X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Obinesa ahora es Mosaiq: Atitlán cambia el nombre del grupo empresarial de la familia Batalla

27/04/2018 - 

VALÈNCIA. Atitlan, el grupo inversor gestionado por Roberto Centeno y Aritza Rodero, sigue completando etapas en la transformación del grupo Obinesa. Tras su desembarco con el 55% del accionariado del grupo empresarial controlado hasta entonces por la familia Batalla, los nuevos propietarios están reordenando los negocios del holding que tiene como cabecera a la antigua Lubasa.

Uno de los últimos pasos en la transformación ha sido el cambio de denominación de Obinesa por el de Mosaiq Grupo Empresarial y la adaptación de los estatutos al nuevo nombre, tal y como publicó este jueves el registro mercantil de Castellón.

La compañía también ha procedido a registrar la nueva marca, con dos variantes gráficas.

La entrada de Atitlán en el conglomerado empresarial se concretó el pasado mes de agosto tras meses de negociación con los acreedores financieros de la sociedad, ya que la operación estaba condicionada a la reestructuración de la deuda del holding.

La operación implicó por parte de la a firma inversora fundada por el yerno de Juan Roig el pago de 58 millones de euros de la deuda financiera que arrastraba el grupo Obinesa –430 millones de euros– y la renegociación de 8 millones tras aceptar la banca acreedora una quita de 346 millones.

Hasta la entrada de la firma de Centeno y Rodero, el capital de Obinesa se repartía en idéntica proporción (32,13%) entre los tres hijos de Luis Batalla, fundador de Lubasa: Luis Enrique Batalla Reigada –a través de la firma Inherba del Mediterrani–, Otilia del Rosario Batalla Reigada –Unanimitas Cinco Capital– y Gabriel Alberto Batalla Reigada –Ivernumber–.

En 2016, último ejercicio completo antes de la entrada de Atitlan que redujo la participación de la familia Batalla al 45% del capital, el grupo Obinesa facturó 382 millones, un 1,3% más. Dos de las tres ramas principales del negocio, automoción y cerámica (Saloni) mejoraron en ventas, pero el resultado global se vio lastrado por la rama de construcción.

En los últimos meses, los nuevos propietarios han traspasado las divisiones de automoción y aparcamientos, una de las ramas más importantes del conjunto de negocios de la antigua Lubasa. El traspaso de la división de automoción, que aportaba un 20% de los ingresos del grupo, englobaba varios establecimientos en Castellón de las marcas Opel, Mercedes Benz, Toyota, Smart, Honda y Lexus.

El grupo tiene una fuerte presencia en el sector inmobiliario a través de diferentes sociedades. Además de la antigua Lubasa, otras mercantiles que penden del grupo son las constructoras Becsa y Durantia, la azulejera Saloni y las firmas Tetma, RPB, Origen y Cementos Elite.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email