X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

14/10/2016

Radiografía de un cocinero: tras la barra con Tono Pastor

Conversaciones

Un cocinero es cocinero, pero también persona. Arrancamos esta serie de charlas con uno de los artífices de esta (nueva) Valencia gastronómica que tanto nos ilusiona: Tono Pastor de Bouet

Por | 14/10/2016

Queremos saber. Queremos saber qué hay detrás de la cocina de nuestros chefs, sumilleres y profesionales de la sala; pero también qué les mueve. Qué les emociona, qué esperan del futuro y a qué dedican su tiempo libre

Por eso este formato de entrevista disfrazado de diálogo de bar, diez preguntas al cuello, sin mucha planificación ni ensayo. Es más: no hay plan. Esta primera charla, con Tono Pastor de Bouet, surgió frente a la barra de los hermanos Rausell —aquel domingo tontorrón. Y no se cortó un pelo...

Bouet, cuándo.

Bouet, de regalo de Navidad.

Bouet, qué será.

Los banquetes de Platón. Disfrutar socializando, como dede ser. Que la música, la gastronomía, la arquitectura, el arte y la buena gente nos haga sentir multiorgásmicos. En cuanto a novedades: habrá una barra con una propuesta más informal, otro formato. No se necesitará reserva y los comensales se sentarán frente a la coctelería y el cuarto frío. Un espacio abierto.

Cesar & Tono. Para mí, ese matrimonio es la clave de todo. El Ying y el Yang. ¿Lo es?

Sin duda, tenemos más de ganar juntos que separados.

Eres un poco (esta es mi opinión) la punta de lanza de una generación que viene. Tono, Luis Valls, Iago, Patxi, Junior... Y sin embargo, quizá seas el menos obsesionado con la cocina de todos ellos...

Antes que Tono cocinero, va Tono insaciable de otras experiencias que posiblemente acebe plasmando en la cocina. Siempre fui inquieto.

Lo tuyo con la arquitectura... ¿desde cuándo este amor?

He tenido la suerte de viajar, creo que me falta Groenlandia, jejeje. Siempre que viajo visito obras icónicas, me gusta leer los edificios, entender al ser humano desde la arquitectura. De pequeño construía casas con cartón y chapa de madera, y luego las regalaba...

Tres restaurantes en Valencia.

Ricard Camarena gastronómico, Askua y Nozomi.

Tres restaurantes en España.

Mina en Bilbao y Elkano en Guetaria (te falta uno, bribón).

Creo que te gusta tanto vivir como cocinar. O quizá hasta más...

Cocinar posiblemente sea un de los actos de amor más sinceros. Uno debe ser feliz, sentirse vivo, tener estímulos y cubrir ciertas necesidades que permitan aflorar la personalidad necesaria para expresarse. Se trata de dominar los balances. Nunca vivir para cocinar. Sí a vivir para expresarnos, hagamos lo que hagamos.

Hablemos de lo mío con el curry... ¿qué sorpresas nos tienes preparadas con el mejor plato del planeta? (lo siento, paella).

En Bangkok comiendo un arroz frito junto a César y Adri (mi otro yo) bromeamos con hacer una paella de pato al wok; así que tendrás paella... En cuanto al curry: en breve tendrás un curry para ti, el 'Curry Terrés'... ¡Complejo, sutil y directo!

¿Por qué amas Valencia?

Amo Valencia porque me permite vivir tranquilamente. Tengo espacio de calidad, una vida de paseos soleados y bicicleta. Y una estación de Ave cercana...

Al cuello, Tono: La mejor paella, las mejores bravas y la mejor ensaladilla de Valencia. Sin coger prisioneros, venga...

Sin ser verdades universales; paella me gusta la de bacalao y coliflor de Mas Blayet, las bravas del Rausell y la ensaladilla thai de Canalla.

...

Diez preguntas sin orden ni concierto; un diálogo bebop entre los platos y las copas del Bar Rausell. Más que una entrevista (no lo era) una jam session gastronómica, por eso acabamos hablando de música y de un viaje a Bangkok. De Barcelona y de La Bauhaus; de la vida (al fin y al cabo) que es bastante más importante que la cocina.

Comenta este artículo en
next