X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tras la marcha de mínguez, el número de diputadas es la mitad que el de parlamentarios

Podemos estudia la forma de garantizar la paridad de su grupo parlamentario en 2019

5/09/2017 - 

VALÈNCIA. Cuando el secretario general de Podemos en la Comunitat, Antonio Estañ, hizo campaña para liderar el partido morado prometió que la paridad se aplicaría en los principales cargos de la formación. Sin embargo, con la marcha de la diputada Sandra Mínguez esos planes se han visto frustrados. Tanto, que el propio Estañ ha tenido que asumir también la portavocía en Les Corts -en un principio predestinada para Mínguez-. Y con ello, la paridad prometida en los dos cargos, como también la separación entre ambas responsabilidades en favor de una mayor descentralización, se han esfumado.

Aún con Estañ al frente del grupo parlamentario, no obstante, el Consejo Ciudadano Valenciano consiguió salvar la paridad el viernes pasado entre el resto de portavocías del grupo y del partido. Pese a ello, la igualdad entre mujeres y hombres ha desaparecido del grupo parlamentario, que ahora mismo, con la incorporación de Jordi Alamán como diputado –todavía por formalizarse hasta que la Junta Electoral lo valide aunque este lunes ya estuvo en la reunión del grupo parlamentario que ratificó la nueva dirección en Les Corts- tras rechazar Lola Bañon el acta después de correr la lista, queda armado por cuatro mujeres y ocho hombres: Beatriz Gascó, Llum Quiñonero, Fabiola Meco, Cristina Cabedo, Daniel Geffner, César Jiménez, Antonio Montiel, Antonio Estañ, David Torres, Josep Almería, Jordi Alamán y Marc Pallarés.

Josep Almería, Covadonga Peremarch, David Torres y Daniel Geffner. Foto: CORTS

Un escenario que preocupa en la formación y que quieren evitar de cara a los comicios autonómicos de 2019. Pese a que Podemos había realizado listas cremallera para asegurarse la paridad, tras la expulsión de Covadonga Peremarch y ésta pasar ser diputada No Adscrita y con la salida de Mínguez del grupo parlamentario a veinte meses de terminar la legislatura, la formación morada cuenta con el doble de hombres que de mujeres.

Así, fuentes del partido aseguran que están estudiando alternativas para que, en caso de que este supuesto vuelva a repetirse en la siguiente legislatura, se garantice que la paridad se mantenga dentro del grupo parlamentario. Esto pasaría, por ejemplo, por incluir en su documento ético que en caso de causar baja una mujer, y al correr la lista le correspondiera entrar a un hombre, éste cediera el paso a la siguiente en la lista -que sería mujer-.

Las mismas fuentes, no obstante, reconocen las dificultades legales para que esta iniciativa consiga salir adelante. Así pues, esta dependería únicamente del compromiso y voluntad del "futuro diputado o diputada" en cada caso puesto que el acta es personal. Es decir, quedaría únicamente a la voluntad de los diferentes parlamentarios y, en caso de enroque por expulsión u otros motivos, no se podría actuar legalmente para corregir esta posible disparidad.

Antonio Estañ, Cristina Cabedo, Daniel Geffner y César Jiménez. Foto: CORTS

La medida supondría, además, un paso más en el compromiso por asegurar la presencia de las mujeres en la política y evitar la preponderancia de los hombres. Un compromiso que, previsiblemente, no tendría ningún problema en ser compartido por las tres facciones que componen el máximo órgano de dirección de Podemos -Obrint Podem, Més Morat, Més Podem y Una Marea per a Aprofundir el canvi-, pues todas apostaron en el II Vistalegre valenciano por una mayor feminización de la política. 

Pese a aprobarse esta medida, y después de los varapalos de Estañ con la portavocía y los problemas para reclamar unas cuentas más exigentes y participativas que las conseguidas por Montiel –a juicio de sus afines–, ahora el secretario general de los morados en la autonomía se encuentra con otro problema para cumplir uno de los ejes de su programa electoral interno para hacerse con el liderazgo de Podemos. La solución, pese a resolver en el futuro marchas como la de Mínguez, puede encontrarse con más obstáculos en casos como el de Peremarch. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email