X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de abril y se habla de julià Álvaro VALENCIA CF plurilingüismo bruselas JUSTICIA
GRUPO PLAZA

Página de opinión

Javier Carrasco

Javier Carrasco es periodista

LA NAVE DE LOS LOCOS

Los pijos son fenomenales

Los pijos como mi amigo Jacobo viven en un selfi eterno. Son la risa despreocupada del país, la alegría de vivir sin hipotecas ni angustias laborales en la que todo acaba siendo "fenomenal". Además crean riqueza. ¿A qué viene meterse tanto con ellos? 

La nave de los locos

La pupila azul de Azorín

Se cumplen cincuenta años de la muerte de Azorín. El desinterés de la mayoría de las instituciones por recordar al escritor de Monóvar contrasta con el despliegue oficial de actos para honrar la memoria de Miguel Hernández. A Azorín se le margina por franquista y a Hernández se le reivindica por antifascista

LA NAVE DE LOS LOCOS

En defensa de los hombres fracasados

Habría que reivindicar a esos hombres fracasados que se cuentan por cientos de miles, ahora que se lleva tanto defender a las minorías de cualquier color. No estaría de más acordarse un poco de esos varones blancos, heterosexuales, muchos de ellos parados de larga duración que votarían a Trump si pudieran

La nave de los locos

Las tribulaciones de un hombre ‘okupado’

Una familia de albano-kosovares había ‘okupado’ mi vivienda. El abogado, que lucía una prominente tripa, fruto del cobro de desmedidos honorarios, me hizo ver que el proceso de desahucio sería largo: en el mejor de los casos, nueve meses, y en el peor, dos años. Además, la minuta podría oscilar entre los 600 y 3.000 euros    

marzo

La nave de los locos

¿Acaso soy un fascista?

La palabra fascista, pese a tener un siglo a sus espaldas, goza de muy buena salud. Desde que te levantas hasta que te acuestas la oyes en el bar, en el trabajo, en el metro, en la televisión. Quienes hacen más uso de ella son los políticos y periodistas de izquierda. Fascista es todo aquel que no piensa como ellos

La nave de los locos

Si Valle-Inclán levantara la cabeza

España no tiene remedio o, para ser más precisos, no hay ninguna posibilidad de regeneración del actual régimen político. Es la España de siempre, el país en el que las élites castellanas y catalanas hacen causa común robando con la elegancia patriótica que se les presupone, la España del esperpento que Valle-Inclán retrató hace un siglo

La nave de los locos

Encontré mi karma

Aconsejado por Rosalinda, mi maestra espiritual, me matriculé en cursos para crecer en sabiduría interior. Cada semana asistía a un taller de ‘mindfulness’. También iba a Pilates. Comencé a salir con gente que amaba a la Humanidad —no tanto a sus semejantes—, comía acelgas, bebía zumo de tomate y se duchaba dos veces a la semana. Me había convertido en un hombre nuevo  

la nave de los locos

Un robot ha venido a vernos

Mi empresa acaba de fichar a un robot. Nuestro nuevo compañero está encantado con sus condiciones laborales: trabajará dieciséis horas al día de lunes a domingo; no tendrá vacaciones ni festivos y se ha comprometido a no cogerse la baja bajo ninguna circunstancia. Por si esto fuera poco, Willy se ha negado a hablar con el liberado sindical   

febrero

la nave de los locos

Dos por el precio de uno

Don Felipe se juega su destino en el Principado. Si Cataluña corta su cordón umbilical con el resto de España, la monarquía habrá dejado de tener sentido. La Corona será como un par de zapatos rotos y desgastados que habrá que tirar a la basura. Después de la independencia de Cataluña llegaría la República

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Qué os ha hecho el castellano?

