X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

BALANCE EMPRESARIAL DEL AÑO

Los empresarios que dieron que hablar en 2015 (para bien o para mal)

1/01/2016 - 

VALENCIA. 2015, año de inflexión entre la crisis y la consolidación de la recuperación, ha sido un ejercicio marcado por interesantes movimientos en el panorama empresarial valenciano. Desde operaciones de calado como la venta de Vossloh España, la reordenación accionarial en Martínez Loriente o la ampliación de capital en el Valencia CF suscrita por Peter Lim al paso firme con el que siguen creciendo los gigantes de la distribución y del sector alimentario como Mercadona, Dulcesol o Consum, que este año ha celebrado su 40 aniversario.

Pero no todo han sido alegrías. Varias empresas valencianas desearán olvidar cuanto antes el año que acabamos de dejar atrás. En muchos casos no han podido aguantar el envite de la crisis y atraviesan serios problemas pese a ser proyectos consolidados. Es el caso de firmas históricas como Lladró, que ha dado un auténtico volantazo para tratar de superar unas dificultades que van en aumento (ahora afronta un complicado ERE), el grupo industrial Ros Casares, en fase de liquidación, o la constructora Urbem, en preconcurso de acreedores.

Estos son los empresarios que, para bien o para mal, han dado que hablar en 2015.

Ha sido un año dulce para:

- Íñigo Parra (Vossloh)
El CEO de Vossloh España, Íñigo Parra, volvió a ser en 2015 un hombre clave en el futuro de la fabricante de trenes y locomotoras de Albuixech. El dirigente, tal y como ya hizo hace una década al intermediar en el traspaso de la industria valenciana -que fue comprada a la francesa Alstom por parte de la marca alemana-, tuvo un papel decisivo en el último cambio de manos. La suiza Stadler será la nueva propietaria tras una nueva transacción que pone fin a 11 meses de incertidumbre desde que Vossloh anunció que desinvertía en su unidad de transporte. Parra, tras disparar los ingresos de la mercantil trimestre tras trimestre, se ha ganado la confianza de una tercera multinacional y seguirá al frente de la sociedad.

- Francisco Martínez (Martínez Loriente)
El interproveedor cárnico de Mercadona, una de las mayores compañías de su sector, ha superado el bache por el ajuste de precios y este año ha multiplicado por diez sus beneficios hasta cerrar el ejercicio con un resultado positivo de 8,73 millones y unas ventas de 564 millones de euros, un 5,5% más. Pero si hay un hecho que marca el devenir de la empresa que preside Francisco Martínez en 2015 ha sido la operación por que la éste último, a través de la mercantil Torrent Fimer, se hizo con el control del 100% de la sociedad tras adquirir las acciones en poder de sus socios: el 45% de la mercantil Serlopi (Incarlopsa) y el 10% de Mercadona.

- Juan Luis Durich (Consum)
La cooperativa valenciana de supermercados, a falta de cerrar el ejercicio, da por seguro el haber superado los 2.000 millones de euros de facturación en 2015, un 5% más que en 2014. Ello convierte a la firma que dirige Juan Luis Durich en la segunda empresa por facturación de la Comunitat y una de las que más empleo genera, ya que cuenta con una plantilla superior a las 12.000 personas. Además, la firma ha celebrado su 40 aniversario con buenas previsiones de crecimiento.

Image title

- Rafael Juan (Dulcesol)
El mayor fabricante de bollería en España continúa aumentando sus ventas tras el bache que experimentó a raíz de su decisión de romper con Mercadona. En 2015, el grupo que pilota Rafael Juan aumentó un 27,2% sus beneficios, que pasaron de 23,6 a 29,9 millones. Las ventas de las diferentes divisiones del grupo crecieron un 12% hasta alcanzar los 274,7 millones de euros. Ello a pesar de que la sociedad principal, Productos Dulcesol, sacrificó márgenes para mantener los precios. El tirón de la cifra de negocio se explica fundamentalmente por la expansión internacional, ya que 2015 ha sido el primer año en el que su nueva factoría de Argelia ha funcionado a pleno rendimiento.⁠⁠⁠⁠

- Adolfo Utor (Baleària)
La naviera con sede en Dénia ha protagonizado varias noticias positivas en 2015. Según reconocía su presidente, Adolfo Utor, en una entrevista a Valencia Plaza, la empresa está en una posición "inmejorable" para crecer. De hecho, pujó decididamente por Transmediterránea hasta que Acciona decidió abortar la venta. Con un balance saneado y capacidad de apalancamiento, ha enfocado su crecimiento a nuevas producciones, como demuestra el pedido de dos nuevos buques en los que invertirá más de 300 millones. En paralelo, ha dado los primeros pasos para comenzar a operar en el Caribe y este año repartirá dividendos por primera vez en su historia tras ganar 30 millones de euros. Utor, además, ha sido noticia este año por la cesión a la Generalitat de uno de los barcos de la empresa para traer a la Comunitat a refugiados sirios.

