X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

"La situación se está agravando"

Los vecinos de Ciutat Vella se lanzan a la guerra contra los grafiteros

13/02/2018 - 

VALÈNCIA. La Coordinadora de Entitats de Ciutat Vella lo denunció este lunes en un comunicado. Lo han denunciado antes diferentes entidades culturales y de defensa del Patrimonio. El casco histórico de València se ha convertido en un mapa del grafiti

Pero no son muestras de street art; son directamente modelos de suciedad, pintadas hechas sin ningún tipo de criterio sobre monumentos públicos, edificios históricos, espacios emblemáticos y de todo tipo, que lo único que pretenden es prolongar en el tiempo el nombre de los que las hicieron, eximios representantes de la estulticia.

El comunicado, remitido a los medios, pone la voz de alerta ante cómo “Ciutat Vella está siendo destrozada por los grafitis”. Desde la coordinadora relatan que “los grafiteros están degradando los edificios recién rehabilitados” y criticaron a la Policía Local, a su juicio, no actúan con la diligencia necesaria.

“Cuando los grafiteros son sorprendidos por los vecinos y estos llaman a la Policía Local, los agente no aparecen”, aseguran. Para los vecinos “la situación se está agravando” y criticaron “la permisividad del Ayuntamiento que está empezando a provocar situaciones de violencia con los vecinos”, según sostienen.

No es arte, es incultura

En concreto, se refirieron al hecho de que ya se han producido incidentes verbales entre grafiteros y vecinos. Desde la Coordinadora sostienen que el problema fue expuesto a la concejala de Seguridad, Anaïs Menguzatto, en la Junta Municipal, donde la regidora socialista se comprometió a tomar medidas. 

“Esta actividad no es arte. Es incultura, degradación…”, critican desde la coordinadora. Por ello reclamaron al Ayuntamiento que cumpliera sus propias ordenanzas, a fin de evitar la progresiva degeneración de la trama histórica de la ciudad. Su miedo es que el centro histórico vuelva a sufrir el abandono que padeció a finales de los ochenta, cuando, con sorna, fue rebautizado como Beirut por su aspecto de zona de guerra. 

Policía y Cultura preparan las cámaras 

Desde la Policía Local, la concejal Menguzatto aseguró que desde mediados de enero, cuando ocurrió el incendio de las Torres de Quart, su Concejalía y la de Cultura están preparando un informe para la instalación de cámaras de seguridad en el distrito.

Igualmente, recordaron que dentro de la nueva ordenanza que se está redactando en colaboración con la Universitat de València, se observan sanciones muy duras contra este tipo de actividades que agreden al patrimonio. “Son procesos muy largos, que exigen una serie de garantías legales”, comentó Menguzatto. “En el río se tardó más de un año en poder instalar las cámaras”, recordó.

Por otro lado señaló que, aunque se habían producido episodios muy preocupantes de agresiones al Patrimonio, según los datos de la Policía Autonómica no se había registrado un incremento en el número con respecto a otros años. Todo ello no es óbice, apuntó, para que desde su Concejalía se esté prestando atención a estas cuestiones y se estén aumentando los recursos contra este tipo de delitos, pero son procesos, insistió, que tardan tiempo en dar frutos evidentes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email