En la Comunidad Valenciana aún se está a tiempo de evitar el monolingüismo que pretenden imponer, con astuta simpatía, el señor Ribó y la señora Oltra, dos pájaros de mucho cuidado. La política lingüística del nacionalismo valenciano imita a la llevada a cabo por el siciliano Jordi Pujol en la Cataluña de los años ochenta

la nave de los locos

Prohibamos el canto de los gorriones

El sueño del alcalde Ribó es una Valencia sin iglesias, ni toros, ni circos con animales; una ciudad sin corbatas ni coches, atravesada de punta a punta por locales vegetarianos y ateneos libertarios, en la que se sólo se hable valenciano y se prohíba toda muestra de tradición en aras de una falsa modernidad  

La nave de los locos

El chico del momento

Sostienen los entendidos que Carlos Soler puede ser un jugador de época. A mí lo que me llama la atención de este muchacho moreno y de ojos achinados es que sea el único futbolista del Valencia que va a la Universidad. Esto me tiene fascinado porque la mayoría de los futbolistas bordean el analfabetismo funcional 

enero

La nave de los locos

Los barbudos

El mal de no afeitarse está más extendido de lo que imaginaba. El jefe del Estado es barbudo como también lo es el presidente esfinge. Pero hay más. Si Rafael Ferrando y Bruno Broseta, dos hombres a los que se les presuponía una trayectoria intachable, se han dejado de rasurar, es que todo está irremediablemente perdido  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Siempre quise ser como Ciprià Císcar

La virtud de Ciprià Císcar es que nunca se fue; siempre estuvo ahí, en un segundo plano, actor en todas las conspiraciones de su partido y las instituciones por las que pasó. Lo admiro, esa es la verdad. Es la inteligencia al servicio de sí mismo, la ambición discreta de quien llegó y venció al paso del tiempo

LA NAVE DE LOS LOCOS

La recuperación va como un tiro

La fortaleza de la recuperación se mide por el ejército de pobres que pululan por Valencia. Nos hemos convertido en El Dorado, en la tierra prometida para tantos mendigos, pedigüeños, buscavidas, menesterosos, para tantos muertos de hambre. El gobierno nacional-progresista debería estar orgulloso de que la ciudad haya recuperado por fin su esplendor

la nave de los locos

Ser matador en Benidorm

En el centro histórico de Benidorm he descubierto al torero que puede salvar la fiesta. Cada día recibe las ovaciones de cientos de turistas.  Es todo arrojo y pundonor, no como esos figurones ya consagrados que, con sus apaños, caprichos y vetos, llevan a la tauromaquia a un callejón sin salida  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Yo sí veo cine español

Millones de espectadores eligieron el cine español como forma de entretenimiento en 2016. Hubieran sido más sin un IVA tan agresivo. La creciente aceptación de nuestro cine debería dejar sin argumentos a quienes maldicen, escudándose en prejuicios ideológicos, cualquier película si ha sido hecha en este país

diciembre

La nave de los locos

Remember

Como hijo del ‘baby boom’, pertenezco a esa generación de millones de personas que nacieron en los sesenta o principios de los setenta. Ahora nos toca hacer un primer balance de los logros (pocos) y las derrotas (demasiadas). Caemos en el error de idealizar un pasado que no existió. El mercado, con su fino olfato, lo capta y lanza una amplia oferta de nostalgia para consumo rápido    

LA NAVE DE LOS LOCOS

Pesadilla de Navidad

Detesto la Navidad. En mi casa no pongo el árbol ni el belén. Parezco un mahometano. Además no me creo ese buen rollo, esa bondad prêt-à-porter, esa tregua un tanto forzada para quedar bien con nuestros enemigos en estas fechas tan entrañables. Cuento los días para que llegue el 7 de enero  

LA NAVE DE LOS LOCOS

Juventud, triste tesoro

Veo a muchos de esos jóvenes sin saber qué hacer con sus vidas, trabajando en empleos mal pagados, en el mejor de los casos. No pueden emanciparse. Les hacen promesas que rara vez se cumplen. Son una juventud a la que se adula al tiempo que se le cierran las puertas, una juventud sin futuro

La nave de los locos

Recuerdo en sepia de una señora de Valencia

Rita se movía como pez en el agua en aquellas Fallas. Ejemplar de la derecha populista, la alcaldesa nunca le hacía ascos a estrechar la mano morena de un obrero de Benicalap. Era un animal político, todo temperamento y demagogia, sin una idea original en la cabeza, según sus adversarios. ¿Tendrá calle en Valencia? Me es indiferente, la verdad

noviembre

LA NAVE DE LOS LOCOS

El mundo será de los blandos

Vamos hacia una sociedad de blandos y ultrasensibles, de gente que a la menor contrariedad se derrumba, como esos universitarios yanquis que piden no leer a Shakespeare por la violencia de sus tragedias. No estamos preparando a los niños para las dificultades del mundo