- Juan Roig (Mercadona)
Mercadona suma y sigue. El líder de la distribución en España anunció este año la superación de la barrera de los 20.000 millones de facturación, con unos beneficios en su último ejercicio cerrado de 543 millones (+5%). La cadena, con 74.000 trabajadores, ha invertido en 2015 un total de 226 millones de euros en la apertura de 60 nuevos supermercados de proximidad y en la reforma de 30 establecimientos. La empresa, descontado el cierre de siete establecimientos, ya cuenta con 1.574 tiendas repartidas en 49 provincias de las 17 comunidades autónomas. Por otro lado, en los últimos meses se ha puesto en marcha Marina de Empresas, el espacio que reúne los proyectos de Juan Roig Lanzadera, EDEM y el fondo Angels.

- Juan Ignacio Egaña (Natra)
La cotizada valenciana Natra logró en la recta final del año reestructurar su deuda por valor de 130 millones de euros después de varios intentos (y años) en vano de la mano de su presidente Juan Ignacio Egaña. Además, y como dato a tener en cuenta, lo hizo blindando el acuerdo en un juzgado para ofrecer mayores garantías a su banca acreedora. Asimismo, la multinacional del cacao va a permitir a sus accionistas recuperar las pérdidas de 2015 en bolsa -el valor cayó un 50%- a través de las obligaciones convertibles.

- Peter Lim (Valencia CF)
Es evidente que el equipo 'che' no ha cumplido con sus expectativas al quedar apeado a la primera de cambio de la Champions League. Pero no lo es menos el compromiso de su máximo accionista, Peter Lim, que ha iniciado la tercera ampliación de la historia del Valencia CF para poner sobre la mesa cerca de 100 millones de euros. Un importe al que hay que sumar otros tantos tras la capitalización del préstamo del magnate singapurense al club de Mestalla.

- Juan Luis Gómez-Trenor y José Ignacio Comenge (Coca-Cola)
Se trata de dos viejos conocidos -y respetados- en el mundo empresarial, fundadores de Colebega -distribuidora de Coca-Cola en la Comunitat Valenciana-, que canalizaron parte de sus inversiones en la cotizada española Ebro Foods, líder mundial en el sector del arroz y segundo fabricante mundial de pasta. Pero para cotizada Coca-Cola European Partners, la mayor embotelladora independiente mundial de la celebérrima marca de refrescos, nacida en agosto pasado y que debutará este año en bolsa y donde ambos empresarios valencianos son accionistas y consejeros.

Image title

- Carlos Bertomeu (Air Nostrum)
Después de haberse hecho con la mayoría accionarial el año anterior, 2015 ha sido el primer año de aplicación del plan de negocio de su presidente y consejero delegado, Carlos Bertomeu. La aerolínea valenciana, que ha vuelto a tener beneficios después de acumular fuertes pérdidas en los tres ejercicios anteriores, ha dado el salto internacional con la entrada en el mercado paraguayo a través su filial Amaszonas, una aerolínea regional en la que comparte accionariado con una firma boliviana. Recientemente ha adquirido también el 45% de la argentina Sol sin desembolso económico pero con aportación operativa y técnica. Además, la firma se ha preparado para optar a la liberalización del AVE a la Comunitat cuando se abra el proceso.


Por el contrario, 2015 ha sido un año amargo para:

- Familia Lladró (Porcelanas Lladró)
La llegada de Mari Luz Lladró a la presidencia de la industria valenciana de la porcelana coincide con un panorama nada halagüeño para la mercantil. La empresaria, hija del fundador Juan Lladró y dueña del 18,3%, es ahora la cara visible del nuevo consejo de administración en el que, tras años de disputas, se encuentra representada toda la familia, si bien la gestión está delegada en un director generalJuan Vicente Sanchís. La misión de esta nueva estructura, sin embargo, es más bien amarga: ejecutar un ERE que podría afectar hasta a 240 trabajadores sobre una sufrida plantilla que acumula años de reducción de jornada y que, por consiguiente, ya ha agotado buena parte del paro que corresponde a sus empleados.

- José Pastor (Urbem)
El monumental enredo accionarial que sufre Urbem, derivado a su vez de la pugna por la propiedad entre la familia Pastor y Cleop,abocó en 2015 a la promotora al concurso de acreedores. La declaración de insolvencia llegó en verano, tras ser anulada la última ampliación de capital efectuada por su presidente, José Pastor, una decisión que está recurrida ante el Tribunal Supremo. Según el empresario, “la inseguridad jurídica que genera el largo contencioso con Cleop” hizo imposible refinanciar la millonaria deuda que tiene con sus acreedores, principalmente bancos.

- Juan Soler (Urbanas de Levante)
Juan Bautista Soler difícilmente podrá cerrar un año peor que el que vivió en 2014, cuando fue detenido por el intento de secuestro del también expresidente del Valencia CF Vicente Soriano. No obstante, 2015 también fue un mal ejercicio para el empresario. En febrero trascendió que, en el marco de la liquidación de la constructora Urbanas de Levante, salió a subasta el refugio familiar de los Soler en Turís -un chalé ubicado en una parcela de 900 metros-. El Ministerio de Hacienda también dejó constancia el pasado diciembre de la caída del empresario del ladrillo, al airear en su lista de morosos que cinco empresas ligadas a la familia deben un total de 42,2 millones de euros a la Agencia Tributaria.

