X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los aspirantes dejan nulos resquicios a la negociación

Puig y García se enfrentan por el liderazgo del PSPV con diferencias irreconciliables

El actual secretario general identifica su continuidad con la estabilidad del Consell y el alcalde de Burjassot desliza que llegará hasta el final

FOTOGALERÍA XIMO PUIG
FOTOGALERÍA RAFA GARCÍA

20/06/2017 - 

VALÈNCIA. La presentación de los dos aspirantes a liderar el PSPV dejó este lunes una sensación de confrontación irreconciliable entre los dos sectores principales del socialismo valenciano: por un lado, los seguidores del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que aspira a ser reelegido como secretario general, y por otro, el sector vinculado a Pedro Sánchez de donde ha emergido el alcalde de Burjassot, Rafa García, con el apoyo del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y de varias plataformas de militantes surgidas en el proceso de primarias federal.

Así, y pese a que desde el sector próximo a Puig algunos dirigentes esperaban el paso adelante como una medida de presión para una posterior negociación, la puesta en escena y el propio discurso de García parece dirigido a llegar hasta el final del proceso. En este sentido, encontrar un punto de encuentro es complicado dado que el eje argumental del citado aspirante es contundente en la necesidad de que el jefe del Consell se concentre en la gestión y se aparte del liderazgo del partido. Sin embargo, Puig no está dispuesto a renunciar a repetir en su cargo orgánico por lo que se hace prácticamente imposible una negociación dado que la premisa es que el presidente de la Generalitat se aparte y éste no está dispuesto a hacerlo.

Sobre esto, desde el entorno de Puig se asegura que el sector opositor no ha planteado un acuerdo más allá de su salida como secretario general. Otras fuentes comentan que sí se han deslizado ofertas por algunos canales comprometiéndose a ceder el 30% de la Ejecutiva o incluso introduciendo en la negociación las direcciones provinciales. Más allá de estas supuestas ofertas, la realidad es que en un congreso de estas características se hace más complicada si cabe la negociación cuando en el cónclave en sí el premio gordo es la Secretaría General y el otro principal gran puesto de interés es el área de Organización. Dos lugares privilegiados que Puig no prevé regalar.

Rafa García durante su intervención ante los militantes este lunes. Foto: ESTRELLA JOVER

Respecto a la presentación de los aspirantes, la rueda de prensa celebrada por García estuvo oportunamente convocada junto a un acto con militantes de nutrida presencia que evidenció la seriedad del plan elaborado para desbancar a Puig del liderazgo. Es decir, que si la candidatura del alcalde de Burjassot fuera un farol para negociar posteriormente, es un farol muy creíble. 

En cuanto a sus palabras, el aspirante insistió en que su candidatura no intenta "debilitar" a Puig, sino "fortalecer al partido y consolidar el trabajo que se hace desde el Consell y no dejar que el partido quede dormido". En esta línea, García subrayó que su aspiración tiene como objetivo "hacer más partido" y evitar que "cuatro estén tomando las decisiones importantes" en el seno de la formación. 

Además, el alcalde de Burjassot, quien negó que su candidatura fuera teledirigida por Pedro Sánchez o José Luis Ábalos, pese a que precisamente en su municipio fue donde se organizó el acto valenciano más potente de la campaña del madrileño, se mostró proclive a buscar acuerdos con Puig, pero repreguntado por si dentro de la negociación podría incluirse su continuidad como secretario general, su respuesta fue: "No". De hecho, no profundizó en motivos ideológicos más allá del respaldo que Puig profesó a Susana Díaz en las primarias.

En lo que se refiere a la asistencia, y si bien el propio García insistió en que este proceso "no es una cuestión de caras puesto que un militante equivale a un voto", destacó la presencia de la diputada y mano derecha de Ábalos, Mercedes Caballero, el exalcalde de Elche Alejandro Soler y su lugarteniente Francis Rubio, los diputados provinciales Isabel García y Pepe Ruiz, la secretaria para la Violencia de Género del PSOE, Susana Ros, y los alcaldes de Albal, El Puig, Albuixech y Alboraya, entre otros referentes locales como Michel Montaner o Voro Soler.

Puig: "No puede separarse lo orgánico de lo institucional"

Horas antes del acto de García, Puig elegía el Jardí del Botànic -curiosamente, su rival se presentó en Blanquerías- para anunciar su candidatura a la reelección. Un gesto simbólico para identificar la institución con el partido en este proceso puesto que en ese mismo escenario se selló el pacto de gobierno que permitió a los socialistas regresar a la Generalitat.

Ximo Puig en un momento de su discurso. Foto: KIKE TABERNER

En su intervención, Puig mostró su "respeto" por la candidatura de García aunque admitió que le costaba pensar que haya "motivos suficientes" para plantear una alternativa y, en esta línea, defendió que Sánchez pudiera ser secretario general del partido y presidente del Gobierno en el futuro. No obstante, el actual líder del PSPV, quien utilizó un tono más pausado que el día anterior para referirse al proceso, aseguró que los militantes tienen derecho a decidir y describió las primarias como "una oportunidad de explicar lo que estamos haciendo en la Generalitat" y "reforzar" el socialismo valenciano.

El líder del PSPV, quien se comprometió a una "renovación" en la dirección del partido si vence, consideró que es un error "separar la realidad orgánica de la institucional", y recordó que cuando tomó el mando del partido hace cinco años el partido estaba "dividido" y "en la oposición". "Solo pensaba en las familias orgánicas y ahora piensa en las valencianas", concluyó.

Puig estuvo arropado en el acto por la consellera de Sanidad, Carmen Montón, el síndic del grupo socialista en Les Corts, Manolo Mata, el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, el portavoz en la Diputación de Alicante, José Chulvi, el alcalde de Torrent, Jesús Ros, el secretario general de la provincia de Castellón, Francesc Colomer, el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, la portavoz en el Ayuntamiento de València, Sandra Gómez, y el alcalde de Requena, Mario Sánchez, además de concejales como Rosa María Ferrer (Pego), Xelo Angulo (Xàtiva), Vanessa Moltó (Alcoi), Mireia Gimeno (Rafelbunyol), Carles Arqués (plataforma de Patxi López) y Susi Segura (plataforma de Novelda).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email