X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA TECNOLÓGICA NO TIENE LA INTENCIÓN DE CERRAR

Mobincube entra en concurso voluntario de acreedores por las ayudas Avanza

3/08/2018 - 

VALÈNCIA. No es la primera ni será la última vez que las ayudas estatales han jugado y jugarán malas pasadas a las startups. Esto es lo que le ha ocurrido a la tecnológica valenciana Mobincube, fundada en 2008 por Fernando Marzal e Ignacio Roda, quien ha entrado en concurso voluntario de acreedores por las ayudas Avanza I+D del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. 

Mobincube, invertida por el fondo Inveready y Fundación Bankinter, desarrolló un software que permite hacer apps a quienes no saben programar y ganar dinero a través de la publicidad que ellos mismos gestionan, además de tener planes de pago que habitualmente utilizan pymes para hacer aplicaciones de atención al cliente. Unas aplicaciones simples que son confeccionadas por sus usuarios para dar a conocer recetas o consejos, por ejemplo. 

Con un millón y medio de usuarios, Marzal asegura que el producto es rentable, pero el no poder renegociar con el Estado cuatro ayudas que ascienden a casi un millón de euros les ha llevado a esta situación. "Cuando entraron en la compañía fondos de capital riesgo nos pusieron partners para obtener esas ayudas. Acabamos los proyectos pero los partners cerraron y no es posible comercializar el desarrollo porque no está su tecnología", señala. 

"Al final nos hemos quedado solos con las ayudas y sin poder rentabilizar los productos", lamenta. Aunque han solicitado el concurso, la idea no es cerrar la compañía. "Seguimos con nuestra actividad pero debíamos pagar 400.000 euros al ministerio este año y no nos dejaban negociar los plazos", asegura. De momento han tenido que reducir el número de trabajadores a ocho. "La idea es la continuidad e intentar llegar a un convenio". 

Curiosamente, el administrador concursal del proceso es Antonio G. Asturiano, según publicaba este jueves el Boletín Oficial del Estado (BOE). Conocido abogado en el ecosistema startup, quien fundó recientemente el despacho Aktion Legal con Juan Manuel Pérez. G. Asturiano es especialista en derecho mercantil, concursal y procesal y dentro de su especialización en el ámbito de las startups ha sido destacado como primer abogado independiente a nivel nacional en el ranking de firmas de asesoramiento legal a startups en España y también es conocido en el sector por ser mentor para las aceleradoras Demium Startups y Social Nest.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email