X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

No nos fiamos de la volatilidad

El analista de XTB analiza lo acontecido en el último vencimiento de derivados donde se movieron inexplicablemente millones de dólares de contratos del también llamado 'índice del miedo'

23/04/2018 - 

MADRID. El índice de volatilidad (VIX Index) es como el mercado mide la ansiedad y el miedo existente en el mismo. La propia volatilidad que está sufriendo el índice pone nerviosos a los inversores y es que los últimos movimientos resultan al menos sospechosos y conviene analizarlos. Coincidiendo con el vencimiento de derivados se liquidaron principalmente contratos de futuros del VIX, moviéndose por esta circunstancia millones de dólares en este mercado y llevando prácticamente todo este volumen a la nueva emisión que se dio el miércoles. Por el momento los inversores siguen dando respaldo a este activo, pero los movimientos extraños que se han dado podrían disuadir la iniciativa inversora a la hora de tomar decisiones favorables sobre el VIX.

Las sospechas por el momento son solo eso: sospechas. Los mercados de volatilidad son demasiado complejos para extraer conclusiones fáciles y de sencilla comprensión para el inversor principalmente minorista. Por el momento está en tela de juicio el movimiento que se ha dado y más cuando el mismo coincide con la fecha de vencimiento. Por el momento, los institucionales dan apoyo a la trasparencia del activo y niegan una posible manipulación que, de darse, provocaría las correspondientes sanciones y la restricción de negociación sobre el activo.

La evidencia que el VIX es algo más que un simple indicador sobre el miedo de los operadores plantearía preguntas delicadas para sus supervisores, que han logrado convertir al activo en una pieza clave en el funcionamiento actual del mercado. Su capacidad de negociación y volatilidad se pudo ver en la corrección que tuvimos el mes de febrero donde el VIX duplicó su valor y anulo las expectativas de tranquilidad en el mercado.

Han surgido todo tipo de especulaciones sobre la vulnerabilidad del VIX y la mayoría no son lo suficientemente contundentes y fundamentadas para ser tomados en serio. Se puede considerar incluso que, los últimos movimientos que se han dado, pueden ser normales y que las operaciones negativas se sucedieron en el mercado para todos los operadores y hubo un movimiento en masa en la misma dirección que produjo esta tendencia.

Aunque apostar por una opción u otra es muy osado, ya que todas las explicaciones parecen legítimas, parece que la posibilidad de la entrada de 'manos fuertes' se puede tener muy en cuenta, ya que el movimiento es inexplicable sin esta alternativa.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email