- Francisco Ros García (Ros Casares)
Aunque las dificultades del gigante metalúrgico que dirige Francisco Ros García vienen de atrás, 2015 ha sido el año del desmoronamiento del gigante industrial. El juzgado en el que se tramitó el concurso de acreedores de la compañía decretó este año la liquidación de sus activos. Dos firmas pujan por quedarse las mejores unidades productivas: la valenciana Gedesco y Thyssenkrupp, los alemanes archienemigos de los Ros que han hecho todo cuanto ha estado a su alcance para contribuir a la caída de la histórica firma. Sus gestores pelean ahora por una solución que permita mantener la producción de los centros más solventes y el mayor número de puestos de trabajo posibles.

Image title

- Familia Serratosa (Uralita)
Pedir dinero prestado a un 'fondo buitre' es un gran riesgo, dado que si no cumples con la devolución del mismo hay que atenerse a las consecuencias. Y los Serratosa se encomendaron a KKR a finales de 2013 con la nada despreciable cifra de 320 millones de euros... para entregarles su división principal (aislantes) a mediados de mayo pasado, lo que ha derivado en una empresa de menor tamaño hundida totalmente en bolsa. Todo ello con las idas y venidas en el consejo junto con el cambio de denominación de la histórica cotizada valenciana, otrora llamada Uralita y presidida por Javier Serratosa y actualmente Corporación Empresarial de Materiales de Construcción (Coemac).

- Jesús Ger (Marina d'Or)
El célebre empresario Jesús Ger, impulsor y propietario de la 'ciudad de vacaciones' Marina d'Or, también cierra un 2015 para olvidar. El pasado mes de diciembre la firma protagonizó un nuevo espejismo en forma de inversor para su macroproyecto Marina d'Or Golf, esta vez con el nombre del todopoderoso chino Wang Jianlin sobre la mesa. Tras trascender la presunta oferta -que ya es la tercera que no logra materializar Jesús Ger- Marina d'Or recibió un nuevo golpe hace poco más de una semana, al trascender la lista de morosos de la Agencia Tributaria en la que tiene el dudoso honor de aparecer como la sociedad valenciana que más debe al fisco, con un total de 46,37 millones de euros.

- José Roca (CEC)
A pesar de su dilatadísima trayectoria, el empresario de la construcción difícilmente recordará un año peor que este 2015. Los mayores quebraderos de cabeza le han venido por su faceta de representante del empresariado castellonense como presidente de la CEC, cargo que ha renovado este año y que ha ocupado nada menos que los últimos 28. La gestión de José Roca al frente de la patronal está bajo sospecha a raíz de la investigación abierta en un juzgado de Nules por supuesto fraude en la administración del dinero público para formación Roca y otros dirigentes de la patronal están imputados en esta causa aún abierta. Por si fuera poco, el Banco de España le ha impuesto una multa de 60.000 euros por su responsabilidad en el incumplimiento de los requisitos de solvencia de la SGR, de la que fue presidente.

- Cristóbal Badenes (Taulell)
TAU Cerámica, la histórica azulejera castellonense presidida por Cristóbal Badenes, vivió en 2015 su año más negro. Tras fracasar su negociación con el fondo Tensile, que anterior mente adquirió la también azulejera Keraben para reflotarla, Taulell -la matriz de TAU- se vio abocada al concurso de acreedores tras tensas negociaciones con sus acreedores, a quienes acusa de haberla dejado caer por descartar “sin motivo aparente” su plan de viabilidad. Ahora, según la administración concursal, sus únicas opciones de futuro siguen pasando por la eventual venta de la unidad productiva, que registra su nivel más bajo de plantilla con apenas 150 trabajadores. En el pasado aglutinó a alrededor de 1.200 empleados.

- Felipe Almenar (Cyes)
La histórica constructora valenciana Cyes, que entró en concurso de acreedores en 2014, prosiguió en su declive el año pasado al vender a la también constructora Rover Alcisa su división estrella: la de obra portuaria, de la que conserva un 30%. Pese a la inyección de liquidez de la operación, la firma presidida por Felipe Almenar afronta ahora su situación de insolvencia sin la otrora joya de su corona, al tiempo que ha visto caer también en concurso de acreedores a las firmas inmobiliarias vinculadas a la matriz. Para colmo, la sociedad cerró al año apareciendo en la lista de morosos publicada por la Agencia Tributaria, que le atribuye una deuda de más de 6 millones de euros.

- José María Suescun (Corporación Dermoestética)
En los primeros días de 2015, José María Suescun -fundador, presidente y máximo accionista de Corporación Dermoestética-, anunció lo que era un secreto a voces: cerraba la totalidad de las clínicas de la otrora cotizada local -con los consiguientes despidos- en lo que era el inicio de la liquidación de la otrora cotizada valenciana. La historia bursátil de Dermoestética da para un libro por los despropósitos cometidos, cuyos accionistas vieron como el último precio en el parqué era un 96% inferior al de su estreno en julio de 2005.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email