X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 29 de junio y se habla de CASO PÚNICA Presupuestos 2017 cultura PAI del GRAO DIARIOS
GRUPO PLAZA

Nostalgia online

Mariscal viraliza un vídeo que recupera la Valencia del bar Barrachina y Rosita Amores

23/01/2017 - 

VALENCIA. Hubo un tiempo en el que socializar en la ciudad, ir al teatro o al cine y, sobre todo, tomar el aperitivo o 'algo' antes o después de todo ello era una vía de escape parecida a la que hoy puede caber en un timeline de Facebook. Los bares comerciales, esos bulliciosos y luminosos lugares de recreo y gasto, se escamparon por las principales ciudades españolas a lo largo del siglo XX. En Valencia destacaron el recientemente reabierto Casa Calabuig (Avenida del Puerto), el Gran Café Suizo (Calle Moratín), el Café de España (Bajada de San Francisco), el Ideal Room (Calle de La Paz), el Café Cayol (Calle Ribera), la Casa Balanzá (Passeig Russafa) o el Barrachina (Plaza del Ayuntamiento).

Por suerte, hubo muchos más, pero estos, a base de marketing y neones acaparaban la atención de los conversadores supuestamente más ajetreados de Valencia. Por desgracia, la responsabilidad patrimonial de la ciudad no alcanza a este asunto y así hemos ido viendo desde los años 80 como sus marquesinas y grandes letreros se descolgaban de fachadas y cornisas. El último de los casos mencionados, el del mitificado bar Barrachina que hoy ocupa el Pans&Company de la Plaza del Ayuntamiento, fue el escenario escogido para que el realizador publicitario Eduardo McLean rodara uno de los vídeos de la exposición 100 años de Mariscal

La muestra ocupó una instalación efímera de dos plantas en La Lonja, espacio que en 1989 no estaba reconocido todavía como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y en el que los gobiernos socialistas de la Generalitat y de la ciudad hicieron no pocas acciones artísticas y sociales. Javier Mariscal y su estudio, en uno de sus momentos más dulces operando desde Barcelona y con la explosión de lo que Cobi supondría en torno a las Olimpiadas de 1992, desarrollaban esta exposición que pasó primero por la capital de Turia y más tarde por la Condal y en ambas se proyectaría este vídeo en el que el dibujante y diseñador hacía su propia versión del bolero 'Toda una vida'.

Mariscal, como un intérprete más a las órdenes de McLean, protagoniza así una suerte de videoclip para la canción popularizada por Antonio Machín y compuesta por el trascendental Osvaldo Farrés. Desde entonces y con distintos resortes ha quedado clara la relación de Mariscal con Cuba, también a través de la música de este trascendental músico cubano y que desde el interior del bar Barrachina y con distintas estéticas del siglo XX e imágenes de archivo de la ciudad y el artista fueron subidas a su canal de YouTube hace ahora casi cuatro años (incluida esa escena final con Rosita Amores). 

Su activa relación con las redes sociales, especialmente desde el pasado 2016, hicieron pasar el vídeo por su muro de Facebook el pasado viernes 19 de enero. Durante el fin de semana su número de visitas se ha multiplicado, despertando los comentarios nostálgicos entre los valencianos que a través de este vídeo han podido asomarse de nuevo a las irrecuperables escaleras, tallas circulares, taburetes de café americano, escaparates abarrotados y la gran barra del Barrachina. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email