LA NAVE DE LOS LOCOS

El hombre que nos abrió los ojos

Has sido tú, Donald, quien nos ha abierto los ojos a quienes creíamos tener todavía un pie en el siglo pasado. Es tiempo de despedidas. Créeme que no es fácil asimilar esta amarga verdad, la de que nada será como antes. Lo más doloroso es aceptar que lo que nos enseñaron no nos sirve para conducirnos en este tiempo de asesinos

La nave de los locos

Fabricado en España

Nada veo de malo en ser proteccionista si por tal se entiende primar la compra de productos nacionales. Cada vez más comercios colocan la etiqueta “Fabricado en España” en sus artículos. Comprarlos supone reconocer la labor de empresas que, con todo en contra, han sobrevivido a esta crisis. Con sus impuestos, contribuyen a mantener el país en pie

LA NAVE DE LOS LOCOS

Se acabó lo bueno

El año 2016 ha sido nuestra primavera de Praga. Nos creímos libres porque el poder se tomó unas vacaciones, pero ha vuelto para quedarse. Se acabó lo bueno, esa deliciosa interinidad que duró diez meses, cuando el presidente esfinge fue investido gracias a un oportuno cambalache

octubre

LA NAVE DE LOS LOCOS

No quedará nada de nosotros

Artistas como Ignacio Pinazo, de origen humilde, y burgueses con un barniz ilustrado hicieron posible, hace un siglo, que Valencia viviera un renacer artístico. Esa ambición se echa en falta hoy en nuestras élites, más preocupadas en salvarse a sí mismas que en el progreso de su ciudad

LA NAVE DE LOS LOCOS

‘Perrolatría’

Vivimos en la era de la ‘perrolatría’. Muerto Dios, muertas las ideologías, nos queda el perro como ídolo de nuestro incierto presente. El perro es el rey de la casa, el tótem de la sociedad, al que adoramos. Para tenerlo contento, no podemos privarle de ningún capricho

LA NAVE DE LOS LOCOS

Mercadona y el desprestigio de las corbatas

El señor Juan Roig, que tantas veces acierta, se ha equivocado en esta ocasión. El mejor escribano echa un borrón. El empresario más importante de Valencia yerra al liberar a sus directivos de la obligación de llevar corbata. Justificar este cambio "para ir con el signo de los tiempos" sólo contentará a los partidarios de eliminar cualquier signo de elegancia

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Por qué os divorciáis tanto, valencianos?

Siete de cada diez parejas se separan en la Comunidad Valenciana. Divorciarse es más sencillo que romper un contrato de alquiler. La legislación lo pone fácil. Los valencianos, con su mayoritaria inclinación a liquidar sus matrimonios, demuestran que son un pueblo moderno. Han interiorizado que vivimos en el imperio de lo efímero, donde lo duradero está desacreditado

LA NAVE DE LOS LOCOS

Vendo mi carné del PSOE

De ser un partido hegemónico, que hacía y deshacía hasta en el último rincón de España, el PSOE va camino de ser una fuerza irrelevante en política. Seguir militando en esta organización rota es un mal negocio. Me cuesta confesarlo, pero he decidido darme de baja. Ya pensaré si me afilio al PP de Feijóo o a Podemos

septiembre

LA NAVE DE LOS LOCOS

Cuando éramos felices con Eduardo

Desde el primer día, la honorabilidad de Eduardo Zaplana estuvo en entredicho pero, a diferencia de tantos compañeros de su partido, él nunca acabó procesado, de manera que o era honrado o muy listo, o ambas cosas. Aun con muchas sombras y trampas, su gestión política al frente de la Generalitat, comparada con la de su sucesor, parece la de un Carlomagno

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿Por qué lo llaman ‘runner’?

