X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

premios de las artes escénicas

Marzà considera las diez nominaciones a los Max como el "renacimiento" de las artes valencianas

7/06/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EP). El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha resaltado que las artes escénicas valencianas, que considera que siempre han sido "referentes a nivel estatal", han tenido un "renacimiento" gracias al trabajo y la calidad del sector, que se ejemplifica en las diez nominaciones valencianas a los Premios Max.

Marzà ha recibido este jueves a los nominados valencianos a los Premios Max de teatro 2018, actriz y director de Olea, Sònia Alejo y Tomás Ibáñez; la coautora de Maldito otoño, Lucía Sáez; la diseñadora de vestuario de El verí del teatre, Isabel Requena; el director y autor de Kiti Kraft, Jaume Policarpo; el director y los compositores de Tic tac, Carles Alberola, Josep Zapater y Noèlia Pérez; junto a representantes del Institut Valencià de Cultura, de la Diputación de València y de la SGAE.

"Es un motivo de mucha satisfacción poder recibir a los diez nominados valencianos a los Premios Max, que da ejemplo de la fuerza que tienen las artes escénicas valencianas, del renacimiento que están teniendo, gracias al trabajo y esfuerzo del propio sector, que siempre ha trabajado muchísimo y ha tenido una grandísima calidad", ha señalado.

El conseller ha destacado las ayudas de la Generalitat, que ha "triplicado" las subvenciones al sector de las artes escénicas, y ha indicado que "prácticamente todas las obras" nominadas las han recibido. "Queríamos estar al lado del sector para ir mejorando aún más en todo lo que estamos haciendo para que las artes escénicas valencianas sigan siendo lo que han sido hasta ahora, siempre referentes a nivel estatal, pero que lo sean aún más con esta potencia que estamos intentando darle, con este músculo, con el que intentamos acompañarlos en el día a día, en sus producciones, en sus giras, para que sean referentes", ha manifestado.

En este sentido, Marzà ha explicado que están trabajando con el conjunto del sector para que los criterios sobre los que se reparten las subvenciones tengan "mayor impacto" y ayuden "aún más" al sector y ha destacado los "grandísimos" resultados, que han "duplicado" los espectadores teatrales en el circuito cultural valenciano, de 300.000 a más de 600.000, y las producciones. "Se está mejorando muchísimo, pero no somos triunfalistas, sabemos que aún hay mucho camino que recorrer. Somos gente exigente y queremos que las artes escénicas tengan aún más ayudas", ha indicado el conseller.

Las obras valencianas nominadas

En total, el sector de las artes escénicas valencianas ha recibido diez nominaciones en categorías diferentes en esta edición de estos galardones, organizados anualmente por la Fundación SGAE, como la del Institut Valencià de Cultura (IVC), que ha recibido dos nominaciones por Tic-Tac, un musical coproducido con la Diputación de València, a mejor espectáculo musical y mejor composición musical, por el trabajo de Josep Zapater y Noèlia Pérez. La obra está escrita por Rodolf Sirera y Pasqual Alapont, y está interpretada por Josep Zapater, Noèlia Pérez, Ramón Rodenas y Carles Alberola, entre otros. Se trata de un musical sobre la necesidad de la ficción en nuestra vida, de un territorio mágico donde los sueños se hacen realidad.

Alberola considera un "privilegio" la nominación y espera que el público continúe "disfrutando" del espectáculo cuando se reponga en diciembre de 2018; mientras que Pérez ha indicado que en València se tienen que dar pasos con el valenciano y "quitarse complejos", ya que en esa lengua las sonoridades son "más dulces".

El montaje Madito otoño, de la compañía valenciana La Subterránea, ha sido destacado con dos nominaciones: mejor espectáculo revelación y mejor autoría revelación para Lucía Abellán Jiménez, Ester Martínez Medrano y Lucía Sáez Criado. El espectáculo reflexiona sobre cómo sentimos el paso del tiempo y la finitud, una celebración de la vida con "total magnificencia". 

La compañía Visitants consigue dos candidaturas por Olea: mejor espectáculo de calle y mejor iluminación. Se trata de una pieza intensa y comprometida, que pone en juego la danza, el fuego y la escultura en un montaje único que navega por diferentes culturas mediterráneas.

La veterana compañía Bambalina Teatre Practicable también ha sido reconocida con una nominación a mejor espectáculo infantil, juvenil o familiar por Kiti Kraft, que se define como un poema visual compuesto por una serie de imágenes de gran poder visual y que discurre por la vida de un títere que adora la música y el canto.

Isabel Requena obtiene una nominación a mejor diseño de vestuario por su trabajo en El verí del teatre, producción de Teatre Micalet. A partir del texto ya clásico de Rodolf Sirera, el director Joan Peris adapta la obra al contexto femenino de la mano de las interpretaciones de Cristina Garcia y Pilar Almeria.

Ángel Solo y Adolfo Fernández también son candidatos a los premios a mejor adaptación o versión por su trabajo en En la orilla. Basada en la novela de Rafael Chirbes, el espectáculo analiza el desastre posterior a la borrachera de especulación de la época de la burbuja inmobiliaria. Este montaje es una coproducción entre la valenciana La Pavana, la compañía vasca K. Producciones, Emilia Yagüe Producciones y el Centro Dramático Nacional.

Finalmente, el actor abulense Nacho Sánchez está nominado al premio a mejor actor protagonista por su trabajo en Iván y los perros, de la compañía valenciana La Pavana. La pieza, basada en una historia real, cuenta la vida de Ivan Mishvkov, que con solo cuatro años huyó de un padrastro que lo maltrataba y de una madre alcohólica incapaz de defenderlo.

Asimismo, el dramaturgo, director y pedagogo valenciano José Sanchis Sinisterra, autor de obras como ¡Ay, Carmela!, Ñaque o de piojos y actores, El lector por horas o Sangre Lunar, ha recibido el premio Max de honor 2018, por "una trayectoria inmensa, el su compromiso social y su carácter emprendedor", como ha destacado el comité organizador del galardones.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email