X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

podemos quiere que se respete en "tiempo y contenido" sus tramitaciones parlamentarias

Montiel aprieta a Puig y Oltra con una nueva exigencia

12/10/2016 - 

VALENCIA. Tres son las condiciones que el Consell debe cumplir para que Podemos siga siendo "leal" al gobierno valenciano. Así lo aseguraba el portavoz de la formación morada, Antonio Montiel, este martes tras la Junta de Síndics en Les Corts. Una declaración de intenciones que denostaba el descontento que, desde hace meses, viene deslizando el partido en declaraciones a los medios.

Las tres condiciones son: en primer lugar, que el Acord del Botànic se amplíe para "ser más ambicioso"; segundo, que las nuevas propuestas incorporadas tengan una traslación económica en los presupuestos, y, por último, que se respeten las leyes e iniciativas parlamentarias de Podemos "en tiempo y contenido". Esta última, una condición que hasta ahora no había verbalizado el socio de gobierno del bipartito que lideran Ximo Puig y Mónica Oltra

Cabe señalar que algunas Proposiciones de Ley planteadas por la formación morada no han salido adelante o, si lo han hecho, ha sido de manera dispar a cómo el partido las proyectó. Así, por ejemplo, el pasado 7 de julio Les Corts rechazaron la proposición de ley de Podemos para modificar el Estatuto de expresidentes.

Previsiblemente, tampoco la Agencia Antifraude de Podemos saldrá adelante como el grupo diseñó. Ésta era una de las propuestas estrellas de la formación que lidera Montiel y que se incluye en el Pacte del Botànic. Tanto PSPV, Compromís como el resto de grupos parlamentarios presentaron un total de 109 enmiendas a esta iniciativa de Podemos que afectaban prácticamente a la totalidad de los puntos de la ley, pero especialmente a la potestad sancionadora, las funciones del director de la agencia -por entender que se extralimitaba en cuanto a competencias y proporcionalidad- o la reducción de sus funciones con el fin de evitar solapamientos con otros órganos ya existentes. 

Los disgustos para la formación continúan después de verano. Hace apenas dos semanas el PSPV y Compromís negaron aceptar la modificación de la Ley de Designación de Senadores Territoriales tal como la ideó el grupo parlamentario Podemos-Podem. El primero, porque señalaba la inconstitucionalidad que supone revocar a un senador, y el segundo, porque entendía que ésta era una "herramienta muy peligrosa en manos de mayorías absolutas". La proposición fue presentada el pasado mes de marzo y será votada en el próximo pleno del día 19. Según fuentes parlamentarias de Compromís, se han introducido "garantías que evitan el maltrato a las minorías".

Cambio en el discurso de Podemos

Sin embargo, ya lo avisaron en el Debate de Política General. El portavoz de Podemos en Les Corts endurecía su discurso hacia el Ejecutivo valenciano y le advertía que el Acord del Botànic no había sido un cheque en blanco. Una declaración de intenciones que pilló a todos por sorpresa y una postura que, no obstante, reforzó aún más si cabe después de que el president de la Generalitat, Ximo Puig, dimitiera de la Ejecutiva del PSOE para forzar la caída de Pedro Sánchez.

El síndico parlamentario de Podemos le advertía tras aquel acontecimiento que convocaría "de urgencia" a la dirección de su partido si el PSOE decidía finalmente abstenerse para que Mariano Rajoy gobierne. En aquella ocasión, también deseó que Puig hubiera tenido un papel "más discreto" en la crisis de su partido.  "Si esto desemboca en un gobierno de Rajoy, que ha maltratado a los valencianos, nosotros tendremos que tomar decisiones políticas", llegó a admitir, para más adelante aceptar que serían leales a los socios de gobierno mientras se respetara el Acord del Botànic.

Este martes, Montiel, volvía a afirmar que, con la crisis del PSOE la posición de su partido era expectante. "Estamos esperando ver cómo resuelve sus contradicciones el partido socialista. El PSPV tiene que posicionarse en relación a esa deriva. Por tanto, ahí será donde nosotros veremos cual es la capacidad del PSPV para mantenerse coherente con respecto al Acuerdo del Botánico", avanzaba. 

Después de contemplar que "el PSOE está en una especie de suicidio de cámara lenta ante su electorado", el síndico parlamentario aseguraba que era "muy contradictorio defender políticas de cambio que necesitan una financiación del gobierno central y al mismo tiempo facilitar un posible acceso de Mariano Rajoy a La Moncloa" que , a su juicio, "no solo no ha favorecido el interés de los valencianos, sino que probablemente va a exigir además de una abstención técnica, un nuevo eufemismo utilizado en política, apoyar también los presupuestos de 2017 que irán cargados de recortes", finalizó.

No es la primera vez que Podemos, sabiéndose fuerza política esencial para la estabilidad del Consell, muestra abiertamente una posición beligerante con el actual Gobierno valenciano. Ya en una ocasión el portavoz de Podemos en Les Corts aseguró en declaraciones a Valencia Plaza que "a veces los propios socios electorales no han estado a la altura", por lo que desde la formación manifestaban tener el sentimiento de haber sido muy útiles para las campañas electorales, pero posteriormente, no habían mantenido una "lealtad institucional" con su partido, -señalaron en referencia a la situación en la que se encuentra la formación en algunos ayuntamientos-. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email