Nunca hemos vivido una época en que la gente, gracias a las nuevas tecnologías, haya escrito tanto y tan mal, por lo general sandeces plagadas de faltas de ortografía y con deficiente puntuación, incluso por quienes se las dan de personas cultas o presumen de carrera universitaria. Uno de los principales riesgos para la salud del castellano es el abuso de anglicismos

LA NAVE DE LOS LOCOS

Mirad esos rostros de felicidad

Arriba, en las alturas, ajenos a las preocupaciones del común de los mortales, los burócratas comparecen cargados de estadísticas y leyes inútiles para informar de que la educación experimenta un notable progreso gracias a ellos. La realidad, ay, la realidad no tardará en desmentir a estos mercaderes de optimismo

LA NAVE DE LOS LOCOS

¡A por las cuartas!

Esta vez tampoco pudo ser. En las elecciones del 25-D, el PP mejoró sus resultados pero se quedó aún lejos de la mayoría absoluta. Los socialistas siguieron en caída libre, abrazados a la defensa de sus insobornables principios. Mientras, Unidos Podemos repitió el número de escasos y Ciudadanos retrocedió por su acuerdo con los conservadores. El presidente Mariano Rajoy estudia convocar los cuartos comicios el 16 de abril, Domingo de Resurrección

agosto

LA NAVE DE LOS LOCOS

Y Pablo Iglesias regresó del desierto

Un nuevo Podemos está en marcha, un partido que pagará todos los peajes necesarios al sistema para llegar al poder. Sin ese ‘aggiornamento’, sin ese viaje al pragmatismo, en parte ya hecho, Pablo Iglesias nunca tendrá opciones de presidir el gobierno del país. El PSOE de 1979, que hubo de renunciar al marxismo, es el ejemplo a seguir

LA NAVE DE LOS LOCOS

Días de veneno y literatura

Los libros son una extraña combinación de placer y veneno. Leer es ir bebiendo una pócima que va matando el cuerpo y la mente del hombre blanco que fuiste, alguien que caminaba encorvado por el peso de sus prejuicios y de sus rencores. Leer significa limpiar tu mirada para asomarte al mundo sin orejeras

La nave de los locos 

Vuelva usted mañana (al banco)

La banca sigue siendo una institución tan odiosa como necesaria. Por mucha campaña de imagen que se pague con nuestro dinero, suspende en la consideración de los ciudadanos, que no olvidamos las tropelías de personajes tan despreciables como Rodrigo Rato, ese pirata con perilla  

La nave de los locos

Borra al ‘ex’ de tu vida

Como soy de otra época, me cuesta comprender a personajes como David Beckham y Sergio Ramos. Ver cómo la tinta ha emborronado sus cuerpos me provoca rechazo. Siento decirlo así, pero me parece algo vulgar, chabacano, más propio de quinquis de que millonarios, pero lo cierto es que cada vez hay más quinquis millonarios, plebeyos que tiran de chequera. Y si no, miremos los estadios de fútbol   

LA NAVE DE LOS LOCOS 

¿A qué esperan para traicionarnos? 

La situación actual requiere que los partidos abjuren de sus principios y transijan con los límites de la realidad. Deberían aprender de algunos políticos de la denostada Transición. Adolfo Suárez, Manuel Gutiérrez Mellado y Santiago Carrillo traicionaron a sus partidarios para favorecer el paso de la dictadura a la democracia 

julio

LA NAVE DE LOS LOCOS

Es lo que hay

La frase “Es lo que hay” resume el espíritu de esta época. O lo tomas o lo dejas. Si no, otro lo hará por ti. “Es lo que hay” revela hasta donde hemos llegado después de ocho años de crisis. Es la asunción de la derrota por el trabajador, la aceptación de cualquier empleo, por miserable que sea, para sobrevivir 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Federico, 'mon amour'

Federico Félix es un claro ejemplo del empresario que trabaja para sí mismo y para su tierra. Por ese orden. Es un enorme ego, es la vanidad sin matices, pero al servicio de una buena causa como es el progreso de Valencia. Por eso es de los poquísimos dirigentes patronales por los que he sentido respeto y curiosidad como periodista

LA NAVE DE LOS LOCOS

Benidorm ya no es lo que era

Cuando rememoro aquella noche mágica en Benidorm pienso que todo aquel buen rollo se ha malogrado por culpa de unos políticos oportunistas. Entre mis amigos ingleses y yo se ha abierto un foso de incomprensión y recelo. Lo noto. Me empiezan a ver como si yo fuera un holgazán de la Europa del sur, un pedigüeño que vive de la sopa boba. Y eso sí que no

