X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

presupuestos generales del estado 2018

Manolo Mata desea que todos los partidos retiren las enmiendas a los Presupuestos

6/06/2018 - 

VALÈNCIA. El PSOE ha decidido no presentar en el Senado ninguna enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2018. Unas cuentas estatales elaboradas por el PP que en su día cuestionaron y a las que estaba previsto presentar modificaciones antes de convertirse en Ejecutivo, pero que ahora no quieren rectificar por "responsabilidad de Gobierno" -en palabras del secretario general socialista, Pedro Sánchez-

Un argumento al que recurrió el portavoz socialista en Les Corts, Manolo Mata, este martes para justificar que los del puño y la rosa hayan retirado también su firma de dos enmiendas en clave valenciana conjuntas con Compromís y Podemos que versaban sobre la financiación autonómica -además de dotar de más financiación a la Generalitat con un Fondo Transitorio de Financiación Autonómica- y el Transporte Metropolitano de València. 

El también vicesecretario general del PSPV no sólo expuso que presentar modificaciones a las cuentas "sería una trampa mortal" que derivaría en que estas quedaran bloqueadas hasta otoño, ya que si aprobándolo en junio "la posibilidad de ejecutar es muy baja, si se hace en septiembre, octubre, o noviembre, la probabilidad de que las inversiones se ejecuten es nula". Mata fue más allá. Deseó que el resto de partidos siguieran la senda marcada por los socialistas: "Ojalá todo el mundo retirara todas las enmiendas en el Senado y el PP no pueda hacer obstruccionismo", manifestó. 

En este sentido, también consideró oportuno que Compromís y Podemos retirasen sus enmiendas porque, a su juicio, "no van a aportar nada, las que tienen que ver con infraestructuras no van a llevar a que se vean licitaciones, como no haya presupuesto y se apruebe en noviembre, el 99% de las grandes infraestructuras nuevas no se podrían ejecutar nunca". 

A juicio de Mata, "no hay tanto drama en retirar las enmiendas" a los PGE, por eso no dijo no entender "cómo hay mucha gente que le hace el juego a Rajoy y al PP a fecha de hoy". En este mismo sentido también se pronunció el senador socialista, Joan Lerma, quien explicó que lo que persigue "el PP abriendo ahora el presupuesto es dificultar el funcionamiento del nuevo Gobierno y no dar satisfacción a las demandas valencianas, de lo que deberían ser conscientes tanto Compromís como Podemos". 

Ahora bien, las manifestaciones de Mata contrastan con la posición que los socialistas mantenían hasta la semana pasada hacia las cuentas de Mariano Rajoy. El anuncio de los populares de que modificarán en la Cámara Alta algunas partidas para escarmentar al PNV -partido cuyos votos fueron necesarios para que la moción de censura saliera adelante y que en la fase de negociación con el PP obtuvo importantes concesiones en los PGE- ha virado esta postura inicial. No en vano, Sánchez se comprometió, además, a respetar las cuentas de los populares. 

"Son 10 millones o ninguno"

En cuanto a la enmienda que los tres partidos -PSPV, Compromís y Podemos- presentaban para conseguir 38 millones de euros para el transporte metropolitano de València, Mata volvió a reiterar que las cuentas se deberían aprobar tal y como están ahora mismo si el resto de fuerzas políticas quieren que se ejecuten las partidas. 

"Son 10 millones o ninguno", llegó a afirmar el síndic de los socialistas si no salen adelante estas cuentas. Ahora bien, conviene recordar que cuando Ciudadanos consiguió que se fijaran en los presupuestos estos 10 millones de euros tras negociarlos con el Ministerio de Hacienda durante la fase de enmiendas en el Congreso de los Diputados, los socialistas fueron tan duros como Compromís y Podemos, que afirmaban que la partida era "insuficiente" y acusaban a los naranjas de "querer anotarse el tanto". 

Pese a todo, los socialistas reiteran que su prioridad es trabajar en las cuentas de 2019 y que no abandonan la reivindicación de reformar el sistema de financiación -cuestión prioritaria en la agenda valenciana en toda esta legislatura-. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email