X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

sólo fue eusebio monzó

PP y Ciudadanos hacen el vacío a la nueva rectora y no acuden a su investidura

Foto: KIKE TABERNER
9/05/2018 - 

VALÈNCIA. Faltaba aún minutos para comenzar el solemne acto de investidura de Mavi Mestre como rectora, cuando en la puerta de La Nau apareció el portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, Eusebio Monzó. Junto a Mestre se encontraba el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño. Mestre saludó amable y cordial a Monzó, quien no lo sabía pero se iba a convertir en una excepción. Este martes a mediodía su partido decidió hacerle el vacío a la nueva rectora. Nadie del PP acudió al Paraninfo de La Nau, nadie excepto Monzó.

Un vacío al que también contribuyó Ciudadanos, en este caso de una forma más absoluta, sin excepciones. Ningún representante de la formación naranja se acercó a la sede histórica de la Universitat para ver in situ como, por primera vez en 500 años, una mujer ocupaba el cargo de mayor responsabilidad de la institución.

Desde Ciudadanos no atinaban a dar explicaciones a este comportamiento. Las excusas dadas por diferentes representantes del partido de Albert Rivera iban desde que se celebraba una Junta de Portavoces en Les Corts, hasta temas de agenda pendientes. Un dirigente de Ciudadanos lo calificó de “error grave de logística” y admitió su despiste. Su ausencia fue muy comentada en el claustro, durante la recepción que se celebró tras el acto oficial.

Moragues a Alicante, nadie a La Nau

Aunque más comentado fue el desprecio realizado por el PP, tanto en la figura de su presidenta en la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, como en la del Delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, quien prefirió estar en Alicante visitando una ruta ciclista segura.

En el caso del gabinete de Moragues se aludió a que el acto de las rutas ciclistas había sido organizado por la propia Delegación, e igualmente se intentó disimular el vacío a la rectora y a la Universitat asegurando que Moragues “ha comido en dos ocasiones con ella” y que tenían muy buena relación.

No ocurrió lo mismo desde el grupo popular, donde abiertamente respondieron que no habían acudido porque, según ellos, no se les había invitado. Una respuesta que sorprendió, habida cuenta que era público que se iba a celebrar el acto y había sido anunciado en diferentes ocasiones por la Universitat; quien quería ir sólo tenía que decirlo. Igualmente aseguraron que se les había dicho que no había espacio, un imposible pues se había habilitado el Aula Magna para las peticiones de última hora.

Fuentes populares admitían en privado el “error” que había sido la ausencia de Bonig y otros destacados dirigentes del partido en la Comunitat Valenciana. Aunque intentaban justificarlo en el ascendente socialista en la Universitat, para lo que se suele citar como ejemplo que el actual conseller de Hacienda, Vicent Soler, fue candidato a rector, admitían que “un acto como éste” estaba por encima de cualquier rivalidad política.

Un vacío que se hacía más injustificable después de que la Universitat bajo el mandato de Esteban Morcillo, tal y como recordaron estas fuentes, se mostró “muy leal al Gobierno valenciano [del PP] en los momentos más difíciles” de la crisis económica, no haciendo un enfrentamiento de los problemas de financiación.

¿Dónde está Mónica?

Por su parte, a título personal, sorprendió la ausencia de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, consellera de Igualdad. Desde su departamento se excusaron con el hecho de que tenía programada a la misma hora una presentación ineludible. Si bien es cierto que por su partido, Compromís, hubo una nutrida representación que iba desde el president de Les Corts, Enric Morera, al alcalde de València, Joan Ribó, pasando por consellers como Vicent Marzà o Manuel Alcaraz, se echó en falta que no acudiera aunque fuese después del acto.

Eso fue lo que hizo, por ejemplo, el presidente de la Diputación de València, Jorge Rodríguez, quien arribó a La Nau pasada la una del mediodía. Un retraso que le permitió ser el primero en recibirla en el claustro cuando Mestre salía del Paraninfo, momento en el que se abrazaron en presencia de Ximo Puig.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email