X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los candidatos de puig se preguntan por qué deben avergonzarse por estar en la generalitat

Rafa García pide que los altos cargos del Consell no se posicionen en las primarias del PSPV

8/07/2017 - 

VALÈNCIA. La batalla interna del socialismo valenciano revela que no son lo mismo las primarias estatales que las autonómicas. Con el riesgo de que el primer gobierno de izquierdas después de 20 años de hegemonía del PP se vea erosionado, la mayoría de los altos cargos de la Generalitat Valenciana han hecho piña con el president Ximo Puig frente a su rival por la secretaría general, el alcalde de Burjassot, Rafa García. Tanto, que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, que había apoyado a Pedro Sánchez pero en el proceso federal de primarias se mantuvo de perfil, se ha posicionado a favor de Puig. Fue el primer golpe moral del president a su adversario.

Ante el despliegue de apoyos de diferentes familias y cargos relevantes de la Generalitat Valenciana, García quiere amortiguar ese primer triunfo moral. Y para ello, apuesta por dejar al margen de la competición a todo alto cargo  de la administración valenciana perteneciente al PSPV. Es decir, que tanto los consellers, los secretarios autonómicos y los directores generales no realicen ninguna manifestación pública a favor de los dos candidatos. 

Así, el representante de la candidatura de Rafa García a la Secretaría General del PSPV, Salvador Soler, solicitó este viernes que se pida a los altos cargos del Consell "una clara diferenciación entre la gestión de sus respectivas áreas de responsabilidad autonómica y el proceso interno" del partido para garantizar la imparcialidad del proceso de primarias. Una queja que trasladó al Comité de Garantías y el Comité Organizador del Congreso con la intención de que se haga efectiva durante toda la campaña electoral entre los dos candidatos. 

Las primarias del PSPV comenzaron oficialmente este jueves con García acusando a Blanquerías de presionar a los militantes para conseguir avales y Puig replicando con la propuesta de un código ético para evitar el juego sucio durante el proceso interno. Lo hizo después de que algunos simpatizantes de Rafa García publicaran un repertorio de tuits bajo el hashtag #15RazonesParaNoVotarAXimo. Entre algunos de los mensajes llegaron a calificar al actual secretario general del PSPV de "corrupto". 

La queja de García de este viernes, sin embargo, soliviantó a los altos cargos, que se preguntaron por qué debían apartarse o "avergonzar" de formar parte de la administración valenciana. Y más cuando los socialistas gobiernan después de dos décadas esperando una mayoría progresista. No obstante, la última palabra en este asunto, la tendrá ahora el Comité de Garantías que preside Rafa Rubio, que deberá dirimir si un primer, segundo o tercer escalón puede o no hacer campaña como cualquier militante de base.

De esta manera, la propuesta del candidato preferido por Ferraz también fue cuestionada porque las distinciones que establecía. De hecho, no se hizo mención alguna a que pudieran tomar partido públicamente en el proceso interno los altos cargos de la Diputación de València o los diferentes alcaldes. La tensión en la carrera por liderar a los socialistas valencianos se multiplica por momentos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email