LA NAVE DE LOS LOCOS

Me voy a hacer analista político

El buen analista político defenderá, con aplomo y convicción, una opinión a las ocho de la tarde, cuando cierren los colegios electorales, y sostendrá lo contrario, con idéntica vehemencia, a las once de la noche, cuando ya se conozcan los resultados. Y lo hará con suma naturalidad, sin mover un músculo de la cara para no desvelar sus contradicciones

junio

LA NAVE DE LOS LOCOS

La vida sigue igual

Soy el hombre menos informado del país. No tengo ni idea de quién ganó las elecciones. Mi terapeuta me ha prohibido las noticias. En la calle todo sigue como lo dejé: los mismos pobres en las puertas de los supermercados; las mismas cabezas huecas mirando sus pantallas en el metro; las largas colas en los bancos, que practican el sadismo con sus clientes, y un joven ciclista que está a punto de arrollarme 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Recordad al flautista de Hamelín

Los de Podemos se presentan como “la sonrisa de un país” frente a la campaña del miedo. Admitámoslo sin rubor: no dan miedo, dan pánico. ¿Alguien sensato no lo tendría imaginando que Errejón, Oltra o Colau pudiesen acceder a nuestros datos como ministros del Interior o de Hacienda? Son, no nos engañemos, la versión 3.0 del Frente Popular

LA NAVE LOS LOCOS

Siempre nos quedará un cañizares

A falta de que los nuestros nos hagan más habitable la vida con políticas concretas y reales, nos hemos de conformar, mientras tanto, con algunas muestras de izquierdismo folclórico, siempre dispuesto a magnificar anécdotas recurrentes como la de monseñor Cañizares para tapar su impotencia al gobernar

LA NAVE DE LOS LOCOS

Jóvenes 'versus' viejos

Antes se hablaba de la lucha de clases y ahora de la lucha entre generaciones. Los jóvenes saben que se han quedado fuera del reparto del pastel y culpan a los mayores. A la larga, el resentimiento de los primeros hacia los segundos les llevará a cuestionar el pacto tácito de financiar las pensiones de los futuros jubilados

mayo

LA NAVE DE LOS LOCOS

Estancados

No avanzamos, en el mejor de los casos. Estamos estancados como los japoneses, aunque a más de uno le gustaría tener el estancamiento de la tercera economía del mundo. Sin un pasado en el que mirarnos ni un futuro en el que confiar, nos agarramos como zombis a un presente que no entendemos 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Que se besen

Me gustaría que nuestra derecha y el comunismo heredero de La Pasionaria se estrellasen contra el muro de la gente. Deseo que los extremos fracasen en estas elecciones, pero intuyo que no me llevaré esa alegría. Al final, el miedo de unos y la desesperación de otros llenarán las urnas

LA NAVE DE LOS LOCOS

Tres millones de soledades

Amigos y conocidos míos seguirán perteneciendo a la clase media unos meses más, siendo generosos un año. Pero si no encuentran pronto empleo, seguirán el camino de esos tres millones de personas que se han hundido en la pobreza durante la crisis, según un reciente estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y el BBVA

LA NAVE DE LOS LOCOS

¿A quién votaría Cervantes?

Nunca sabremos a quién votaría Cervantes, ni siquiera si perdería el tiempo acercándose a las urnas. ¿Fue un hombre de orden, un reformista, un ácrata? ¡Quién lo sabe! Por mucho que leamos su maravillosa obra, nunca hallaremos pistas que nos permitan responder esta pregunta

LA NAVE DE LOS LOCOS

Fin, Fidel, fin

Gran orador como fuiste, largo en tus discursos, hablaste brevemente en el último congreso del Partido Comunista de Cuba. Demacrado y tembloroso, admitiste con humildad que a todos nos llega nuestro turno. La hora de la muerte. Lo dijiste tú, que ejerciste el poder con mano de hierro 

LA NAVE DE LOS LOCOS

España en funciones

Ahí está España, madre para unos, madrasta para otros. Pesa sobre nosotros el pasado que divide, un presente en funciones y el futuro incierto de una nación que ha hecho suya la liquidez de este tiempo. País precario y posmoderno como el que más

