X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de fe religión JUVENTUD Skate diseño financiación autonómica Casa vella
GRUPO PLAZA

el pp la rechazó en el senado, pero aprobó una similar en el congreso

Podemos traslada al Congreso la proposición de ley para que Benidorm sea municipio turístico 

28/09/2017 - 

VALÈNCIA. La formación morada intentó el pasado 13 de septiembre que el Senado aprobase una Proposición de Ley para modificar el artículo 125 de la Ley de Haciendas Locales y así poder declarar Benidorm como municipio turístico. Sus expectativas, no obstante, se vieron frustradas con la negativa del PP. Los populares fueron los únicos -el PNV se abstuvo- que vetaron la iniciativa de Podemos -tienen mayoría absoluta en la Cámara Alta- a pesar de que en 2010 ellos mismos presentaron una propuesta similar que fue rechazada por el PSOE. 

Para sorpresa del partido de los círculos, el Partido Popular sí apoyó este martes -es decir, apenas trece días después- una Proposición No de Ley de Compromís en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso de los Diputados cuyo contenido era similar al que propuso Podemos en el Senado. La iniciativa, defendida por el portavoz de la coalición en la Cámara Baja, Joan Baldoví, instaba al Gobierno a declarar Benidorm como municipio turístico y fue aprobada por unanimidad.

Aprovechando este cambio de postura del PP, la formación morada, a través de la diputada por Alicante Rita Bosaho, anunció este miércoles su intención de presentar una Proposición de Ley propia en este sentido, segura de lograr en esta ocasión los apoyos necesarios. Una repetición de la jugada que, después del cambio de votos de los populares en el Congreso, tiene también un segundo objetivo: demostrar las contradicciones del PP por haber rechazado y más tarde aprobado la misma iniciativa -pero con distinto rango-. 

Benidorm. Foto: RAFA MOLINA

Cuál es la problemática

Benidorm lleva 13 años sin ser reconocido como municipio turístico. La ley de Haciendas Locales que Podemos propuso modificar solo reconoce esta calificación a aquellas ciudades que reúnen tres requisitos: tener una población de entre 20.000 y 75.000 habitantes, no ser capital de provincia o de comunidad autónoma y que el número de viviendas de segunda residencia supere al número de principales. 

Sin embargo, no hace mención al número de plazas hoteleras, con lo que la ciudad alicantina, polo de atracción de visitantes, no tiene por tanto las características exigidas en la normativa porque basa su desarrollo turístico en la "gran capacidad hotelera y no en la segunda residencia". Así, el Estado no la reconoce como tal. 

Como ya hizo Podemos en el Senado, ahora lo ha intentado Compromís. La Proposición No de Ley aprobada ahora por la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso de los Diputados presentada por la coalición recoge algunos aspectos de la propuesta hecha por los morados. Entre ellos, reconocer que computen las plazas hoteleras para conseguir esta calificación.

La senadora de Podemos, Vicenta Jiménez. Foto: SENADO

El texto de Podemos que firmaba la senadora Vicenta Jiménez, no obstante, iba más allá. Pedía modificar la actual normativa para rebajar los requisitos de manera que se reconociese como municipio turístico todo aquel que cumpliera dos preceptos: superar los 20.000 habitantes y que la "suma de número de viviendas de segunda residencia, apartamentos turísticos y alojamientos en establecimientos hoteleros supere al número de viviendas principales, de acuerdo con los datos oficiales del último Censo de Edificios y Viviendas". 

Por no ser considerado ciudad turística, Benidorm pierde anualmente cerca de un millón de euros correspondientes a la tasa impositiva de los consumos de tabaco y carburantes que se contabilizan en su término municipal. De esta manera, son los residentes los que sufren un "agravio" al tener que hacerse cargo de una mayor presión fiscal para mantener servicios como el mantenimiento de las infraestructuras o la compensación del coste medioambiental por recibir anualmente un gran volumen de turistas; aproximadamente 11,7 millones de visitantes. Con esta consideración, Benidorm dejaría de sufrir dicho agravio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email