X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de fe religión JUVENTUD Skate diseño financiación autonómica Casa vella
GRUPO PLAZA

presupuestos 2018

Podemos enmendará el convenio de 3 millones entre la Generalitat y Air Nostrum

9/11/2017 - 

VALÈNCIA. Podemos, como ya demostró en las negociaciones del anteproyecto de presupuestos de la Generalitat para 2018, quiere imprimir un barniz más social a las cuentas del Consell. Así, la formación no va a dudar en enmendar en el trámite parlamentario cualquier iniciativa que considere que no se ajusta a estos parámetros y ha puesto su mirada en la línea presupuestaria directa de 3 millones de euros que ha concedido la Generalitat en el proyecto de Presupuestos a la aerolínea valenciana Air Nostrum.

Una partida enmarcada en la Secretaría Autonómica de Modelo Económico, dependiente de la Conselleria de Hacienda, y que según las cuentas elaboradas por el Consell servirá para el desarrollo de un "proyecto estratégico de carácter sostenible" en el sector aéreo. Todo con el objetivo de promocionar la marca turística de la Comunitat.

El razonamiento, sin embargo, no convence a los morados. No en vano, el diputado David Torres criticó en la comparecencia de este miércoles del conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda "el abuso de líneas nominativas" que el Consell ha hecho en este presupuesto. "Ya lo hicieron en los anteriores, lo han vuelto a hacer en este y no están lo suficientemente justificadas", censuró el parlamentario.

Según consta en la ley de presupuestos, esta ayuda "redundaría en el bienestar de la población de la Comunitat". Podemos no lo ve así. "Nuestro grupo está sorprendido. Algo falla. ¿Air Nostrum? ¿Sostenible? ¿Bienestar? Invertir en bienestar sería destinar esos tres millones de euros en mejoras de accesibilidad, luchar contra el fraude o fomentar la economía social, por poner un ejemplo", denunció Torres a Soler.

Ahora bien, Podemos no se queda en la mera crítica. Torres y quien fuera síndico de la formación morada durante dos años, el diputado Antonio Montiel, estudian a día de hoy minuciosamente el presupuesto para encontrar otro destino a estos 3 millones. La idea es quitar esta ayuda directa a Air Nostrum y dirigirla a otra materia con "orientación social".

El bipartito introdujo esta ayuda en los presupuestos del 2018 debido a que el acuerdo anunciado hace casi un año por parte del president de la Generalitat, Ximo Puig, cuyo propósito era promocionar la imagen turística de la Comunitat, sigue sin firmarse. En su día, el jefe del Consell explicó que el convenio sería para cuatro años y que ambas partes se comprometían a aportar seis millones de euros cada uno. La empresa pública encargada de la gestión sería Sociedad de Proyectos Temáticos.

La culminación del anuncio realizado por Puig, no obstante, se frustró. La razón del retraso sine die del plan fue la dificultad jurídica con la que se encontraron los técnicos del departamento de Vicent Soler para evitar que esa ayuda no fuera considerada como contraria al derecho comunitario. Ante estos problemas, el Ejecutivo de Puig se ha decidido por transformar ese convenio en una ayuda directa para financiar en parte el plan de la compañía para renovar su flota con aviones más eficientes y menos contaminantes. Pese a ello, Podemos no ve clara esta subvención sin concurso previo para la mercantil que preside Carlos Bertomeu.

De hecho, Podemos puso de inmediato el grito en el cielo cuando Puig anunció el convenio de promoción turística con la compañía aérea. Entonces, los morados solicitaron la memoria económica y el método de selección. También la líder del PPCV, Isabel Bonig, pidió explicaciones. "Queremos saber cuál va a ser la fórmula jurídica por la que se van a dar seis millones de euros", dijo.

El acuerdo también despertó recelos en el mismo sector de las aerolíneas. Ryanair, competidor directo y en antaño beneficiario de subvenciones públicas por acuerdos similares con la administración valenciana, amagó con ir a la justicia. No en vano, la pugna entre las dos empresas viene de lejos, cuando en 2010 la aerolínea low cost le arrebató a Air Nostrum el contrato que tenía la firma valenciana con idéntico objetivo: promocionar turísticamente la Comunitat. La victoria de la empresa de Bertomeu, siete años después de aquello, puede verse frustrada por la enmienda de Podemos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email