidad de un “protocolo previo para que hablar con las partes sea algo que se haga antes de ese día”. Al mismo tiempo insiste en la posibilidad de usar salas multiusos para las esperas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email