LA NAVE DE LOS LOCOS

El arte de retirarse a tiempo

Retirarse a tiempo es un arte sólo al alcance de personajes que han sabido vestir la elegancia. El Papa Benedicto XVI fue uno de ellos. Deberíamos aprender de él. No hay que obcecarse con lo que fuimos y no volveremos a ser. Que se lo digan a Casillas o Enrique Ponce, por ejemplo

LA NAVE DE LOS LOCOS

Lo que podría (y no debería) ocurrir

No basta con condenar los atentados con palabras vacías y protocolarias hasta una nueva tragedia. Los líderes islámicos están obligados a pasar a la acción combatiendo, desde dentro, a esa minoría dispuesta a hacernos saltar por los aires

LA NAVE DE LOS LOCOS

¡Es la igualdad, estúpidos!

Ya no hablo de la igualdad de hecho sino de la igualdad ante la ley. Quienes promueven un referéndum en Cataluña, apoyan la reforma federal de la Constitución o se muestran partidarios de la excepcionalidad fiscal del País Vasco y Navarra son enemigos de la igualdad, se vistan como se vistan

marzo

La nave de los locos

Quitad vuestras sucias manos del castellano

Hay una generación de políticos que se ha educado en la más severa de las ignorancias. Sus palabras nos aclaran lo poco que han leído en sus vidas. Tanto da si son ‘rojos’ o ‘azules’, el empleo que hacen del castellano es lamentable

LA NAVE DE LOS LOCOS

 ¿Quién paga todo esto?

Si uno tiene la suerte de cobrar todavía un sueldo digno después de sufrir sucesivos recortes salariales en su empresa, comprobará que trabaja cuatro o cinco meses gratis para el Estado y sus terminales

La nave de los locos

Del beso del PCUS al miedo a Podemos

En el Parlamento, que han convertido en un plató de 'La Sexta', los chicos de Podemos interpretan sobreactuados una partitura muy previsible ya. Lo nuevo, en estos tiempos líquidos, caduca muy pronto. Han envejecido tan mal como Rodrigo Rato

febrero

La nave de los locos

La verdad o lo otro 

En el mes más decisivo del año, los políticos españoles esconden la verdad a los ciudadanos. Los actores principales de los partidos eligen “lo otro” para calmar a la población. Ocultan la verdad a un país que ha entrado en barrena

LA NAVE DE LOS LOCOS

Nada es lo que parece

La política española se ha convertido en un juego de tahúres del Manzanares en el que nada es lo que parece. Todo es engaño, disimulo, trapacería y pose; todo se reduce a unos intérpretes mediocres dando vida a papeles previsibles en una obra sin imaginación 

LA NAVE DE LOS LOCOS

España necesita un Gobierno de guapos

El país volverá a estar bajo el mandato de un presidente inexperto que tratará de embaucarnos con promesas gastadas. Lo peor de todo es que algunos le crearán y pensarán —¡Oh, incautos! — que el futuro Gobierno, sea el que sea, les ayudará en sus vidas

LA NAVE DE LOS LOCOS

No todo está perdido

La vida es algo más que una comandancia de la Guardia Civil visitada por calaveras sin arrepentimiento, figurones podridos, los mismos que nos vendieron un pasaje falso al paraíso hace sólo unos años

LA NAVE DE LOS LOCOS

Este es mi callejero para Ribó

Aplaudo que no se escatimen energías en este nuevo callejero que —no olvidemos—generará empleo en la industria de la chapa, lo que afianzará la recuperación de la que todos, en mayor o menor medida, nos vamos beneficiando

enero

LA NAVE DE LOS LOCOS

¡Ay de los vencidos (socialistas)!

El PSOE es un enfermo de esclerosis múltiple, un partido paralizado que paga ahora su falta de renovación de personas e ideas, sumido en divisiones internas y que teme cosechar más y contundentes derrotas electorales 

LA NAVE DE LOS LOCOS

Pasen y lean

Los estrenos siempre suscitan nervios, cuando nos probamos ante unos desconocidos que lo ignoran todo de nosotros. Ha llegado el momento de tomar la alternativa en el mundo digital, pese a ser una criatura que se alimenta de papel y tinta

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email